la palma

Empiezan a montar las primeras casas modulares en Los Llanos

Los operarios de la empresa suministradora ya colocan los cimientos sobre los que se levantarán las cinco viviendas iniciales. Se prevé que los trabajos finalicen en un mes

La Consejería de Obras Públicas, Transporte y Vivienda del Gobierno de Canarias ha comenzado hoy miércoles el montaje de las primeras viviendas modulares adquiridas para paliar la emergencia habitacional provocada en la isla de La Palma por la erupción del volcán.

El montaje ha comenzado con un lote inicial de cinco viviendas de madera de las 30 que fueron adquiridas por la Consejería hace algo más de un mes. Estas casas se están instalando en una parcela urbanizada cedida por el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane y cuyo suelo se ha nivelado en las últimas semanas para cumplir con las condiciones necesarias para este tipo de construcciones.

En estos momentos los operarios de la empresa suministradora centran sus trabajos en la preparación de la base sobre las que se montarán las casas de madera consistente en tiras de bloque seco, fabricadas con hormigón estándar, que servirán de cimientos para las viviendas. Estas tiras, que para su colocación no necesitan argamasa, se instalarán en línea sobre el terreno creando una base para los rastreles (piezas alargadas de madera) que serán fijados y atornillados para crear una base plana de tableros resistentes a la humedad.

Una vez finalizado este proceso se llevará a cabo la instalación de las casas, que en su mayoría son de tres dormitorios, fabricadas en madera de abeto nórdico, con una superficie de 74 metros cuadrados construidos y cuentan, además, con salón cocina, baño y aseo. Interiormente todas ellas están terminadas con aislamiento térmico y pladur y un parquet laminado. Desde la Consejería se prevé que los trabajos se den por finalizados en un plazo de un mes.

Este primer lote de cinco viviendas pertenece a las 30 viviendas modulares adquiridas por la Consejería, a través del Instituto Canario de la Vivienda (ICAVI), para hacer frente a la emergencia habitacional de la isla. A medida que los ayuntamientos afectados vayan cediendo suelo urbanizado y preparado para albergar estas casas al Gobierno de Canarias, se procederá a la valoración y adecuación de las parcelas para la correcta instalación de estas viviendas. Se estima que el próximo lote de estas viviendas se instale en una parcela que está urbanizando en estos momentos el municipio de El Paso.

La adquisición e instalación de estas casas modulares se integran en lo que el consejero Sebastián Franquis ha denominado como “fase de transición” de atención a los afectados por la emergencia volcánica. Se trata de dar una vivienda provisional a todas aquellas familias que perdieron su único hogar en la erupción ya sea a través de las viviendas modulares o con la adquisición de varios lotes de casas ya construidas que está llevando a cabo la empresa pública Visocan, que ya ha comprado 63 viviendas a las que se sumarán próximamente otras 29. También colaboran en esta fase el Instituto Canario de Vivienda con otras 30 viviendas que se están habilitando en la actualidad.

La Consejería también ha puesto en marcha esta misma semana la creación de una línea de ayuda al alquiler extraordinaria para ayudar a pagar el alquiler a aquellas familias que han perdido sus hogares y que viven de alquiler desde que fueron desalojados, una ayuda que se prolongará durante 36 meses y que cuenta con una dotación inicial de 3,2 millones de euros.

TE RECOMENDAMOS