música

Moise González reaparece en concierto con música cubana en Las Mantecas

Este viernes ofrecerá, junto a su orquesta Son Iyá, en el Parque Tecnológico de Las Mantecas, el primer concierto al aire libre desde que comenzó la pandemia
Cartel del concierto de esta noche en La Laguna / DA

El cantante, productor y compositor Moise González reaparece mañana, junto a su banda Son Iyá Orchesta, en conciertos al aire libre, anticipo de una gira que se denominará Música sin Barreras. La cita será este viernes, desde las nueve, en el Parque Tecnológico de Las Mantecas, en el municipio de La Laguna. Si eres amante de la música cubana más bailable y la buena salsa, es una cita a la que no puedes faltar.

Moise González junto a su banda, cerrará un ciclo con este concierto de música cubana, dando  un pequeño recorrido por algunas de las canciones de sus álbumes más recientes. El artista nos anticipa, que prepara lo que será su siguiente álbum y una nueva gira de conciertos que comenzará a partir de Febrero 2022. Este nuevo tour llevará por título Música sin Barreras, un eslogan que lo acompaña bien de cerca, debido a la discapacidad que padece y a su constante lucha por la integración de personas con discapacidad en el mundo de las artes escénicas.

Son Iyá Orchestra, la banda de Moise González, es la orquesta de salsa con mayor reconocimiento y participación internacional de todos los tiempos en nuestro archipiélago. Fundada en el año 2000, ha sido la preferida de grandes figuras de la música tropical de otras orillas, contratándola para sus giras como banda de planta. Entre muchos otros, han acompañado a figuras de talla de Tito Nieves, Jerry Rivera, Servando y Florentino, Lalo Rodriguez, Jose Alberto El Canario, Adalberto Santiago, Luis Enrique, Paquito Guzmán, Héctor Tricoche, Tony Vega, La India, Cheo Feliciano, Tommy Olivencia, Luisito Carrión, Roberto Torres, Andy Montañez, etc.

Moise González cuenta con siete álbumes en el mercado como solista; Loca Sorpresa del año 2003, Va por ti, Frankie (2004), Archipiélago (2008), Relatos (2010), Diferente (2015), Una vida, una historia (2017) e Irrepetible (2019).

“He nacido entre lentejuelas”

-¿Moise, qué te llevó a convertirte en cantante ?

“Bueno, en la vida real, fue un proceso orgánico y natural en mi vida. Como muchos saben, mis primeros 30 años en la música fueron como percusionista, donde trabajé y grabé para muchos artistas del panorama musical canario e internacional. Debido a la distrofia muscular que padezco, me vi apartado de mi pasión, y fue un experimento el cambiar los instrumentos por la interpretación vocal. Reconozco que para mi, tiene un contenido terapéutico y con seguridad, de alguna forma me ha ayudado adaptarme a mi nueva condición, al andar en silla de ruedas. Son muchos los obstáculos a superar, cuesta mucho darle normalidad a esta forma de vida, tratando de mantener la igualdad de oportunidades y que verdaderamente se produzca así esa integración social que como “marca”, algunos políticos utilizan en sus campañas, pero que honestamente, estamos muy lejos aún de que esto pueda ser real, lamentablemente”.

-¿Quién te inspiró hacer música?

“Bueno, he nacido como quién dice entre lentejuelas, en el seno de una familia muy musical y llena de personas que han participado de una forma directa en los colectivos del Carnaval. Mi abuelo fundó la Murga The Harrys Trankos, allí tocaban mi padre, mis tíos, primos, etc. Más tarde junto a Enrique González, en paz descanse, forjaron una gran trayectoria en la Murga Ni-Fu Ni-Fa, de echo mi padre era uno de los cinco que hacían las parodias cada año en el Teatro Guimerá, un año salían de gitanas, otro de las negras de Boney M., etc. y entre todos esos disfraces y purpurina nací yo. Además mis primos (Tano, Remy, Suso) siempre los tuve bien de cerca y hemos participado todos en muchos colectivos del Carnaval, desde niños; Los Rumberos, Tabajaras, Chaxiraxi, Los Cariocas, Tropicana, Caña Dulce, etc…. De alguna forma u otra, todo este eclipse musical que viví desde la cuna, me invitó a acercarme al mundo del arte. Luego más tarde, llegó a mis manos los discos vinilos de Fania all stars, Rubén Blades y Machito, y desde el segundo uno, ahí algo me atrapó también. En la Década de los 80-90, Tenerife se convirtió también como el “trampolín de la salsa” para Europa, pasando por aquí todas las figuras importantes de la música tropical en aquel entonces; Celia Cruz, Fania Allstars, Rubén Blades, y un largo etc. Fue una época irrepetible e inmortal! Digamos que entonces, comenzamos a generar un movimiento con la salsa en las islas. Esta historia sería muy larga de contar. En resumen, cuando tenía 16 años, después de haber pasado ya por varios colectivos del Carnaval, en ese momento estaba en la Agrupación Caña Dulce, donde 12 integrantes de allí, fundamos a Orquesta Ensalada, y fue digamos, la primera agrupación de salsa donde experimentamos hacer propias canciones y arreglos, además de todas las versiones que tocamos. Luego a los 18 años me vino a buscar Orquesta Guayaba, con la que grabé un álbum que si tituló A ver si me entiendes, con grandes canciones como Sabor isleño o El Duende. Esta fue una banda que sin duda marcó un antes y después en lo que venía haciendo y fue para mi un gran punto de partida. Es entonces cuando viajo a Cuba a mis 20 años de edad, y a partir de aquí todo es historia. Se convirtió en mi segunda casa, he compartido con grandes de la música cubana, tanto en escenarios como en el estudio de grabación y digamos, son 30 años de influencias que de alguna forma también han marcado mi forma de visualizar la música y concepto de mi proyecto”.

