cd tenerife

Al Tenerife se le escapan dos puntos en el último suspiro (1-1)

Un penalti claro de Carlos Pomares en el 88 se convierte en el empate del Lugo
Imagen del CD Tenerife – Lugo. Fran Pallero

Regaló un empate el CD Tenerife cuando ya saboreaba un nuevo triunfo ante su afición. Los tres puntos se encaminaron en la primera parte gracias a un tanto de Elady, pero en la segunda mitad a los locales les faltó frescura y estar mejor en defensa para evitar que el Lugo se fuera creciendo minuto a minuto, hasta que Pomares cometió un grave error en el minuto 88. El lateral cometió penalti claro sobre Gerard, permitiendo que Carrillo marcase un empate que siembra más dudas en un Tenerife que parece llegar muy justo de energías a los últimos partidos del año.

Ya no es noticia que Luis Miguel Ramis haga cambios, o rotaciones, en el once inicial. La carga de partidos obliga al técnico tarraconense a tener al plantel siempre enchufado. La principal noticia es que regresó Sam Shashoua al once inicial. También fueron novedad Moore, Sipcic, Larrea y Míchel. Sorprendió que no jugasen ni Mellot, en el lateral derecho, ni Corredera, en la medular.

El primer cuarto de hora transcurrió con el Tenerife mandando en el partido, mientras que el Lugo las veía venir en su campo. Así surgieron dos ocasiones, una más clara que la otra, de los blanqiuazules. La primera de Moore (14), con parada abajo de Óscar, y la otra obra de Elady, quien remató de cabeza un buen centro del lateral estadounidense. Volvió a intervenir el meta del Luga para cortar el peligro.

Pero ellos también se asomaron a la meta de Soriano. Los visitantes aprovecharon un par de despistes en la zaga local para crear incertidumbre. Señe tuvo dos, incluso más claras que las del Tenerife, pero en ninguna supo concretar un buen remate.

A partir del minuto 20 los de Ramis metieron una marcha más y el Lugo empezó a pasar apuros, pero hasta que en el minuto 29 Cuéllar tuvo la mejor ocasión de toda la primera parte. Error defensivo colectivo de los blanquiazules, en especial de Moore y Sipcic, y el jugador del Lugo se plantó solo ante Soriano. Lo que no se esperaba es que el meta tinerfeñista se hiciera enorme para impedir el 0-1. Parada de esas que salvan partidos, o los ganan.

La réplica la puso sobre la mesa el Tenerife en el 35. Desmarque en ruptura de Rubén, quien pone un centro medido al corazón del área, donde apareció Elady para rematar muy muy alta una ocasión clarísima de gol. Sin embargo los lamentos los convirtió en alegría el atacante inmediatamente después. En la jugada siguiente, en una jugada inesperada, Shashoua se sacó un pase extraordinario de la chistera para ponerle el gol en bandeja a un Elady que definió a la perfección en el 37. Los blanquiazules se ponían por delante en el marcador.

En la recta final de la primera parte Ramis gastó su primer cambio debido a que Álex Muñoz pidió el cambio por lesión en el minuto 41. Entró Pomares en su lugar y noo hubo tiempo para más en el primer acto.

La segunda parte tuvo un partido lento, por lo menos en su parte inicial. Principalmente por el carrusel de cambios que realizaron ambos entrenadores. Ramis, por su parte metió en el campo a Corredera y Mollejo, se fueron Míchel y Rubén, en el 64, mientras que seis minutos después Apeh y Mellot relevaron a Sam y Moore. Agotó cambios el míster local.

La ocasión más clara de la segunda mitad hasta el minuto 80 surgió en una jugada de laboratorio. Córner de los locales que deja pasar Larrea y el balón le llega claro para marcar a León. El defensa la mandó a las nubes, para desesperación del Heliodoro.

Todo parecía controlado, pero lo cierto es que el Tenerife se fue metiendo demasiado atrás a medida que fueron pasando los minutos. Jugaba con fuego y se podían quemar los locales. Y Pomares prendió la llama. Al lateral se le fue la cabeza en una jugada de Gerard Valentín. Pomares lo cazó dentro del área en una falta que no necesitaba la intermediación del VAR. Aún así el colegiado de sala apreció de manera clara la ida de cabeza del blanquiazul. Carrillo convirtió el empate cuando apenas el Tenerife tenía un minuto, más el descuento, para reaccionar.

El colegiado añadió siete, pero los locales no pudieron evitar que se le escapasen dos puntos en el último suspiro.

TE RECOMENDAMOS