gastronomía

Donde Mario rinde homenaje a la cocina de la emigración

El restaurante Donde Mario, en Santa Úrsula, que cerró sus puertas en agosto de 2020 con la muerte de su fundador Mario Torres, ha vuelto a abrir sus puertas de la mano de sus hijos, Mario y Fabián

Donde Mario, en Santa Úrsula cerró sus puertas en agosto de 2020 con la muerte de su creador Mario Torres, tras una larga lucha contra la enfermedad. Ahora, el restaurante ha vuelto a abrir sus puertas de manos de sus dos hijos, Mario y Fabián, quienes han apostado por homenajear a su padre y su etapa de emigrante cuando con una corta edad vivió en sus propias carnes la dura vida de los que tuvieron que marchar a Venezuela y, años más tarde, recorrer países como Brasil, Colombia y Uruguay.

Los hijos, Mario y Fabián, que continúan con sus restaurantes de El Calderito de la Abuela y La Bodeguita de Enfrente (los tres ubicados en La Cuesta de la Villa, Santa Úrsula), han remodelado el antiguo Donde Mario, aportando más luz en los comedores, ampliando y adquiriendo cocinas de última generación y acristalada, más confort para los comensales y paredes blancas con pinturas de un cherne o un gallo, que evocan los productos canarios. Pero el mejor homenaje se refleja en la misma fachada donde está el logotipo del restaurante que representa una imagen de Mario Torres, cuando era niño, con su sombrerito, y que se vincula con la etapa de la emigración.

En la misma entrada del establecimiento hay cuadros, fotos y recortes de periódicos que mantienen presente quien fue Mario Torres, referente de la gastronomía de las islas y cómo hasta que las fuerzas le flaquearon estuvo al frente del restaurante.

Ahora el nuevo Donde Mario quiere seguir siendo una cita obligada en el Norte de Tenerife, pero también en el resto de la isla. Mario y Fabián quieren que el renovado restaurante se abra a las cocina canaria y latina, sin olvidar los platos clásicos que forman parte de la historia de este establecimiento.

El equipo humano de la cocina entrelaza diferentes nacionalidades y cocinas del mundo latinoamericano. Al frente de los fogones está el tinerfeño Raúl Torres, socio y también primo de Mario y Fabián, y con un amplio currículo por aquellas tierras, entre otros lugares. Junto a él figuran Rodolfo Munive, peruano y que ha trabajado con Gaston Acurio; el cubano Adrián Lorenzo y el venezolano Diego Bonnet.

El restaurante, que abrió a finales de noviembre, tiene una carta que se pretende que no siempre sea la misma, apostando por los platos de cuchara y con un fuera de carta, según los productos más frescos. Una visita realizada en medio de estas fiestas navideñas comenzó con una recomendación de Mario: el crujiente de plátano, cochino negro, mojo rojo y miel de palma. Un taco, complejo en su elaboración, y que hay que degustar rápido antes de que se enfríe.

El siguiente paso fue un ceviche apasionado con ají dulce venezolano, para mi gusto le faltaba un poco más de picante, que se acompaña de rejos de calamar rebozados. Francamente bueno.

Los platos de cuchara siempre son apetecibles en los restaurantes de los hermanos Torres, y ese día estaba fuera de carta las judías con bacalao y navajas. El plato fuerte fue un costillar de res a la brasa, muy tierno y jugoso, con salsa de carne y una ensalada. Para finalizar el almuerzo, un tiramisú al plato que estaba muy bueno.

Para acompañar los platos, el vino de la casa, un Terral, de la varietal syrah, que elabora la familia Torres. Por cierto, el pan es una de las piezas claves en los tres restaurantes y que se elabora en los bajos de El Calderito de la Abuela por el propio Mario que siempre busca la perfección en sus elaboraciones.

Mario y Fabián fueron distinguidos en 2018, en los XXXIII Premios de Gastronomía DIARIO DE AVISOS, por su labor en El Calderito de la Abuela, siguiendo la estela de su padre que lo fue, allá por el año 2004, en los XIX premios por su trabajo en el restaurante Los Corales que estaba donde hoy está precisamente el anteriormente citado. No cabe duda que, visto lo visto, este nuevo establecimiento dará muchas y buenas sorpresas gastronómicas.

TE RECOMENDAMOS