Erupción en la palma

Sanidad pide precaución: efectos de la exposición de personas sanas a los gases y cenizas

La Dirección General de Salud Pública de Canarias recomienda a la población palmera que se abstenga de realizar actividades lúdicas y deportivas al aire libre

Erupción en La Palma. | EUROPA PRESS

La Dirección General de Salud Pública de Canarias ha pedido a la población palmera que se abstenga de realizar actividades lúdicas y deportivas al aire libre para evitar la exposición a emanaciones volcánica, como las que se están registrando en la erupción activa en La Palma.

La exposición de personas sanas a los gases y cenizas emitidos por la erupción volcánica puede producir efectos respiratorios y oculares, y sobre la piel si no está cubierta, según ha informado la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias.

Por ello, Sanidad recuerda que la estancia y el baño en playas y piscinas entraña un riesgo añadido, al permanecer con el cuerpo descubierto y sin mascarilla, por lo que no es recomendable ir a la playa o a la piscina en las actuales circunstancias.

De igual modo, expone a la población la necesidad de tomar las medidas de protección de la salud frente a la exposición de emanaciones a las volcánicas y mientras persista esta situación se debe limitar la estancia de las personas al aire libre a lo estrictamente imprescindible.

Las personas que deban permanecer en una zona de exposición a las cenizas durante el proceso eruptivo del volcán, deben adoptar las medidas de protección individual: mascarilla FFP2, gafas de protección y la piel totalmente cubierta con camisa de manga larga, pantalón y gorra.

Finalmente, los niños, mujeres gestantes, ancianos y personas con enfermedad pulmonar o cardíaca son las de mayor riesgo y las que deben extremar el cumplimiento de las medidas de protección de su salud.