La Laguna

El Cuadrilátero de La Laguna será declarado “zona de riesgo por salud pública”

La medida se acuerda en una reunión urgente entre las diferentes administraciones tras los recientes graves incidentes, y permitirá a la Policía establecer controles de acceso y requisar bebidas alcohólicas para evitar los botellones y peleas multitudinarias

El alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez, ya ha solicitado a la Delegación del Gobierno más presencia policial para controlar los macrobotellones en la zona del Cuadrilátero.

El alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez, anunció ayer que el Gobierno de Canarias “va a decretar la zona del Cuadrilátero y su entorno como área de riesgo por salud pública”, lo que facilitará “muchísimo” que los efectivos, tanto de la Policía Local como de la Policía Nacional, en las calles colindantes y adyacentes al Cuadrilátero, “puedan requisar toda sustancia alcohólica y dispositivo de sonido, para que no se produzcan los problemas que estamos teniendo de ruidos y aglomeraciones” en los macrobotellones que están teniendo lugar en esta zona de ocio nocturno de La Laguna en los últimos fines de semana.


Así, este decreto facilitará la labor a la Policía Local y la Policía Nacional a la hora de establecer controles de acceso, seguridad y requisar bebidas alcohólicas.


Esta fue una de las medidas acordadas en la reunión de ayer entre diferentes administraciones con el fin de establecer nuevas medidas de seguridad y control en esta zona de ocio nocturno de La Laguna.


Un encuentro en el que participaron el alcalde, el subdelegado del Gobierno, Javier Plata; la directora general de Protección a la Infancia y la Familia del Gobierno de Canarias, Iratxe Serrano; el director insular de Movilidad de Cabildo de Tenerife, José Alberto León, y el representante del Servicio Canario de la Salud Álvaro Torres Plana; así como los mandos de la Policía Nacional y la Policía Local, y los concejales laguneros de Bienestar Social, Seguridad Ciudadana y Comercio.


El operativo se pondrá en marcha este mismo fin de semana. En concreto, desde las 20.00 horas de hoy. “Vamos a limitar el acceso con una serie de filtros en las calles adyacentes al Cuadrilátero. La idea es, en esos controles de acceso, requisar las botellas de alcohol y equipos de sonido”, explicó el alcalde.


Además, se va a “aumentar la coordinación entre los diferentes cuerpos de la Policía Local y la Policía Nacional” para “tener mayor dispositivo de agentes”, no solo presentes en el Cuadrilátero, sino también “en otras zonas que tenemos detectadas donde se están llevando a cabo botellones previos”, añadió.


Asimismo, los parques y las zonas de esparcimientos del entorno del Cuadrilátero también serán cerradas, “para que no se produzcan reuniones de estos jóvenes que están haciendo botellón”.


También se ha pedido la colaboración de la Policía Canaria con el objetivo de “tener más efectivos en las paradas del tranvía que están cerca del Intercambiador y de la avenida Trinidad”, ya que se ha detectado que hay jóvenes que suben con alcohol hacia el casco. Hoy tendrá lugar una nueva reunión, de carácter técnico, para coordinar el operativo.


Por otra parte, el alcalde hizo un “llamamiento a los padres y madres de estos jóvenes que tenemos detectados en nuestro municipio, de entre 15 y 17 años, que están en un estado de embriaguez avanzado, y necesitamos la colaboración de todos”. “Por lo pronto, las instituciones vamos a trabajar de manera coordinada y vamos a poner fin a lo que se ha dado en estos últimos fines de semana”, enfatizó Luis Yeray Gutiérrez. Mientras, el subdelegado del Gobierno calificó de “positiva” la reunión para solucionar el problema en el Cuadrilátero, adoptándose “una serie de medidas efectivas que se van a implantar de forma inmediata”.


La directora general de Protección a la Infancia y la Familia del Gobierno añadió que se pondrán “todos los mecanismos al alcance para evitar el consumo de alcohol y reducir la presencia de menores de edad en la zona”. Aunque matizó que, “evidentemente, la responsabilidad de los menores no tutelados es de sus padres, ellos tienen que ser quienes controlen estas cuestiones. Por la parte que nos toca, de los menores tutelados, pues ahí vamos a poner, junto con el Cabildo, que es el que gestiona la red de protección, todos los mecanismos en marcha”, y apuntó que “es cierto que hay algún menor fugado y podría ser susceptible de estar en la zona el fin de semana”.