cultura

Canarias, Polonia, Italia, Japón: el viaje musical del pianista tinerfeño Luis López Ramos

El joven músico es uno de los 20 elegidos en el mundo para el festival que en la ciudad nipona de Hachinohe conmemorará el centenario de la célebre intérprete Halina Czerny-Stefanska
Luis López Ramos ( Tenerife, 1996). / DA

La música del compositor canario Teobaldo Power, junto a la de Isaac Albéniz y la de Enrique Granados, sonará el próximo verano en Japón. El joven pianista tinerfeño Luis López Ramos ha sido invitado, junto a otros 19 intérpretes de todo el planeta, a participar en el Hachinohe Ika-R International Music Festival. Esta propuesta musical, organizada por NPO Nippon Arts Projects, se desarrollará del 10 al 20 de agosto del próximo año en la ciudad de Hachinohe, en la prefectura de Aomori, y en su programación incluye siete noches de conciertos protagonizadas por este elenco internacional.

El festival está dedicado a la gran pianista y pedagoga polaca Halina Czerny-Stefanska (Cracovia, Polonia, 1922-2001), quien en 1949 ganó el Concurso Internacional de Piano Frédéric Chopin, con motivo del centenario de su nacimiento. “Al elegir a los intérpretes -explica Luis López Ramos en una charla con DIARIO DE AVISOS-, se ha buscado a músicos que, de una u otra manera, estuvieran vinculados a la pianista y a Polonia. He realizado mis estudios de máster en la Academia de Música Ignacy Jan Paderewski de Poznan, un centro en el que Halina Czerny-Stefanska fue profesora, y el director del festival, Teruyuki Okada, contactó conmigo”.

Luis López explica que conoció a Okada, también pianista y profesor, hace unos dos años, poco antes de la llegada de la pandemia, durante una clase magistral que recibió en Polonia, en la que el músico japonés era el principal invitado. “Tuve la oportunidad de conocerlo personalmente y a partir de ahí entablamos una buena relación -detalla el intérprete tinerfeño-, por lo que volvió a contactar conmigo y me propuso participar en el festival de Hachinohe”.

EL PROGRAMA

La presencia del pianista tinerfeño en el país asiático también incluye una charla que servirá para presentar al público los intérpretes escogidos por Luis López para su recital. “Como he contado con mucha libertad para elaborar el programa -argumenta-, decidí centrarme en la música española, que despierta un gran interés en Japón”.

El recital comenzará con una selección de piezas pertenecientes a la suite Iberia de Isaac Albéniz (1860-1909), a la que seguirá una composición de Enrique Granados (1867-1916). Para finalizar el concierto, Luis López Ramos ha escogido los Cantos Canarios de Teobaldo Power (1848-1884), con el fin, pone de relieve, “de contribuir a difundir la cultura canaria y también la obra de un gran compositor nacido en Tenerife que no es tan conocido en el exterior como debería serlo”.

El pianista tinerfeño no deja hallar puntos de encuentro entre los tres compositores elegidos. “Desde distintas perspectivas -expone-, hay diversas similitudes. Por ejemplo, la presencia de armonías, del modo frigio, que son muy características de la música española. También coinciden en trasladar al lenguaje de la clásica la música folclórica presente en diversas regiones de España”. “En Teobaldo Power hay un predominio del romanticismo, del estilo romántico, mientras que Albéniz y Granados prácticamente pertenecen a una generación posterior. Con lo cual el concierto servirá, asimismo, para presentar al público japonés diferentes etapas de nuestra música”, apostilla.

Imagen de un recital del pianista tinerfeño. / DA

Tras formarse en el Conservatorio Superior de Música de Canarias y en la Academia de Música Ignacy Jan Paderewski de Polonia, al margen de clases magistrales y su actividad como concertista que le ha llevado a obtener diversos galardones internacionales, Luis López Ramos ha iniciado una nueva etapa en este curso 2021-2022 como profesor asistente en el Conservatorio Superior de Música de Turín, en Italia.

“Esta siendo una experiencia muy interesante, sobre todo porque es una labor híbrida: enseñando, pero también interpretando al piano”, detalla. “Llevo toda la vida estudiando y seguiré haciéndolo, pero para mí es muy enriquecedor trabajar junto a la profesora de piano Caterina Vivarelli o también en otro departamento del Conservatorio, el de música de cámara”.

‘JAZZ’ Y CREACIÓN

Desde muy pequeño, Luis López Ramos se ha sentido fascinado por la música, y eso implica que su mirada artística se haya dirigido más allá de la clásica. “Sobre todo al jazz. Mi padre mantiene una gran amistad con el pianista y compositor Polo Ortí, actualmente profesor en el campus de Berklee College of Music en Valencia, y eso me ha permitido estar recibiendo clases y consejos de él”, afirma. “Al tiempo que he desarrollado la faceta de intérprete -añade el músico tinerfeño-, también he querido fomentar la vertiente creativa, la de improvisación, que está tan ligada al jazz“.

En ese proceso creador, la música clásica no pierde protagonismo, según explica, pues mantiene un diálogo permanente con el lenguaje jazzístico. “Estudiar música clásica me ha permitido desarrollarme técnicamente como pianista, pero además estoy convencido de que me ha posibilitado elaborar composiciones que se salen de ella con una complejidad que sin esa misma formación no hubiera sido capaz de abordar”.

EL FUTURO

En este punto, Luis López Ramos menciona al compositor ruso Nikolái Kapustin (1937-2020). “Entre los pianistas y compositores que analizo figura, por ejemplo, Kapustin. Él supo combinar el lenguaje y la técnica de la música clásica con el jazz para crear obras totalmente originales. Ahora mismo estoy componiendo algo similar a su estilo. Creo que ese es el camino por el que quiero avanzar”.

Un itinerario que, de manera paulatina, se hace visible cuando el pianista tinerfeño se sube a un escenario. “Siempre que tengo la oportunidad, procuro que en el programa que interpreto, junto a obras de compositores clásicos, como Rajmáninov o Albéniz, Granados y Teobaldo Power, que tocaré en Japón, haya espacio para alguna improvisación libre o incluso para introducir alguna pieza de mi autoría”, concluye Luis López Ramos.

TE RECOMENDAMOS