Erupción La Palma

Visocan adquiere las primeras 18 viviendas para los afectados por el volcán de La Palma

Han sido compradas en Tazacorte, en la calle Pedro José Viña Díaz, por un importe total de 768.970 euros

Consejo de administración extraordinario de la empresa pública Visocan GOBIERNO DE CANARIAS

El consejo de administración extraordinario de la empresa pública Visocan ha aprobado este jueves la compra en la isla de La Palma de las primeras 18 viviendas con las que se empezará a atender a aquellas familias que se han quedado sin hogar debido a la erupción del volcán de Cumbre Vieja el pasado 19 de septiembre.

El primer lote de 13 viviendas se ha adquirido en el término municipal de Tazacorte, en la calle Pedro José Viña Díaz, por un importe total de 768.970 euros. La otra promoción de cinco inmuebles se localiza en la calle Fuencaliente de Ciudad Real, en el municipio de Fuencaliente, y la entidad pública Visocan las ha adquirido por 355.788 euros.

Estas 18 viviendas, ahora de titularidad pública, serán entregadas en los próximos días a las familias que se han quedado sin hogar por la erupción del volcán, cumpliendo así con el compromiso adquirido por el consejero Sebastián Franquis de entregar las primeras viviendas en el mes de octubre.

“Ante las dificultades que diariamente ocasiona esta erupción en La Palma el Gobierno sigue trabajando para atender de manera urgente a todos los afectados, y dentro de nuestras competencias estamos centrados en atender a la emergencia habitacional que afecta a muchas familias de la isla”, aseguró el consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, Sebastián Franquis.

“Con la compra que hemos realizado hoy a través de Visocan, continuamos ese camino que no es otro que facilitar que cada familia que ha perdido su hogar tenga una vivienda provisional con la vista en volver a reconstruir su proyecto de vida en un futuro no muy lejano. Como administraciones públicas, especialmente el Gobierno canario, es nuestra obligación para aportar todos los recursos y todos los medios que sean necesarios a este fin”, añadió.

A este primer lote de viviendas, con una inversión total de 1.123.758 millones de euros, se le sumará en los próximos días una segunda compra de otro lote de 46 viviendas en el municipio de Tazacorte en el plazo aproximado de un mes, y en mes y medio, otras 29 en Los Llanos de Aridane. El objetivo de la Consejería, por tanto, es adquirir a corto plazo estas 93 viviendas que permitan afrontar en un primer momento la emergencia habitacional que atraviesan muchas familias palmeras desalojadas, entregándoles de manera temporal una de estas casas.

El objetivo a medio plazo es comprar otras 150 viviendas más hasta lograr contar a finales de año con un lote de 267 casas adquiridas por la Comunidad Autónoma y destinarlas a los afectados por la erupción que se han quedado sin hogar.

En este sentido, la Consejería firmó ayer un protocolo de atención para la emergencia social con el que se crea un registro único de afectados, y se faculta al Instituto Canario de Vivienda (ICAVI) a organizar el equipo de trabajo necesario para atender a las familias que han perdido sus hogares por la colada volcánica.

El equipo, que ya cuenta con los primeros efectivos en La Palma, está integrado por un coordinador y 14 trabajadores sociales que ha contratado la Consejería exclusivamente para este fin. Estos trabajadores sociales se encuentran ya trabajando sobre el terreno para entrevistar personalmente a los afectados tanto en la nueva Oficina de Atención a La Ciudadanía Afectada por el volcán que se ha abierto en la Casa Massieu de Los Llanos, como en los distintos alojamientos en los que están viviendo provisionalmente estas familias.