erupción en la palma

“Esto es solo el principio”: los científicos no descartan que la lava llegue al mar por nuevas zonas

Insisten en que la incertidumbre es máxima y todo puede cambiar, porque este volcán ya ha demostrado que "tiene muchas caras"

El magma joven que salía de las profundidades del Cumbre Vieja ha llegado al mar. Solo ha necesitado dos días para deslizarse por la ladera del volcán hasta caer por un acantilado de unos 100 metros de altura en el entorno de la playa de Los Guirres. La lava, a más de 1000ºC, en su contacto con el agua del mar ha formado una nube negra tóxica, mientras deja, poco a poco, un depósito de lava que en solo 45 minutos ya alcanzaba los 50 metros de altura. Los expertos alertan: “Esto es sólo el principio”.

El depósito de lava que se está formando y que tiene ya más de 500 metros de ancho seguirá creciendo mientras la lava siga brotando del volcán y siga el camino que ya ha abierto esta colada de lava hawaiana. En su travesía hacia el mar seguirá modificando el terreno y creará lo que en Canarias se conoce como malpaís, un terreno escarpado e intransitable.

Como comenta Rosa Mateos, geóloga del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), “solo llevamos 10 días de erupción” y “aún nos queda mucha erupción por delante”. Días en los que todo puede cambiar: tanto la superficie del terreno como el edificio volcánico que la lava puede ir creando en el fondo marino a medida que el volcán siga alimentando las coladas. La experta insiste en que la incertidumbre es máxima y todo puede cambiar, porque este volcán ya ha demostrado que “tiene muchas caras”.

“La isla de La Palma está creciendo, lo estamos constatando”, aseguraba Eugenio Fraile, jefe de expedición en el Ramón Margalef, en declaraciones a TVE. Desde el buque pudieron realizar una batimetría de altísima resolución y consiguieron registrar el momento cero. Esto quiere decir que, una vez que transcurra este episodio volcánico, realizarán otra nueva reconstrucción del fondo para determinar cuánto ha crecido la isla.

Según ha informado el Instituto Español de Oceanografía, se está formando un delta de lava que “poco a poco va ganando terreno al mar”. Esta formación se origina después de que la lava se solidifica al entrar en contacto con el agua. Lo que ocurre es que se enfría y se rompe en fragmentos que se van depositando en el fondo marino y que van formando, como ocurre en la superficie de la isla, un terreno no uniforme.

Puedes leer esta noticia completa en El Español.

TE PUEDE INTERESAR