tenerife

El Proyecto Roble atiende a personas sin hogar tras sus ingresos hospitalarios

Esta iniciativa ha sido desarrollada por Cruz Roja Española en coordinación con el Cabildo de Tenerife, a través del Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS)
Desde sus inicios, en 2017, el Proyecto Roble ha recibido el apoyo del IASS
Desde sus inicios, en 2017, el Proyecto Roble ha recibido el apoyo del IASS

El Proyecto Roble presta atención a personas sin hogar que, tras recibir el alta hospitalaria, requieren asistencia especializada. A través del mismo, se da apoyo en cuestiones como la ayuda para la realización de las actividades de la vida diaria, favorecer la continuidad en el tratamiento médico y facilitar el reposo. Esta iniciativa ha sido desarrollada por Cruz Roja Española en coordinación con el Cabildo de Tenerife, a través del Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), y ofrece un servicio de cuidados durante las 24 horas del día en un piso habilitado para este fin.

El proyecto busca aportar un apoyo temporal a aquellas personas que, por no tener hogar, no pueden recibirlos en su domicilio. Desde el equipo que trabaja en él, ven este servicio como una continuación del ingreso hospitalario. Por eso, la estancia máxima de cada una de las personas no supera, por norma, los tres meses, y se extiende el tiempo estrictamente necesario para la recuperación de su convalecencia.

En base a esto, esta iniciativa no solo se encarga de promover una recuperación a nivel sanitario, sino que busca dar alternativas para conseguir una reintegración a nivel social. Un ejemplo de ello es el fomento y apoyo a la hora de buscar alternativas habitacionales. Para la plantilla, el proyecto es una vía para reencaminar sus vidas y ofrecerles una oportunidad para seguir adelante, desde el punto de vista de la salud y desde una perspectiva social.

El Proyecto Roble atiende a personas sin hogar tras sus ingresos hospitalarios
El proyecto también busca dar alternativas para conseguir una reintegración a nivel social.

Desde sus inicios, en 2017, el Proyecto Roble ha recibido el apoyo del IASS. Este año, a través de su Anillo Insular de Políticas Sociales, ha subvencionado su actividad con una partida de 287.000 euros, gracias a la cual un equipo multidisciplinar ha podido atender a 18 personas durante el día y la noche. 

Para el Cabildo de Tenerife este proyecto es de gran importancia, no solo por su claro carácter social y por ofertar un servicio necesario, sino por su planteamiento, ya que busca dar respuesta a problemas que no siempre son tan visibles, aportando soluciones efectivas y mejorando las vidas de las personas que lo necesitan.

TE RECOMENDAMOS