-¿Conociendo ahora esta parte de ti tan arraigada en el Carnaval, qué piensas de nuestro Carnaval actual? 

“Esta es una pregunta interesante. Como artista o músico siempre participé, pero si te refieres a lo que sería, tratar de mejorar nuestro actual Carnaval, esto solamente se puede hacer “desde dentro”. Honestamente vivimos un declive total en nuestra fiesta más importante. Los que crecimos en el Carnaval de los 80-90, sabemos que nuestra Fiesta actual, no solamente ha cambiado en cuestión de tendencias apegadas a los nuevos tiempos, sino que han perdido autenticidad, sentimiento y sensaciones. Pero bueno, es un tema denso, donde la mayoría de las veces la responsabilidad de estos grandes proyectos están en mano de los propios políticos, que en realidad, no tienen ni idea de esto (no es lo suyo), y por otra parte, en ocasiones tampoco aciertan en quienes depositan esta responsabilidad. Suele acabar todo en un círculo muy pequeño, que además suele estar viciado y donde se mueven más ceros que sensaciones ó sentimientos. Para recuperar ese Gran Carnaval que tuvimos algún día y que ahora solo merodea entre nosotros una leve sombra, te aseguro que son muchas las cosas que habrían que cambiar y difícil pueda darse esta oportunidad. Pero sin dudarlo, si algún día nace un nuevo equipo de trabajo que quiera recuperar y trabajar a favor de la fiesta más importante de nuestra capital, estaré dispuesto a colaborar en él”. 

-¿Cómo es tu proceso creativo?

“Pues tengo que decirte que para nada es rápido. Cuando me vienen ideas, melodías, pequeños textos, lo grabo en lo que tenga a mano, un teléfono, una grabadora, cualquier cosa es buena. A partir de aquí, hay días en los que viene la musa y entonces abro alguno de estos retales y comienzo a trabajar en él. A partir de aquí, cuando tengo la canción en cuanto a melodía y texto, trabajo con diferentes arreglistas musicales, en dependencia del estilo que vaya luego a producir la canción. Más o menos, esta es la metodología”.

-¿Solamente grabas tus propias canciones?

“Mi filosofía siempre ha sido tratar de marcar mi propio camino, marcar una diferencia entre el resto, no por mejor ó peor, simplemente por tratar de ser “diferente”. No me siento bien cantando lo que alguien ya grabó, me siento un poco ‘karaoke’ si así lo hiciese. Pero para nada canto solamente mis canciones, me gusta alimentarme de otros autores que además dan aire fresco al repertorio de cada álbum. Por ejemplo, en el álbum Loca Sorpresa además de mis canciones, escribieron otros integrantes de la banda en aquellos tiempos (Oliver Escuela, Julio González, David Gámez), en el álbum Relatos, por ejemplo, tres de las canciones las escribió con quién trabajé esa producción musical, el músico cubano Ángel Arce, más conocido como Pututi en el ambiente latino. Y bueno, así con cada trabajo, siempre me gusta dejar como te comento, espacio para que otros autores me alimenten con su arte, su forma de decir las cosas”.

‘Irrepetible’, el último álbum grabado por Moise González, poco antes de la llegada de la pandemia / DA

-¿Le has dedicado alguna letra de canción a alguien?

“Claro que sí, es cierto que en ocasiones imaginas una situación y puedes crear un contenido, inventando una vivencia, una relación, etc.. pero cierto es que la mayoría de mis canciones son escritas a partir de una vivencia ó experiencia previa. Por ejemplo, en el álbum Diferente una de las canciones que escribí, Al amanecer, me inspiró la vecina del frente, y sentado en mi balcón, ahí escribí… “Hoy estaba tranquilo en mi habitación, cuando vi una silueta que me despertó, andaba por su casa, sin percatarse que mi ventana observaba. Su toalla cubría lo que Dios le dio, yo estudiaba su cuerpo sin perder detalle, piel esbelta, seda en cabello, y una mirada que dibujaba, una sonrisa en mi cara….” Jajaja escúchenla! En muchas otras canciones de mi repertorio, podrán conocer otras historias de amor, desamor, vivencias”.

-¿Cúal es tu momento musical?

“Bueno, como sabes el mundo a cambiado y han sido dos años muy muy complicados. De Hecho mi último álbum hasta el momento Irrepetible grabado en Cuba, se vio totalmente eclipsado por esta pandemia global que de alguna forma ha llegado para quedarse entre nosotros. Partiendo de esta base, ya lo veo como parte del pasado, la vida continúa y la música también debe de hacerlo, así que estoy preparando lo que será mi siguiente disco, que espero a partir de enero comenzar a grabar en el estudio. Y por otro lado, paralelo al álbum, queremos prepara lo que será una gira de conciertos que llevará por título Música Sin Barreras y que una vez más, impulsa el mensaje de que no existen barreras para todos nuestros propósitos, de que si queremos se puede y de que el único freno que existe entre nosotros y el arte, somos nosotros mismos. Así que en resumen, solamente nosotros, marcamos el umbral de nuestros límites. Además pienso que a música es perfecto hilo conductor para tocar sensibilidades, para transmitir mensajes, y ahora más que nunca, necesitamos de esto”.

TE RECOMENDAMOS