erupción en la palma

La fase explosiva llega a un punto extremo y se teme por la estructura

Hoy se intensificará la vigilancia de las señales sísmicas, que marcarán la hoja de ruta de las próximas horas
Imagen aérea, ayer, del discurrir de la nueva colada por encima de las áreas que ya se han visto afectadas anteriormente por la materia caliente. 1-1-2

El “desmoronamiento parcial del cono eruptivo” del volcán de Cumbre Vieja es una opción que ya está sobre la mesa de los expertos, si bien se trata del “peor de los escenarios”. Así lo declaró ayer María José Blanco, directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, en una comparecencia a última hora de la tarde, toda vez que, desde el mediodía, se venía registrando una mayor señal sísmica, es decir, vibración de la tierra. Unos movimientos que eran perceptibles en el Valle de Aridane, con fuertes golpes en puertas y ventanas, y que desembocaron en dos nuevos centros de emisión de lava que hicieron temer a los miembros del Comité Científico del Pevolca por la integridad de la estructura de la que emergió la materia caliente por primera vez el pasado domingo.


Los otros peligros a los que se enfrentaría la población debido a la aparición de estas bocas son “las coladas de lava” que podrían discurrir o un “mayor alcance de fragmentos balísticos y densa ceniza”, de ahí que se decidiera en un inicio, alrededor de las 15.00 horas, transmitir a los residentes de los barrios pasenses de Tacande de Arriba, Tacande de Abajo y Tajuya que debían confinarse. Las concentraciones de gases y ceniza comenzaban a generar preocupación, pero el hecho de que pudiera verse comprometido el edificio volcánico hizo que se optara por ordenar la evacuación con carácter preventivo de los vecinos minutos después. Así, en la vía LP-3 o carretera de La Cumbre, a la altura de El Paso, quedó restringido el tráfico, redirigiendo el mismo por Las Cuestas, y se prevé que continúe durante varios días bajo una regulación especial de las autoridades.


En una rueda de prensa que tuvo lugar a las 20.00 horas en el Palacio Salazar de Santa Cruz de La Palma, y en la que también participó el director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuente, Blanco señaló que a las 13.00 horas “se han producido unos aumentos de la señal sísmica que ni siquiera se alcanzaron la noche del 21 al 22”, cuando se entró en una fase más explosiva. Ayer “se produjo la rotura del cono principal”, en el marco de “unos episodios más violentos que los que hemos tenido en los últimos días”, y se registraron altos niveles de “emisión de partículas, que podrían alcanzar lugares más lejanos”. Es por ello que se procedió al desalojo de las referidas zonas, donde ya eran perceptibles, según describió, “ondas de presión” en los cristales de las casas. De hecho, circularon por redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea vídeos en los que se recogían las ondas expansivas que traía consigo cada sacudida del volcán.


“Al constatar la aparición de dos bocas en el sector noreste que emitían lava con mucha fluidez, pudiendo abrir una fractura que uniera estos dos centros”, se convocó de urgencia al Comité Científico, aseguró María José Blanco, para luego concretar que las coladas se están desplazando a mayor velocidad porque lo hacen “encima de la lava que se ha liberado con anterioridad”. Con respecto a la explicación de este cambio de escenario, dijo que “el sistema está presurizado y ha tenido una sobrepresurización, por eso se han vivido unas explosiones muy fuertes”. Además, avanzó que durante la noche se intensificaría la vigilancia por parte de los técnicos, a fin de determinar si la relativa disminución de la actividad a la hora de su comparecencia era un “impás” o se mantenía, para lo cual deberá transcurrir un plazo aproximado de 24 horas desde entonces.

FENÓMENO DINÁMICO


Por su parte, Miguel Ángel Morcuende afirmó que se ha tenido que buscar recursos alojativos para 150 personas evacuadas de Tacande y Tajuya, de las aproximadamente 350 que abandonaron sus hogares en ambas zonas. Las restantes, aclaró, se han podido reubicar en casas de familiares y amigos. E incidió en la necesidad de los desalojos frente a la idea primigenia de los confinamientos, puesto que “estas áreas geográficas serían las que sufrirían más” la irrupción de “piroclastos de un tamaño regular que pueden hacer daño”. Una tesis que cobró fuerza cuando “el pico de intensidad del volcán experimentó una fuerte subida”. “Eso nos puso en una situación de alerta importante”, confesó.


Sobre la naturaleza del suceso, que nada tiene que ver con los que son gestionados con cierta frecuencia las administraciones, como los incendios, contra los cuales se realizan campañas de prevención todos los años y existe un amplio recorrido, el director técnico del Pevolca explicó que la erupción “es un fenómeno dinámico y nos tenemos que adaptar pensando en la seguridad de las personas” a media que va variando el escenario. Y lanzó un mensaje a la ciudadanía: “Tenemos que seguir atentos a las comunicaciones de las administraciones públicas en todo momento”, ya que son muchos los bulos que circulan haciendo referencia a situaciones que nunca han tenido lugar o especulando sobre lo que puede suceder.

TRÁFICO RODADO


Vistas las dificultades en la principal arteria viaria de la Isla, la Consejería de Infraestructuras del Cabildo, que dirige Borja Perdomo, comunicó ayer por la noche cuáles serían los cambios que se efectuarían para garantizar la movilidad, sobre todo, entre las vertientes este y oeste de La Palma. Así, a la LP-3 y la LP-2, “en el tramo comprendido entre la rotonda de Padrón y la de Maderas la Rueda, solo podrán acceder a la zona los vecinos, trabajadores que desempeñen sus funciones en las zonas, vehículos de emergencia y vehículos autorizados”, de acuerdo con la información que hizo pública el departamento insular, que detalló que los empleados de empresas que se sitúen en esas áreas o sus vecinos “deberán presentar una acreditación de residencia o una autorización”.

ENTRE ISLAS


No solo los desplazamientos por tierra se han visto afectados por la erupción del Cumbre Vieja y la densa ceniza que está emanando de sus centros de emisión. También ha sido el tráfico aéreo, que sigue en código rojo y ha obligado a Binter, compañía líder en el sector, a cancelar temporalmente todos sus vuelos con los aeropuertos de La Palma, La Gomera y Tenerife Sur, si bien el Tenerife Norte-Ciudad de La Laguna continuará operando con normalidad. Canaryfly, por su parte, suspendió las operaciones que tenía programadas con la Isla Bonita. Es más, el cierre del espacio aéreo en la ínsula ha motivado que se aplace la visita de la ministra de Sanidad y Servicios Sociales, Carolina Darias, que iba a participar en la reunión que hoy celebrará el Comité Técnico del Pevolca y acudiría al acuartelamiento militar de El Fuerte, en Breña Baja, del mismo modo que a las nuevas instalaciones del Servicio de Urgencias del Hospital General, para luego ver los dispositivos de seguridad y emergencias habilitados en Los Llanos de Aridane y El Paso.


En lo referente a vía marítima, Fred Olsen informó de que incrementa su conexión La Palma-Tenerife con un trayecto adicional de ida y vuelta al día con un barco que zarpará hoy a las 11.00 horas desde la capital palmera al puerto de Los Cristianos, regresando a las 14.00.

TE RECOMENDAMOS