crisis migratoria

Policías tinerfeños anticipan sus dietas para atender a las pateras

El sindicato CEP señala que los funcionarios son comisionados para desplazarse a El Hierro incluso en el mismo día, y que tienen que adelantar su alojamiento y la manutención
La presencia de mujeres ya no es novedad en las pateras y cayucos. Efe

La Confederación Española de Policía (CEP) en Santa Cruz de Tenerife ha denunciado que los agentes de la Policía Nacional provincial son comisionados para atender la acogida de migrantes llegados en cayucos y pateras a otras islas (fundamentalmente, a La Restinga, en El Hierro) incluso en el mismo día y sin que perciban con adelanto las dietas correspondientes.

Fuentes de dicho sindicato detallaron a este periódico que, básicamente, la protesta de los funcionarios radica en esas dos cuestiones. Por una parte, los miembros de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras son alertados de que tienen que viajar a El Hierro por la llegada de cayucos sin que se les provea anticipadamente de las dietas para su manutención y alojamiento, gastos que tienen que correr de su parte para poder prestar el servicio por mucho que luego se les reintegre.

La otra queja se basa en que son activados de un día para otro, si no en el mismo día, con las lógicas consecuencias que ello tiene para su conciliación familiar e incluso laboral.

Lo cierto es que, por mucho que parezca aleatoria la llegada de esos cayucos a la Isla del Meridiano, no es así, y las evidencias a este respecto son abrumadoras. Como ha venido informando este periódico, desde que en agosto de 2019 se produjo el llamado blindaje del Estrecho, el tráfico de seres humanos hacia España se ha desviado hacia la ruta canaria de pateras, donde se multiplican las llegadas. Incluso, hay una temporada del año, que es la actual, donde las calmas reinantes en esta parte del Atlántico facilitan tan peligrosas travesías.

Fuentes de la CEP detallaron a DIARIO DE AVISOS que han celebrado reuniones en la Comisaría provincial a este respecto sin que se consiga establecer un protocolo para evitar hechos como los que nos ocupan.

Otro asunto del que se queja este sindicato de la Policía Nacional es que la Brigada Local de Extranjería y Fronteras del Sur de Tenerife sigue sin contar con un vehículo propio, pese a disponer de una numerosa plantilla de 18 miembros, que se tienen que buscar la vida pidiendo a compañeros de otras unidades que les dejen los suyos.

Resta recordar que la Policía Nacional presta, junto a la Cruz Roja, un servicio impagable en la atención en primera instancia a pie de playa, así como en el combate contra las organizaciones criminales que se lucran con esta catástrofe humanitaria.

TE RECOMENDAMOS