Sociedad

La radio educativa del centro Tenerife 2 recibe un premio nacional

El proyecto, dotado de receptores por la FUNDACIÓN DIARIO DE AVISOS, completa las labores de formación de la institución

Por Montse Vázquez

El programa de radio Palabras Prisioneras, desarrollado por el Centro Penitenciario Tenerife II dentro de su área educativa, ha recibido el tercer premio en el Concurso Nacional de Radios de Centros Penitenciarios. La FUNDACIÓN DIARIO DE AVISOS colaboró con esta iniciativa dotando al proyecto con 200 aparatos de radio que se distribuyeron entre los participantes en el programa. De esta forma, los internos que siguen los contenidos pueden completar sus estudios de forma personal, accediendo a la difusión de los diferentes cursos.

Educación a través de las ondas
El proyecto, que ha visto reconocida su importancia con este premio, surgió a raíz de las dificultades que las restricciones marcadas por la COVID impusieron a la docencia que se desarrolla en el centro penitenciario. La imposibilidad de realizar las clases con el alumnado se convirtió en un escollo que los profesionales que trabajan en esta área en el centro, tuvieron que sortear. Para conseguirlo se ideó una fórmula de radioformación que posibilitara una vía de aprendizaje, más interesante, clara e interactiva y que mantuviese abierta la continuidad de las enseñanzas.

El planteamiento del estudio desarrolla los contenidos a través de una combinación de material impreso y apoyo radiofónico. De esta manera, y mediante el trabajo combinado entre los departamentos educativo y de tratamiento se impulsa el desarrollo personal, cultural y en valores de las personas participantes. En total, 403 alumnos están matriculados en la Formación Básica de Personas Adultas, mientras que otros 60 estudian Bachillerato en Tenerife II. El programa tiene un objetivo de promoción personal y participación lo que permite que también los propios internos, en ocasiones, dan un paso más y se conviertan en locutores de los contenidos formativos para sus compañeros.

Además de la docencia formal, la radio se usa para enseñar patrones de comportamiento y mejorar las habilidades comunicativas, ya que, en palabras del profesorado, saber comunicar evita conflictos y ayuda a la reinserción. Un proyecto de enorme interés que, además, aumenta la autoestima de los participantes, convirtiéndose en una herramienta de alto valor.