Santa Úrsula

Un estudio revela que Santa Úrsula no tiene graves problemas en la infancia

El Consistorio encarga un diagnóstico para conocer la situación de la población infantil y adolescente y elaborar el primer Plan Municipal

Dulce Xerach, Rosa Gloria Suárez y Juan Acosta presentaron ayer los resultados del diagnóstico. DA

Santa Úrsula no es un municipio con graves problemas de la infancia y la adolescencia aunque la situación es mejorable. Esta es la conclusión principal que se desprende del diagnóstico encargado por el Ayuntamiento para conocer las principales necesidades y demandas de este sector y su visión sobre el municipio en el que viven.

Así lo certificó ayer el alcalde, Juan Acosta, quien dio a conocer los resultados de este estudio de cara a la elaboración del Primer Plan Municipal dirigido a estos sectores de la población, además de ser un requisito previo para obtener el reconocimiento por parte de Unicef como Ciudad Amiga de la Infancia. 

Lo hizo acompañado de la presidenta del Comité Canarias de Unicef, Rosa Gloria Suárez; y en representación de Crowplan, la empresa redactora del diagnóstico, Dulce Xerach.  

Fue esta última quien detalló la metodología, el tipo de muestreo, el porcentaje de la población y los aspectos que se abordaron. En total, se realizaron 300 encuestas de forma aleatoria divididas en dos grupos: uno de ellos incluyó a entre niños y niñas de 7 a 14 años y en algunos casos a familiares, y el otro, a adolescentes de 15 a 18 años, obteniendo una representación del 2,7%. La población actual es superior a los 15.000 habitantes, de los que 3.944, un 26%, son menores de edad.

Las preguntas realizadas eran las mismas para ambos grupos. Así, se les preguntó qué cosas les gustaría cambiar en la educación, si utilizaban redes sociales y videojuegos, si en el municipio se respetaba el medio ambiente, si era seguro, si consideraban que había igualdad y qué cosas cambiarían.

Del informe se desprende que es necesario contar con más zonas verdes, más parques públicos adaptados a la infancia y espacios e instalaciones específicas para los adolescentes, como puede ser un skatepark.

Otro asunto que llama la atención es que los encuestados consideran que Santa Úrsula es un municipio seguro pero al mismo tiempo creen que es necesario incrementar el número de policías locales.

Esta iniciativa pone como prioridad los derechos de los menores y uno de ellos es el de participación. “Por eso es importante que a partir de ahora se cree un órgano de participación infantil que les permita que puedan ser escuchados”, declaró Rosa Gloria Suárez.