Erupción en la palma

Barajan casas prefabricadas como alojamiento provisional para los palmeros afectados

El consejo de administración de Viviendas Sociales de Canarias (Visocan) aprobará mañana la compra de un primer paquete de 18 pisos

Dañadas 981 edificaciones por el volcán en La Palma. Fran Pallero
Dañadas 981 edificaciones por el volcán en La Palma. Fran Pallero

El Gobierno de Canarias baraja como solución habitacional provisional para los afectados por el volcán de La Palma la construcción de casas prefabricadas en los municipios más afectados, Los Llanos de Aridane, El Paso y Tazacorte.

Estas casas prefabricadas, cuya construcción tardaría apenas unos 18 o 20 días, serían una medida adicional a los pisos que el ejecutivo canario está buscando en la isla para adquirirlos y cederlos a los damnificados antes de ofrecerles una solución definitiva.

El consejo de administración de Viviendas Sociales de Canarias (Visocan) aprobará mañana la compra de un primer paquete de 18 pisos, que serán acondicionados y podrían ser habitados en un plazo de una semana o diez días.

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, Sebastián Franquis, ha avanzado que en las próximas semanas se comprará un segundo lote de 45 pisos, y así hasta llegar a los 107 a lo largo de octubre, y hasta poco más de 200 hasta final de año.

Franquis ha indicado que la idea es que los pisos estén ubicados en los tres municipios más afectados, al menos los 18 primeros lo están, si bien de esa cifra global de 200 los habrá en otras partes de la isla.

En cuanto a las casas prefabricadas, ha indicado que serían de carácter provisional, pese a que sean “de buena calidad”, y que más adelante quedarían a disposición de los ayuntamientos para, por ejemplo, alojar a familias desahuciadas.

Su construcción dependerá de que en esos municipios haya suelo urbanizable. En aquellos donde lo haya, el Gobierno de Canarias está “en condiciones” de contratar ya la construcción de esas viviendas prefabricadas.

Al respecto, la alcaldesa de Los Llanos, Noelia García, ha puntado que de forma mayoritaria los afectados quieren seguir viviendo en el municipio, aunque entienden que “quizá de forma temporal tengan que ir a otro sitio”, pero aspiran a “compartir un espacio comunitario con sus vecinos”.

Al margen de las gestiones del Gobierno de Canarias, García ha anotado que el Ayuntamiento de Los Llanos está analizando diferentes bolsas de suelo próximas a Todoque, Las Manchas y en el entorno del casco urbano de Los Llanos, para ver si es posible que los afectados tengan “una solución a largo plazo” y que no haya “desarraigo”.

El consejero de Vivienda cree que entre los pisos y las casas prefabricadas bastaría para dar una solución habitacional urgente a los afectados por el volcán, en base a la información aportada por el catastro, que cuantifica en unas 600 las viviendas destruidas o afectadas por la lava.

Franquis ha indicado que su departamento trabaja con la cifra de 589.

El consejero ha hecho estas declaraciones tras firmar con los alcaldes del Valle de Aridane y el Cabildo de La Palma un convenio para canalizar la atención social de los afectados, para analizar cada caso de forma individualizada y ofrecerles una asistencia a medida.

Un total de 15 trabajadores sociales atenderán en la oficina de atención ciudadana de Los Llanos a los afectados, o bien se desplazarán al hotel donde algunos se hospedan, e incluso a las casas de amigos o familiares que los han acogido.

Esas entrevistas servirán para conocer la situación particular de cada afectado, como por ejemplo si su vivienda tenía seguro, si estaba escriturada, si resultó parcial o completamente afectada, y además se sondearán sus expectativas de vida.

Este trabajo técnico, ha subrayado Franquis, marcará la hoja de ruta de soluciones futuras y el objetivo final es que cada familia tenga una vivienda “de forma definitiva”. “No habrá dificultad” en cuanto a la asignación de recursos, ha proclamado.

También ha dicho: “que nadie tenga duda. Tardará un poco más o menos, pero cada familia tendrá una vivienda definitiva”.

La consejera de Acción Social del Cabildo de La Palma, Nieves Hernández, ha afirmado que “todos los vecinos tienen que saber que no los dejaremos solos y estaremos con ellos hasta que tengan un hogar”.