la palma

La nube de ceniza obliga a Binter a cancelar vuelos con La Palma en pleno puente

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, llegó anoche en barco a la Isla y hoy participará en la Comisión Mixta y se reunirá con afectados

Los problemas generados por la acumulación de ceniza volcánica en el aeropuerto de La Palma, que llevaron ayer a la compañía Binter a cancelar sus vuelos, impidieron que el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, aterrizara por la tarde en la Isla, tal como estaba previsto. Finalmente, Bolaños pudo llegar anoche a la capital palmera tras realizar el viaje en barco desde el puerto de Los Cristianos, según confirmó este periódico.

El retraso en la llegada provocó la suspensión del único acto programado por el ministro para la jornada de ayer: una visita al Centro de Atención y Vigilancia de la Erupción. Pero no afectará a la intensa agenda prevista para hoy.

La jornada comenzará a las 10.00 horas en el Palacio Salazar, con la reunión de la Comisión Mixta para la reconstrucción, recuperación y apoyo a la Isla, a la que también asistirá el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres.

Ambos se reunirán posteriormente con las asociaciones de afectados, en un momento donde aumentan las voces que piden más agilidad en la tramitación de las ayudas, para concluir con la asistencia, a las 12.30 horas, a la reunión del comité de dirección del Pevolca.

VUELOS SUSPENDIDOS

La nube de ceniza generada por el volcán en la jornada de ayer volvió a perjudicar las conexiones aéreas y, además, en medio del puente de la Constitución, en el que tanto la compañía Binter como las navieras Fred.Olsen y Armas han reforzado sus viajes entre el 5 y 9 de diciembre para atender la alta demanda de pasaje.

Ante la desfavorable dirección del viento, Binter procedió a la cancelación de sus vuelos con La Palma, una medida que, en principio, se contemplaba como poco probable después que desde el Instituto Geográfico Nacional (IGN) se informara horas antes que el penacho de gases y cenizas se desplazaría en dirección al oeste, lo que favorecía la navegación aérea. La previsión indicaba una “baja probabilidad” de que afectara al aeropuerto en la tarde-noche.

Desde el IGN se advirtió de que se esperaba una entrada de aire sahariano a la Isla que podía incrementar las partículas PM10. Por la tarde, las estaciones de Los Llanos de Aridane y La Grama acusaban un nivel “desfavorable”, mientras que en el resto los parámetros eran “razonablemente buenos o regulares”.

TE RECOMENDAMOS