marcas

Una Navidad en pareja

Tenerife puede ser tan romántica como uno quiera, o entienda el romanticismo
Spring Arona Gran Hotel
Spring Arona Gran Hotel

Tenerife puede ser tan romántica como uno quiera, o entienda el romanticismo. Una puesta de sol, una cena frente al mar, un salto en parapente, una primera experiencia inolvidable… Encontramos el Arona Gran Hotel junto a una calita en plena Bahía de Los Cristianos, en una zona tranquila, casi residencial, pero con acceso directo al centro por el paseo marítimo. Aquí respiramos ese ambiente que caracteriza a los hoteles sin niños, lleno de parejas en busca de sol, y tal vez alguna actividad, dentro o fuera del hotel. 

Sus amplios espacios son un preludio de sus habitaciones, todas con vistas al mar y terraza; desde donde el arrullo del mar acompaña durante la noche. Su calma se percibe también en el spa, con tratamientos novedosos y piscinas de chorros interior y exterior; y en su servicio exquisito y discreto. La gastronomía es uno de los grandes protagonistas del hotel, que apuesta por productos de proximidad y que se puede disfrutar tanto en el buffet como en su restaurante Jarea, ambos ubicados frente al mar. La última renovación del hotel -estrenada el pasado mes de septiembre- ha traído además el concepto Alisios y Sirocos, una champanería que propone casi una treintena de espumosos entre los que encontrar las referencias nacionales e internacionales más reconocidas pero también una selección de marcas canarias. 

La Navidad trae una programación en la que reinan el deporte -desde funcional hasta aqua yoga- y la música en directo, con olimpiadas deportivas, torneo de petanca, clases de baile y espectáculos musicales todos los días. El 25 y 31 de diciembre tienen lugar las galas de Navidad y Fin de Año, con cocktail previo junto a la piscina y música en vivo tras las uvas.

TE RECOMENDAMOS