cd tenerife

El Tenerife asalta El Alcoraz con un Shashoua brillante (1-2)

El club blanquiazul rompe una dinámica de dos semanas sin sumar con un triunfo brillante ante todo un aspirante al ascenso. Corredera equilibró un partido que se le había puesto muy cuesta arriba a los suyos tras un regalo de Michel Herrero. El mediapunta inglés le dio la vuelta al marcador con un golazo y con un partido sobresaliente

Cuarta victoria en ocho jornadas disputadas. Tres triunfos lejos del Rodríguez López. Segunda alegría frente a un recién descendido de Primera y 14 puntos en el casillero. Esos son los datos de un CD Tenerife que está demostrando que esta campaña está capacitado para hacer cosas importantes. Ayer dio otro golpe sobre la mesa asaltando El Alcoraz, campo de extrema dificultad. Además ayer se sobrepuso a todas las adversidades que le fueron surgiendo. Ni la pérdida del delantero centro en el minuto 6 supuso un golpe definitivo para los blanquiazules, que comenzaron encajando, pero que lograron dar la vuelta al resultado gracias a los goles de Corredera y de Shashoua.

Lo mejor de la primera mitad fue, sin duda, el resultado que se llevó el CD Tenerife a la caseta de vestuarios. Los de Luis Miguel Ramis empatan a uno tras disputarse los primeros 45 minutos. Se adelantaron los oscenses a la media hora de juego por mediación de Joaquín, pero empató poco después con un golazo Corredera.

Los blanquiazules se vieron muy pronto con un problema encima difícil de digerir. Enric Gallego, que durante toda la semana no pudo entrenar con normalidad por culpa del esguince de tobillo que se llevó del estadio de los Juegos del Meditarráneo, fue titular de manera sorprendente y en la primera jugada se volvió a resentir de la misma molestia. Apenas estuvo seis minutos en el campo el delantero, quien en ese momento fue relevado por Rubén Díez. Esto obligó a recolocar en el campo a Elady, que pasó a la punta de ataque. Ramis se olvidó de que en el banquillo tenía a Ethyan preparado para entrar y, así, hacer un cambio hombre por hombre, pero quizás la confianza que el míster tiene en el canterano no es absoluta.

Poco después también tuvo que retirarse para ser atendido Carlos Ruiz, quien se había llevado un fuerte golpe en el rostro que le provocó una brecha. Todo esto, sumado a que Elady también se encontró indispuesto en un momento dado, hizo que el arranque de partido del Tenerife fuera bastante malo y accidentado.

Tampoco es que el Huesca fuese muy superior, pero por lo menos supo aprovechar la fragilidad de su contrincante. Primero avisó con un un gol anulado en el minuto 25 y en el 30 Joaquín aprovechó un regalo de Michel Herrero para convertir el 1-0.

Parecía en ese momento que los blanquiazules tenían todas las papeletas para llevarse un buen rapapolvo de El Alcoraz, pero reaccionaron pronto gracias a un golazo de un Corredera que estaba escondido en la banda derecha por capricho de su entrenador. Pero cuando se asomó a la meta rival, logró marcar un golazo con el que el Tenerife se va al descanso con empate a uno.

La segunda mitad arrancó con un doble cambio en las filas del Huesca. Mosquera y Florian Miguel entraron por Juan Carlos y Nwakali. Tampoco tardó en cobrar ventaja el CD Tenerife gracias al mejor jugador del partido: Sam Shashoua. El inglés es el jugador blanquiazul que más calidad tiene de la plantilla y ayer se marcó otro partidazo. Robó Aitor Sanz, que se la cede a media punta blanquiazul, quien tras regatear a su par, le de la vuelta al marcador. Brillante el británico.

Obviamente el Huesca se lanzó con ahínco en búsqueda del empate, teniendo mucho balón y colgando numerosos balones sobre el área de Soriano, que despejaba el peligro pero perdía metros y dominio del partido. Reaccionó Ramis con el cambio natural de Larrea por Míchel; arriba, Elady salió para dar entrada a Mollejo como falso ‘9’. Con el paso de los minutos ellos se fueron poniendo nerviosos y el Tenerife fue cogiendo confianza. El técnico apuntaló sus cambios con otras nuevas sustituciones. Sipsis y Sergio González entraron en el 88 para cerrar un partido que incluso pudo haber acabado con un resultado superior para el Tenerife, ya que antes de abandonar el campo José León dispuso de la sentencia.

De esta manera, los blanquiazules recuperan sensaciones tras las dos derrotas consecutivas.

TE RECOMENDAMOS