la palma

La erupción está “detenida” pero piden esperar “ocho días más” para darla por terminada

Blanco (IGN) apunta que no se sabe a ciencia cierta si "ha terminado" porque siempre cabe una reactivación de la actividad estromboliana y la emisión de coladas
El volcán de Cumbre Vieja.

La directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) y portavoz del comité científico del Pevolca, María José Blanco, ha admitido este viernes que la erupción volcánica en Cumbre “está detenida” pero ha pedido esperar aún ocho días más para confirmar el agotamiento del volcán que muestran todos los indicadores.

En una rueda de prensa en la que ha estada acompañada por el director del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, ha apuntado que no se sabe a ciencia acierta si “ha terminado” porque siempre cabe una reactivación de la actividad estromboliana y la emisión de coladas.

Ha dicho que la emisión de gases es esporádica y asociada a los centros eruptivos y los jameos de los tubos volcánicos mientras que se mantienen los pequeños derrumbes en el cono principal.

Además, ha comentado que el tremor volcánico sigue en niveles de ruido fondo y la sismicidad sigue en el mismo nivel mientras que la emisión de dióxido de azufre fue media este jueves por solidificación de la lava, pero sigue la tendencia descendente.

Ha comentado que la emisión de CO2 no se pudo realizar por cuestiones técnicas pero ha vuelto a advertir de riesgos para la salud en zonas poco ventiladas o un metro por debajo del suelo.

En cuanto a la calidad del aire, ha indicado que ha pasado de desfavorable a extremadamente desfavorable en Los Llanos de Aridane en relación a las partículas PM10 y es buena en el resto de las estaciones, lo mismo que ocurre con respecto al dióxido de azufre.

Por ello, insta a la población a no realizar actividades al aire libre, especialmente aquelllos que presentan cuadros de tos o dificultad respiratoria o tienen patologías cardiacas o pulmonares.

“DÍA ESTABLE Y TRANQUILO”

Morcuende ha afirmado que se ha vivido un “día estable y tranquilo” aunque ha aclarado que en muchas zonas sigue habiendo sensación de calor porque se sigue desprendiendo energía.

Ha apuntado también que en la zona sur de la erupción se mantienen los “problemas” con gases más pesados como el monóxido de carbono, el dióxido de carbono y el dióxido de azufre, que se acumulan en zonas bajas como bodegas o aparcamientos subterráneos por lo que ha pedido precaución a las personas que visitan sus propiedades y que sean acompañadas en esos puntos por personal de la UME que mide los gases.

Sobre los albergados, ha indicado que hay 557, tres más que este jueves, con 391 en el hotel de Fuencaliente, 73 en el de Los Llanos de Aridane y 93 en el H10 de Breña Baja, más 43 dependientes alojados en centros sociosanitarios.

TE RECOMENDAMOS