erupciÓn la palma

La Palma pasea su fama de la mano del volcán por el mundo

La Isla más internacional de Canarias en la actualidad ha sido objeto de atención y mimo por estrellas del cine como Jane Fonda y celebridades como el Papa, el chef José Andrés o Fernando Alonso
El Papa Francisco quiso expresar su cercanía y solidaridad con los afectados por la erupción del volcán de La Palma en la plaza de San Pedro. DA

La Palma se ha convertido en uno de los territorios más reconocidos y reconocibles del mundo. Su nombre está asociado al volcán de Cumbre Vieja y a la destrucción que ha dejado a su paso, pero la repercusión de la isla es todo un fenómeno sin precedentes. Ha sido y sigue siendo, 70 días después de la erupción del volcán, motivo de gestos de solidaridad y empatía que han llegado desde la plaza de San Pedro del Vaticano en el rezo dominical del Papa Francisco, hasta la poderosa Ursula von der Leyen, en la sede del Parlamento Europeo, o el Circuito de las Américas de la mano de Fernando Alonso en el Gran Premio de Estados Unidos de Fórmula 1. Julio Iglesias desde Miami, Alejandro Sanz, Blanca Romero, Ana Torroja, India Martínez o Manuel Díaz El Cordobés han mandado todo su apoyo y cariño para La Isla Bonita y su gente en distintos momentos del angustioso recorrido de más de dos meses de una erupción volcánica a la que no se le quiere presuponer un mayor poder de destrucción, con coladas superpuestas en una extensión de más de 3 kilómetros de ancho y sobre más de 1.200 hectáreas de terreno.

La mítica Jane Fonda mostró su preocupación por los efectos medioambientales y humanos de la erupción, lamentó lo sucedido y dijo sentirte “muy mal” por el sufrimiento de los vecinos palmeros que lo han perdido todo. El cantante panameño Rubén Blades afirmó: “A todos los canarios, y en especial a los de la isla de La Palma, enviamos nuestras oraciones y buenos deseos en estos momentos difíciles, provocados por la erupción de Cumbre Vieja, que ha cubierto de lava porciones importantes de la geografía de su área. ¡Tengan fe, canarios!”.

Artistas como Rozalen, Pedro Guerra, Rossana, Andreu Buenafuente, Toni Acosta, Paula Echevarría o Bibiana Fernández, y un amplio elenco de humoristas canarios entre los que figuran Aarón Gómez, Abubukaka, Abián Díaz, Amalia Hernández, Arístides Moreno, Darío López, Delia Santana, El Supositorio, Kike Pérez, Omayra Cazorla, Petite Lorena o el Trío Zapatista, no han querido faltar en galas benéficas a favor de los damnificados por el volcán. Son solo algunas de las muestras de apoyo de los famosos, con palabras de condolencia por las pérdidas materiales y de toda una vida de recuerdos, y con mensajes de fuerza para los palmeros, que siguen sucediéndose y que son recibidos con enorme gratitud. Con ellos se ha volcado la organización no gubernamental World Central Kitchen del conocido chef español José Andrés. El asturiano que llegó a la isla de La Palma para deleitar con sus recetas a cientos de desplazados y desalojados por la catástrofe natural, y que extendió su ayuda entre los más de 1.000 efectivos que han llegado a estar desplegados en La Palma en labores de evacuación, contención y vigilancia, donó el importe de su premio Princesa de Asturias. Uno de los más recientes ‘platós’ trasladado a La Palma fue el de un programa especial de Planeta Calleja con el medallista olímpico Saúl Craviotto y desde la zona de exclusión.

Las cabeceras de los informativos de las televisiones públicas y privadas, regionales y nacionales dentro y fuera de España, y en los programas de entretenimiento de máxima audiencia en todas las cadenas, han dedicado espacio y proyectado la imagen de una isla que asiste, desde la conmoción y aún en estado de shock a este interés internacional inédito, que en cualquier otra circunstancia alejada del drama social y económico que provoca el volcán, hubiera impresionado y hasta abrumado por la potente promoción.

La erupción del volcán en La Palma y su impacto mundial es ya un hecho que trasciende la normalidad en la sucesión de los acontecimientos que han marcado la historia contemporánea de la isla, alejada con este poderoso fenómeno geológico de la voluntad humana, del sentido común y de la racionalidad de los palmeros. Son los elementos claves de una proyección internacional sin precedentes que puede ser catalizadora de un cambio de paradigma para una economía modesta, dependiente del sector primario, gran golpeado por las coladas del volcán, y en menor medida de un turismo que depende de una potente promoción exterior como sinergia que reconvierta la tragedia del volcán en oportunidad.

De momento, mientras ese objetivo se proyecta como revulsivo ante la enorme destrucción y las pérdidas económicas en equipamientos públicos, infraestructuras de interés general, carreteras y redes de abastecimiento, la patronal palmera ha elaborado un mapa “de realidad de uso y disfrute del territorio insular en el contexto actual, y ante la situación de crisis volcánica”. Es la forma para evitar el miedo a viajar a la isla, con un 90% de territorio fuera de la esfera de afección directa del volcán.

La iniciativa, que han hecho suyas el Gobierno de Canarias y la Consejería de Turismo del Cabildo palmero, que se hace llegar a todas y cada uno de los mayoristas de viaje, está acompañando todas las acciones de promoción de la isla dentro y fuera de España, con un espacio propio de difusión por parte de las más de 400 empresas palmeras. Se trata de potenciar el conocimiento de un lugar; La Palma ha saltado a los tabloides de muchos países del mundo por el volcán, una circunstancia que se espera que sea, una vez termine la emergencia e incluso dentro de ella, un elemento de atracción.

El dolor de las pérdidas y el luto emocional por la tragedia, señalan desde las administraciones y la patronal, no puede superponerse a la defensa de miles de puestos de trabajo que dependen de las visitas y de la atracción que, bien por su oferta tradicional ahora con algo tan llamativo y brutal como el volcán, constituye la isla. La Palma se quiere proyectar como un destino seguro y carismático, no solo por los recursos paisajísticos y de naturaleza tradicionales, sino por la presencia del volcán que se suma a un significativo condicionante de solidaridad que puede ser un elemento de llamada a nivel mundial.

TE RECOMENDAMOS