Erupción en La Palma

Las coladas se unen y avanzan por debajo de la Montaña de La Laguna

La colada baja, que se encuentra muy próxima al mar, al mediodía de hoy se mantenía a la misma distancia del acantilado que en el día de ayer, a unos 80 metros, ya que ha tenido un aporte mínimo por su lado más al norte

Lava y piroclastos emitidos por el volcán de Cumbre Vieja. Europa Press

El Comité Director del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico de Canarias (PEVOLCA) del Gobierno de Canarias, que dirige el consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, Julio Pérez, analizó esta mañana en su reunión diaria las evacuaciones ordenadas ayer en La Palma, así como la evolución de las coladas y los escenarios de riesgo para tomar las medidas de protección civil necesarias que garantizan la seguridad de las personas y los servicios básicos para la población.


Previamente se había reunido el Comité Científico, a cuya sesión asistieron, desde el Puesto de Mando Avanzado, la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, y la secretaria general de Investigación, Raquel Yotti, quienes, tras saludar a los y las integrantes, presenciaron los debates. Morant agradeció el trabajo que prestan en esta emergencia, y puso en valor la calidad de los mismos, aparte de asistir a buena parte de la sesión antes de embarcarse en el buque oceanográfico Ángeles Alvariño.


En este Comité de Dirección se evaluó la evacuación ordenada durante la noche pasada en los núcleos de Las Martelas, en Los Llanos de Aridane, y de Marina Alta, Marina Baja, La Condesa y Cuesta Zapata, en Tazacorte, que obligó a desalojar en torno a 50 viviendas en las que había censadas 150 personas, de las que 45 fueron acogidas en los albergues del PEVOLCA.


Tanto los residentes como a las empresas y trabajadores de estas áreas se les ha permitido acceder durante la jornada de hoy para recoger sus pertenencias y para acudir a su lugar de trabajo, bajo el control y supervisión de los efectivos de seguridad.


La cifra total de personas desalojadas a día de hoy ronda las 6.600, a las que hay que sumar los 400 turistas desalojados y trasladados a Tenerife el primer día. En estos momentos son 416 las personas albergadas en centros hoteleros. De ellas, 41 se encuentran en un hotel de Los Llanos de Aridane y 375 se hospedan en el hotel de Fuencaliente. Todas están siendo atendidas por Cruz Roja, en coordinación con los servicios sociales municipales.


En cuanto a la evolución de las coladas, el Director Técnico del PEVOLCA, Miguel Ángel Morcuende, explicó que las dos coladas que discurren por el noroeste crecieron mucho en aporte de lava durante la tarde ayer lo que obligó a la dirección del Plan a ordenar la evacuación preventiva ante la posibilidad de que la colada saltara la próxima cuenca y terminara bajando por la carretera de la costa hacia el norte, aunque esto finalmente no ocurrió.

Morcuende añadió que estas coladas ya se han unido y parecen discurrir en dirección suroeste, por debajo de la Montaña de La Laguna, pero todavía no puede descartarse que se extiendan hacia el norte debido a la topografía del terreno.

Por otra parte, la colada baja, que se encuentra muy próxima al mar, al mediodía de hoy se mantenía a la misma distancia del acantilado que en el día de ayer, a unos 80 metros, ya que ha tenido un aporte mínimo por su lado más al norte.

La portavoz del Comité Científico, María José Blanco, recordó que en el entorno de la erupción se mantienen activos cinco centros de emisión, uno de lava y los cuatro restantes de piroclastos y gases.

Respecto al nivel de sismicidad actual, Blanco advirtió de que pueden seguir produciéndose más sismos sentidos por la población. No obstante, señaló que sí se ha registrado una aparente disminución en los de mayor profundidad que hay que seguir estudiando, por lo que recordó que la población debe tomar medidas de autoprotección ante la posibilidad de que aumenten los terremotos sentidos y estar atento a las recomendaciones de las autoridades.


En cuanto a la deformación, se está registrando una tendencia a la deflación en algunas de las estaciones más lejanas a la erupción mientras que en las cercanas al volcán se mantiene estable.


Mejora de la calidad del aire


El director del PEVOLCA, Miguel Angel Morcuende, afirmó que la calidad del aire “es razonablemente buena y, en el peor de los casos, regular” debido a que no termina de irse la afección de aire sahariano. No obstante, recalcó que es obligatorio el uso de mascarillas FFP2 en las zonas afectadas para aquellas personas que tengan algún problema de salud que pueda verse agravado por esta situación y recomendable para el resto de la población con el fin de evitar problemas respiratorios.


Las condiciones aeronáuticas son favorables para todos los aeropuertos de Canarias ya que la inversión térmica llegará a unos 1.200 metros y se producirán vientos del noreste, en medianías y cumbres, y del norte en cotas altas.


Más de 800 hectáreas afectadas


Con respecto a la superficie afectada por el proceso eruptivo, Morcuende dijo que asciende a 825,23 hectáreas, 17,38 más que el dato dado ayer, y la anchura máxima entre los puntos extremos de las coladas se mantiene en 2.900 metros, aproximadamente, aunque dentro de esta extensión existen zonas que han quedado aisladas por la lava.

En lo referido a las construcciones destruidas o dañadas, según los datos facilitados por el Catastro, estas ascienden a 1.196 edificaciones, de las cuales 963 son de uso residencial, 124 agrícola, 57 industrial, 27 de ocio y hostelería, 10 de uso público y 14 de otros usos.

Ante las lluvias débiles previstas para los próximos días, que afectarán principalmente al norte y noreste de la isla, Morcuende insistió en la importancia de limpiar las cubiertas ya que las precipitaciones aumentan el peso de las cenizas, a la vez que alertó del riesgo de posibles escorrentías por la impermeabilidad de las coladas.

Por otro lado, el director del PEVOLCA hizo hincapié en la necesidad de respetar las zonas de exclusión por parte de la población ya que al no hacerlo se pone en riesgo la seguridad de las personas. En ese sentido, Morcuende afirmó que saltarse esa limitación atenta contra el primer objetivo del PEVOLCA: evitar que se produzcan víctimas.


Sobre los servicios básicos a la población, el Comité Director analizó el estado del suministro eléctrico en las zonas afectadas sin que se hayan detectado incidencias relevantes mientras que se han producido mejoras en la red de telefonía, con la ubicación de una móvil en la zona de Tajuya que ha permitido mejorar la cobertura de voz y datos de los servicios de emergencia que trabajan en la erupción del volcán. También dio cuenta de las obras de las desaladoras portátiles en Puerto Naos, que previsiblemente entrarán en funcionamiento el próximo sábado si no existen contratiempos en los próximos días.