santa cruz

Santa Cruz rinde homenaje al escritor Domingo Pérez Minik

El alcalde, José Manuel Bermúdez, preside el acto celebrado en la ya antigua calle del Perdón, en el barrio de Salamanca, donde nació y vivió el crítico literario
La antigua calle del Perdón, en el barrio de Salamanca, lleva desde ayer el nombre del dramaturgo y ensayista Domingo Pérez Minik.

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, presidió ayer el acto de descubrimiento de la placa por el que la calle del Perdón, en el barrio de Salamanca, llevará a partir de ahora el nombre de Domingo Pérez Minik, dramaturgo, ensayista, estudioso y crítico cultural, nacido y realizado profesionalmente en la ciudad.


La concesión de honores obedece al acuerdo adoptado por el Pleno del Ayuntamiento el pasado 30 de julio para perpetuar el nombre del intelectual en la memoria del pueblo de Santa Cruz. Un reconocimiento impulsado por el Observatorio Domingo Pérez Minik, al que se han adherido diversas instituciones y asociaciones del municipio, además de otras de ámbito regional, así como escritores, artistas y personalidades del mundo de la cultura.


Al acto también acudió el primer teniente de alcalde y concejal del distrito Centro-Ifara, Guillermo Díaz Guerra; la edil de Cultura, Gladis de León, y el vicepresidente del Cabildo de Tenerife, Enrique Arriaga, junto a representantes de la Corporación municipal, así como diversas personalidades del mundo de la cultura de la capital tinerfeña.


En el transcurso de la ceremonia, el alcalde calificó a Domingo Pérez Minik como “un chicharrero extraordinario en lo humano y en lo intelectual; un poeta referencial del período de entreguerras y faro de la bulliciosa y combativa vida cultural de la ciudad en el primer tercio del siglo XX”.


El primer edil capitalino explicó que el hecho surge a propuesta del Observatorio Cultural Domingo Pérez Minik. “Un colectivo de hombres y mujeres preocupados por avivar el debate acerca del presente y el futuro de la sociedad y las artes en Canarias, tomando así el legado intelectual que nos dejara el homenajeado”.


José Manuel Bermúdez añadió que “se trata de un grupo de personas comprometidas, como artistas, escritores, creadores y amantes de la cultura y las artes, con argumentos sobrados para catalizar alrededor de esta iniciativa a instituciones y entidades del municipio, igual que otras de ámbito regional, y figuras contrastadas del mundo cultural”.


El periodista y escritor Juan Cruz Ruiz, como miembro del Observatorio Cultural, cerró el acto para glosar la figura del homenajeado.


Domingo Pérez Minik fue clave en el desarrollo cultural de la ciudad, desde su residencia en la calle del Perdón, que a partir de ayer lleva su nombre. Además de otras dedicaciones profesionales, en 1925 comenzó a escribir en la Gaceta de Tenerife como cronista deportivo, empleando el seudónimo Minik. En 1926, en la revista Hespérides, publicó sus primeros trabajos de ensayo y crítica literaria.


En 1932, se unió al también pintor, crítico de arte y escritor español Eduardo Westendahl en la revista Gaceta de Arte, participando en su redacción y convirtiéndola en una significativa publicación de las vanguardias europeas. En 1952, apareció su primer libro Antología de la poesía canaria. Al mismo tiempo retomó su actividad teatral en el Círculo de Bellas Artes y en 1957 ingresó en el Instituto de Estudios Canarios.

Trayectoria


El homenajeado fue nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de La Laguna, se le concedió la Medalla de Oro al mérito en Bellas Artes, fue Premio Canarias de Literatura y Premio Nacional de Teatro, miembro de la Association Internationale del Critiques Litteraires de París y académico de número de la Real Academia Canaria de Bellas Artes de San Miguel Arcángel.


Su trayectoria demuestra que Domingo Pérez Minik puede ser considerado una de las figuras relevantes de las letras de Canarias.

TE RECOMENDAMOS