santa cruz

Santa Cruz saca las actividades de Plenilunio de la plaza de la Candelaria

La presencia de la acampada por una vivienda digna obliga al Consistorio a replantearse también los actos de Navidad en ese punto
La acampada lleva más de 100 días en la calle y en septiembre se mudaron a la plaza de la Candelaria. Fran Pallero

Llevan meses reivindicando una vivienda digna. Desde septiembre han trasladado su reivindicación a la plaza de La Candelaria, donde permanecen acampados, con todo lo que implica, primero para ellos mismos, por las condiciones en las que se encuentran, y después para el entorno, donde los comercios comienzan a notar, al menos así lo han verbalizado, la afección de las ventas por la presencia de las casetas en mitad de la plaza.

Una repercusión que se verá incrementada en el próximo Plenilunio, previsto para el 4 y 5 de diciembre, ya que, tal y como confirmó a DIARIO DE AVISOS el concejal delegado de la Sociedad de Desarrollo, Alfonso Cabello, las actividades organizadas en la plaza de La Candelaria se desplazarán a la del Príncipe, ante la imposibilidad de desarrollarlas con la presencia de la acampada en el lugar. “Hemos tenido que reorganizar las actividades de Plenilunio y replantearnos el tipo de dinamización que podemos hacer en la plaza”, detalló el edil. Además, avanzó el concejal delegado de la Sociedad de Desarrollo “es posible que también tengamos que replantearnos las actividades de Navidad”.


Desde el sector comercial, la Federación de Áreas Urbanas de Canarias (Fauca), a través de su secretario general, Abbas Moujir, lamentan que la protesta de los afectados por la falta de vivienda esté repercutiendo en la vida de los comerciantes. “Más allá de que tengan razón en su reivindicación, lo cierto es que el problema que mantienen con las distintas administraciones lo han trasladado a los comercios de la plaza de la Candelaria, que se están resintiendo de esta situación”, dijo.


“El problema en Navidad -continuó- es que habrá una mayor afluencia de gente, y las casetas, así como sus anclajes, pueden provocar caídas o cualquier otro tipo de problema de seguridad”, añadió Moujir. Los comerciantes lo que exigen es que “las administraciones arreglen este problema del que los comercios no son responsables, y que está afectando tanto a las personas acampadas como a los negocios de la zona”, añadió Moujir.

Acampada


Desde la acampada de la dignidad, su portavoz, Lolo Dorta, entiende la queja de los comercios y los problemas que su presencia pueda causar, “pero no estamos aquí de fiesta, estamos reivindicando un derecho, y nadie nos quiere escuchar. Claro que molestamos, pero si no lo hacemos así, nadie nos hace caso”.

“Nosotros nos ponemos en el lugar de todo el mundo, pero nadie se pone en el nuestro, y ahora que llega la Navidad quieren que nos vayamos. Si eso es lo que quieren, que presionen a las administraciones para que busquen una solución. Llevamos desde junio esperando una reunión con el Gobierno de Canarias y aún no nos han respondido”, apostilló Dorta.

TE RECOMENDAMOS