la palma

Castellano, propietaria de Viajes Samarines: “El volcán es insólito por sí solo”

Castellano, propietaria de Viajes Samarines: “El volcán es insólito por sí solo”. FRAN PALLERO

Han pasado más de 50 días desde que el volcán de Cumbre Vieja, en la isla de La Palma, despertara y empezara a escupir grandes cantidades de lava, que han ido arrasando más de un millar de edificaciones y numerosas plantaciones agrícolas. Una tragedia, sin duda, pero también un fenómeno de la naturaleza que muchas personas, procedentes de todo el mundo, no han querido perderse. Algunos han organizado sus viajes de forma autónoma. Otros han preferido contactar con distintas agencias de viajes. Una de estas empresas que organiza excursiones a La Palma es Viajes Samarines, que se encuentra en Candelaria. Su propietaria es Mercedes Castellano, quien, además de guía turística, es una apasionada de la historia, la naturaleza y el vulcanismo; algo que siempre vuelca en las rutas y experiencias que vende al público.

¿Cómo surgió la idea de hacer excursiones para ver el volcán de Cumbre Vieja?
“Yo ya ofrecía excursiones a La Palma, pero, en esta ocasión, fue una compañera del sector la que realmente me animó y la que me dijo que por qué no organizaba una excursión para enseñar a la gente el volcán, con lo que me gustaban a mí estos fenómenos naturales. Además, las empresas de La Palma, con las que suelo trabajar desde hace años, se pusieron en contacto conmigo y me pidieron por favor que no dejara de mandar gente. Y así surgió”.

-¿Cuándo empezó a ofrecer estas excursiones para observar el volcán?
“Desde el día 9 de octubre, aunque yo había ido antes a la Isla. Cuando tomé la decisión contraté el transporte con una empresa de La Palma y hablé con la cafetería en donde cenamos y desayunamos”.

-¿En qué consiste el viaje?
“Salimos los sábados, a la siete de la tarde, desde Los Cristianos y regresamos a las diez de la mañana del domingo. Es la experiencia de vivir el volcán. En esa visita colaboro con empresas de la Isla para generar riqueza allí. Al llegar cenamos en una cafetería y vamos a El Paso, después vamos al mirador de El Time, donde se puede ver el proceso eruptivo completo, desde que la lava sale del volcán hasta que llega al mar. Terminamos en la plaza de Tajuya, regresamos a la capital y allí se aprovecha para desayunar y comprar dulces, lotería o productos típicos. Los visitantes dicen que quieren personalizar dónde depositan la ayuda”.

-¿Cuánto cuesta contratar la excursión?
“Es muy económica: 60 euros sale el barco y el transporte, la guagua que nos lleva y nos para en los distintos puntos para ver el volcán. La cena y el desayuno se pagan aparte, porque cada uno tiene sus preferencias y hay mucha gente que tiene intolerancias. Y una vez allí, los viajeros hacen el gasto y la aportación que desean en los distintos comercios”.

-¿Qué pasaría con las excursiones contratadas a La Palma si el proceso eruptivo se detuviera?
“Tal como dice la ley de contrato de viajes combinados, ofreceríamos una modificación. Si el cliente no aceptara esa opción, le devolveríamos el dinero”.

¿Se llenan los grupos?
“Sí, sobre todo porque la seguridad para la gente es muy importante y nosotros la tenemos siempre presente. Tenemos varios puntos de observación del volcán donde sabemos que no molestamos a la población residente que ya lo está pasando mal, y que, además, no corremos ningún tipo de peligro. El transportista y yo siempre revisamos la ruta y vemos si los puntos donde vamos a parar están dentro del área de seguridad de las autoridades”.

-¿Anima entonces a vivir esta experiencia?
“Totalmente. Tenemos que mostrar la cara y la cruz de las cosas. El destrozo que está ocasionando la erupción es la cruz, pero la cara es que el volcán es insólito por sí solo”.

¿Qué otras excursiones especiales ofrece Viajes Samarines?
“En 2014 creé Candelaria ruta histórica, que es de carácter turístico. Son los miércoles por la mañana. Pero organizo otra ruta que nació con el desconfinamiento y que es para la gente de aquí, para que conozcan la verdadera historia de Candelaria. En la misma aprovecho para contarles cosas que no han transcendido, pero que han sido muy importantes para el municipio. Se llama Candelaria de historias y misterios y se hace los viernes cuando empieza a anochecer”.

TE RECOMENDAMOS