erupción en la palma

Agilizarán plazos para reordenar suelo cuando acabe la erupción

El presidente de Canarias garantiza que su Ejecutivo y el resto de administraciones “haremos lo humanamente posible, casi lo imposible”, para paliar los daños del volcán
Una colada del volcán amenaza con arrasar el barrio de La Laguna. MediaRook
Imagen de recurso de una colada del volcán. MediaRook

El presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Zapata, se comprometió ayer a agilizar, en coordinación con el Gobierno de Canarias y los ayuntamientos de Los Llanos, El Paso y Tazacorte, los plazos para habilitar y reordenar suelo para viviendas para los afectados cuando termine la emergencia volcánica.
Zapata hizo este anuncio a la conclusión de una reunión a la que también asistieron el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres; el consejero de Planificación Territorial, José Antonio Valbuena; su homólogo en el Cabildo, Gonzalo Pascual, y los alcaldes y técnicos de los tres municipios afectados.


“Tenemos que trabajar unidos desde ya para adelantar todo el trabajo previo de planificación, de forma que cuando la naturaleza nos lo permita no se pierda ni un minuto en dar respuesta a las personas que han perdido sus viviendas, especialmente, así como para recuperar las infraestructuras públicas que también se han visto afectadas”, dijo Zapata.


Para el presidente de Canarias, la coordinación entre administraciones está siendo esencial para dar una respuesta habitacional de emergencia a las personas damnificadas.


Torres expuso que el Gobierno de Canarias actuó desde el principio con el realojo de familias enteras en hoteles, instalaciones en las que hay 369 personas en estos momentos. Además, indicó que se están adquiriendo más viviendas en La Palma y señaló que, “sin que haya acabado la emergencia, con esta reunión hemos dado un paso importante” con el Cabildo y los ayuntamientos para saber qué suelo hay disponible para más vivienda.


Por otra parte, el presidente canario garantizó ayer que su Ejecutivo y el resto de administraciones harán “lo humanamente posible, casi lo imposible”, para paliar los daños provocados por la erupción del volcán de La Palma.


Tras asistir a la reunión del comité de dirección del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca), Torres subrayó que no hay síntomas que anuncien que la erupción vaya a finalizar. “Ni estamos cerca del final ni sabemos la rudeza, la crudeza y el daño que provoque… no podemos decir si entrará o no en el casco de La Laguna”, ya sea total o parcialmente o si pasa de largo, afirmó.


Por la mañana, estuvo en la oficina de atención a los afectados en Los Llanos y tuvo la ocasión de conversar con personas que perdieron sus propiedades la pasada noche, constatando una vez más “la entereza” de la sociedad palmera.


Torres también se reunió con las patronales plataneras de la Isla, como Asprocan, que pidieron una “respuesta rápida de ingresos de las ayudas”.

TE RECOMENDAMOS