san miguel

Entran en servicio dos ramales del nuevo enlace de Oroteanda

El consejero Sebastián Franquis, junto al presidente del Cabildo, Pedro Martín, supervisa la apertura parcial que permitirá mayor fluidez al tráfico en la TF-1 en la zona de Las Chafiras
Las autoridades asistieron ayer a la apertura parcial de dos ramales, que, en ningún caso, explicó el consejero Franquis, se trató de una inauguración.

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, asistió ayer a la apertura parcial a la circulación del nuevo enlace de Oroteanda, en el municipio de San Miguel de Abona y que forma parte del proyecto denominado Tercer carril de la TF-1; enlace Chafiras-Oroteanda, una puesta en servicio que se realiza pese a no estar acabada la obra completa para facilitar las conexiones de la autovía del Sur con la zona comercial e industrial de Las Chafiras y evitar las retenciones que habitualmente se producen en este tramo de la TF-1. Además, con los ramales que se pusieron en servicio ayer se gana en seguridad en las vías y se acortan considerablemente los tiempos de desplazamiento en la zona.


“No estamos inaugurando, ni mucho menos, porque la obra no está acabada, estamos poniendo en servicio varios ramales de este nuevo enlace de Oroteanda por interés público”, explicó Franquis. “Con esto vamos a conseguir, primero, reducir los tiempos de recorrido en esta zona, que son fundamentales. El ahorro de tiempo en este nuevo enlace puede estar entre el 35% y el 45%. Y segundo, por un elemento claro de seguridad al tráfico. Estos son los dos elementos claves para poner en funcionamiento estos ramales, fundamentales para acabar con uno de los puntos conflictivos de tráfico que tiene la isla de Tenerife, en este caso, en el Sur”, añadió el consejero.


El consejero Franquis, junto al presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín; el vicepresidente y consejero insular de Obras Públicas, Enrique Arriaga; el alcalde de San Miguel de Abona, Arturo González, y el director general de Infraestructura Viaria, José Luis Delgado, supervisaron también el estado de las obras, que han permitido poner en servicio dos de los cuatro ramales del enlace de Oroteanda, además de una nueva rotonda en el lado tierra de la TF-1, y de una conexión mediante una galería subterránea bajo la autovía que conecta a esta glorieta con la que ya está en uso en el lado mar.


Esta apertura permitirá a los conductores que procedan de Adeje, Guía de Isora, Las Américas o Los Cristianos, y que tengan como destino la zona de Las Galletas, Guargacho y Costa del Silencio, disponer de un itinerario alternativo a través del nuevo ramal que sale de la autovía para incorporarse a la glorieta del lado mar, que está en uso desde hace un año. El otro ramal que entró en servicio ayer es el que conecta la nueva rotonda -lado tierra- con la autovía en dirección Adeje y que facilitará la salida directa a la autovía a los que procedan de Las Chafiras o de Aldea Blanca. Este nuevo enlace, aunque abierto de forma parcial, descargará de volumen de tráfico al actual enlace de Las Chafiras.


El consejero Franquis explicó que, de esta forma, y a falta de dos ramales más que se abrirán en el mes de enero, la nueva glorieta de Oroteanda que recoge el proyecto quedará prácticamente finalizada en poco más de un mes. A partir de entonces, los trabajos se centrarán en la remodelación del enlace actual de Las Chafiras.
El presupuesto vigente de esta obra es de 23 millones de euros y la previsión es que a 31 de diciembre de 2021 se hayan ejecutado 10,5 millones, lo que representa un 45% del total.

TE RECOMENDAMOS