internacional

¿Hackeo a gran escala? Qué ha pasado con Facebook, WhatsApp e Instagram

A falta de confirmación oficial, todo apunta a un fallo interno a la hora de ejecutar un proceso
Logo de Facebook
Logo de Facebook
Logo de Facebook. / EUROPA PRESS (CHRISTOPHE GATEAU/DPA)

Facebook y todas sus ramificaciones posibles (WhatsApp, Facebook Messenger, Instagram u Oculus) se han ido a negro en la tarde de este lunes. Aunque en España no habían dado las 18 horas, en la sede de Facebook en Menlo Park (California, EEUU) el reloj no marcaba aún las 9 de la mañana y la jornada laboral estaba empezando. 

¿Qué ha pasado?

Durante las horas que han estado caídos los servicios Facebook no ha confirmado qué es lo que está ocurriendo. La compañía se ha limitado a explicar a través de su perfil oficial de Twitter que “somos conscientes de que algunas personas tienen problemas para acceder a nuestras aplicaciones y productos. Estamos trabajando para que todo vuelva a la normalidad lo antes posible y pedimos disculpas por cualquier inconveniente”.

Expertos en ciberseguridad apuntan a que el fallo que ha tumbado a Facebook reside un problema en un problema con los sistemas de dominio (DNS). Esto lo que permite es que los ordenadores sepan cómo llegar a los servidores del sitio web que se está buscando, en este caso Facebook. 

Sin embargo, parece que el fallo en los DNS no es la causa, sino la consecuencia. El fallo que comenzaron dando los servicios de la compañía era un HTTP 503, lo que indica que no hay un servidor disponible para la solicitud. Fue entonces cuando el CEO de Cloudfare, Dane Knecht, alertaba en Twitter que las rutas del protocolo de puerta de enlace (BGP) para Facebook habían sido retiradas. 

No es la primera vez que estos servicios se caen, pero esta vez el apagón de algunas de las redes sociales más importantes del mundo ha sido más profundo que nunca tanto en duración como en desconexión. En otras ocasiones el servicio ha vuelto a recuperar la normalidad en menos tiempo o sin perder todas las funcionalidades. Hoy sin embargo la desconexión ha sido total, a nivel global y haciendo el fallo de 2008.

El fallo que sacudió a la red hace 13 años dejó a Facebook desconectada durante todo un día, sin embargo, la plataforma no tenía la relevancia de ahora. Entonces afectó a 80 millones de usuarios, hoy son más de 3.000 millones de internautas los que no pueden mantener sus relaciones sociales online debido al apagón general.

¿Fallo o sabotaje?

Todas las miradas apuntan a un mismo lugar para tratar de conocer el origen del fallo:  dentro de Facebook. Diferentes expertos han explicado a través de sus cuentas en Twitter y Reddit de que lo más probable es que un cambio en la configuración haya bloqueado la dirección hacia Facebook.

Es algo que ha sucedido en otras ocasiones a la hora de introducir cambios en alguna de las redes sociales, pero parece que esta vez el fallo es mayor. Tras perder el BGP la solución debe provenir directamente por parte de los técnicos de los centros de datos que, con acceso físico y local a los routers tienen que volver a configurar las rutas para que todo quede como antes.

Aunque lo más probable es que trate de un error a la hora de realizar un proceso, diferentes expertos no descartan que se deba a un sabotaje por parte de algún trabajador descontento dentro de la compañía. En las últimas semanas The Wall Street Journal ha ido revelando información confidencial de la empresa en la que se revelaba información en torno a la toxicidad de Instagram para los menores o la doble vara de medir de las reglas para cuentas de celebridades.

¿Dominio a la venta?

Y por si todo esto fuera poco, el dominio de Facebook ha aparecido a la venta en Internet, minutos después de caerse las redes, lo que reforzaría la teoría de un posible hackeo a gran escala. “¿Cuánto cuesta?”, preguntó con ironía el creador de Twitter Jack Dorsey.

Puedes leer esta noticia completa en El Español.

TE RECOMENDAMOS