baloncesto

El Joventut se lleva la victoria del Santiago Martín ante el Lenovo Tenerife (72-79)

Los aurinegros no se sienten cómodos en ningún momento
acb Photo / A. Bouzo

El Lenovo Tenerife no pudo con el Joventut de Badalona, ante el que cayó por 72-79 ante su público. Los errores en ataque y un mal último condenaron a los de Vidorreta ante un equipo visitante que traía la lección bien aprendida.

Buena salida del Joventut de Badalona, que se apoyó en Ante Tomic para sorprender a la defensa local (3-11) Sasu Salin, anotó de tres (6-11), pero no era suficiente. Vidorreta movió rápido su banquillo, dando entrada a Marcelinho Huertas y Sergio Rodríguez .

El susto lo daría Simon Birgander, jugador del Joventut, que, tras recibir un golpe en la cara, cayó sobre el parqué, necesitando la asistencia médica. Fueron pocos minutos, pero angustiosos hasta que el sueco puedo marcharse a su banquillo por su propio pie.

Los catalanes, mientras, siguieron a lo suyo. Acierto exterior y primera renta de diez tantos a su favor (11-21). El Joventut había anotado cuatro de sus siete intentos de tres. La respuesta aurinegra llegó, con un parcial de 5-0 (16-21), pero el problema estaba en defensa, donde los verdinegros tenían cierta facilidad para anotar.

Al final del primer cuarto, las sensaciones eran peores que el resultado (21-26).

El inicio de segunda manga mantuvo la misma tónica, pero Fitipaldo anotó su primera canasta, sumándose a la lista de amenazas de los insulares. El Joventut tenía claro el guión, tratando de correr cada vez que era capaz de robar un balón (31-37).

Sin demasiados alardes, como suele hacer en muchas ocasiones, casi sin que nadie se percate de ello, el Canarias logró ponerse por delante en el marcador gracia a una canasta de un acertado Fran Guerra (38-37). El grancanario llevaba ya 11 puntos, siendo máximo anotador de los tinerfeños.

El Joventut firmó otro buen arranque tras el paso por los vestuarios pero el Canarias, en esta ocasión, reaccionó rápido (50-50). Joan Sastre fue uno de los protagonistas, llegando a los 11 puntos y asumiendo la responsabilidad en ataque que esperamos de un jugador con su calidad y experiencia.

La igualdad se mantuvo pese a que el Lenovo Tenerife tuvo algunas pequeñas rentas a favor (55-55). Los puntos llegaban a cuentagotas y, en esa guerra, los de Badalona no se sentían incómodos. La pareja Huertas-Fitipaldo solo había convertido diez puntos, un problema para el Canarias. Al final del tercer cuarto el resultado era de 62-60.

Sulejmanovic anotó un triple (65-62) que hizo respirar a una afición que empezaba a temer un final apretado. Pero los visitantes habían capturado 11 rebotes en ataque, uno de los problemas de los locales. Con 67-64 y seis minutos y medio por disputarse, el Joventut dispuso de tres tiros libres. Willis no falló, empatando el duelo nuevamente (67-67) antes de que la jugada se repitiera: esta vez los tiros libres fueron para Guillem Vives, que metió dos (67-69) antes de meter una nueva canasta de dos tras rebote ofensivo (67-71).

Vives se había convertido en amo y señor del compromiso. Se jugaba a lo que él quería, a su ritmo, y, otra vez, esta vez en suspensión, obligó a Vidorreta a llevar el duelo a un tiempo muerto a falta de poco más e cuatro minutos por jugarse (67-73).

Al Canarias no le salía nada. Una nueva pérdida volvió a servir para que los verdinegros metieran una bandeja (67-75) mientras aprovechaban no estar en bonus por faltas. La puntilla la dio Guillem Vives, con otro triple lejano (67-78) que desató la decepción en las gradas del Santiago Martín.

Quedaban dos minutos, pero todo pintaba mal mientras el público se empezaba a marchar de las gradas del pabellón de Los Majuelos.

La victoria se marchó a Badalona, tras un compromiso en el que algunas decisiones arbitrales emborronaron un duelo ya de por sí bastante gris (72-79).

TE RECOMENDAMOS