la palma

El volcán llega a la playa Los Guirres pero su actividad sigue en descenso

Continúa el descenso de los niveles de sismicidad, el tremor, las deformaciones y las emisiones de SO2 del penacho

Mientras la lava del volcán de Cumbre Vieja va a la playa, la tendencia positiva se consolida. No obstante, los científicos insisten en que habrá que alcanzar niveles “aún más bajos” para hablar del fin de la erupción. En cualquier caso, los nuevos aportes rebasaron en la mañana de ayer el frente de la colada número 2, que se encuentra ya sobre el acantilado de Los Guirres, junto a la fajana, y se sitúa a unos 50 metros del mar. Sin embargo, le queda “demasiado que rellenar”. Al no haber núcleos de población cercanos, se descarta tomar medidas de confinamiento.

Francisco Prieto, portavoz circunstancial -en sustitución de Miguel Ángel Morcuende- del comité director del Plan de Emergencia Volcánica de Canarias (Pevolca), al que asistió Ángel Víctor Torres, resaltó en la rueda de prensa que las coladas 1, la que formó el delta, y la 2 llevaban prácticamente un mes sin recibir un “aporte visible”. En la primigenia “probablemente” se estaba canalizando hasta ahora a través de tubos volcánicos. Las demás se mantienen “estables”.

La directora en Canarias del Instituto Geográfico Nacional (IGN), María José Blanco, indicó que el proceso ha entrado en una fase “más estable”, que tendría que continuar “durante cierto tiempo” e incluso disminuir “de forma gradual y mantenida” todos los parámetros. La portavoz del comité científico del Pevolca confirmó que las deformaciones, la sismicidad, la amplitud de la señal del tremor y las emisiones de gases están en unos niveles inferiores a los de hace una semana, pero reiteró que el descenso “tiene que ser gradual”.

En paralelo, la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno autonómico ha dado por finalizada la situación “extremadamente desfavorable” de la calidad del aire por la concentración de partículas PM1 en suspensión de tamaño inferior a 10 micras, que pasa a ser desfavorable en Los Llanos de Aridane, El Paso, Puntagorda, Tijarafe y Tazacorte. Adoptó esta decisión en relación a los municipios de Tazacorte, Los Llanos de Aridane, El Paso, Tijarafe y Puntagorda. Se recomienda reducir las actividades prolongadas y enérgicas en la calle y realizarlas en interiores. A la vista de la evolución, la Consejería de Educación comunicó que hoy se reanudarían las clases presenciales en los centros educativos de esos cinco municipios. Eso sí, se aconseja evitar las actividades en el exterior y reducir el esfuerzo físico a 30 minutos. 

En el Pleno del Parlamento, la consejera de Educación, Universidades, Cultura y Deportes, Manuela Armas, explicó las medidas que está desarrollando su departamento para atender las necesidades: la flexibilidad organizativa y la reducción de la jornada lectiva para que los alumnos de Infantil y Primaria no pierdan días completos de clases, entre otras iniciativas. En lo que se refiere a la limpieza de la ceniza volcánica, las actuaciones en las instalaciones pertenecientes a la Consejería suponen un gasto de 56.736 euros mensuales, de 10.441 euros para los centros que son competencia de los ayuntamientos, y de 600.000 euros para cubiertas ( hasta diciembre). El refuerzo en personal docente para sustituciones hasta la finalización del curso cuesta 200.000 euros. También habló de la contratación mediante una asistencia técnica de la valoración de daños en las infraestructuras educativas, así como de la revisión y actualización de los planes de autoprotección y evacuación de los inmuebles, para adaptarlos, por un importe de 8.000 euros. La aplicación de la cuota cero de comedor (servicio gratuito) a los evacuados de sus domicilios cuenta con una previsión presupuestaria de 14.400 euros mensuales destinados a los comedores escolares, y 5.400 euros mensuales para sufragar los desayunos escolares.

El IGN minimiza la relevancia de los terremotos localizados a menor profundidad que la habitual días atrás, por debajo de los 10 kilómetros. Itahiza Domínguez transmitió que “un solo terremoto no significa nada” y que para pensar en una nueva intrusión magmática “debería haber mucha más sismicidad” en esas capas más superficiales.

El servicio automático de registro de terremotos del IGN reportó un sismo a tres kilómetros y otro a cinco que luego fueron corregidos tras ser sometidos a revisión. Los más superficiales han sido sendos temblores en Fuencaliente con epicentro a ocho y nueve kilómetros.

En su boletín diario, el IGN identifica 80 terremotos en la zona afectada por la reactivación volcánica; siete de ellos sentidos por la población y con una intensidad máxima en la zona epicentral de III-IV. El terremoto de mayor magnitud ocurrió a las 6.55 horas, con una magnitud 3,8 mbLg a 38 kilómetros de profundidad y sentido con intensidad II. Según una medición de la altitud efectuada por el Instituto Geográfico Nacional, el cono del volcán que entró en erupción el 19 de septiembre se alza a 1.131 metros sobre el nivel del mar.

Los datos del sistema europeo de satélites Copernicus reflejan, en el mapeo 49, que la lava ha cubierto 999,6 hectáreas y destruido 2.605, que son diez más que en el recuento previo, aparte de 119 parcialmente dañadas. Los kilómetros de carreteras afectados son 77,4, de los que 74,2 han quedado sepultados. Coordinado por el Centro Nacional de Seguimiento y Coordinación de Emergencias, el programa dispone de dispositivos para la monitorización y vigilancia de las redes nacionales de alerta, riesgos potenciales, incidentes y alarmas en el ámbito de la protección civil.

Un tubo desde cerca

En este escenario, el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) ha grabado por primera vez un tubo lávico desde cerca, formado en la colada norte. Los expertos se han acercado gracias a que las temperaturas han retrocedido lo suficiente, aunque siguen siendo bastante elevadas: 90ºC fuera y a 400ºC dentro.

En un vídeo, con el volcán de Cumbre Vieja de espectador al fondo, se observa esa especie de tubería grande que están parcialmente tapada por otra colada, igualmente solidificada.

Raúl Pérez, investigador de la Unidad de Respuesta Geológica de Emergencia, detalla que este tubo de la colada norte estuvo funcionando hace 30 días.

TE RECOMENDAMOS