cd tenerife

El Tenerife acaba frustrado ante el Amorebieta (1-1)

Los blanquiazules no aprovechan las numerosas ocasiones que generaron, especialmente en la segunda parte, y tuvieron que conformarse con el punto logrado gracias al penalti que transformó Gallego y que fue la respuesta a un error cometido por Soriano y que supuso el tanto del Amorebieta
Imagen del CD Tenerife – Lugo. Fran Pallero

El CD Tenerife no pudo pasar el empate ante la SD Amorebieta. Los blanquiazules merecieron más, mucho más, ante el cuadro vasco, pero no supieron aprovechar las numerosas ocasiones de gol que generaron especialmente en la segunda parte. La primera fue mucho más igualada y pronto el club vasco se pudo por delante en el marcador gracias al fallo en cadena de Aitor Sanz y Soriano. Soriano corrigió el fallo de sus compañeros transformando un penalti señalado por el VAR tras apreciar unas manos de Larrazabal. El segundo acto fue de completo dominio visitante, pero los de Ramis no lograron convertir ninguna de las muchísimas ocasiones que generaron.

Explicó Luis Miguel Ramis en la previa del partido que Elady viene arrastrando molestias físicas desde el partido contra el Zaragoza y que ante Las Palmas lo tuvo que forzar debido a las bajas que tuvo el equipo. Por eso el máximo realizador del equipo no jugó de titular y su principal objetivo es llegar en condiciones a los compromisos posteriores al parón del próximo fin de semana. Tampoco jugó de inicio Sergio González. Sí que aparecieron Mollejo, en el costado diestro del centro del campo, y Sipcic en la zaga.

Para el Tenerife fueron los primeros minutos de partido, en los que se originó una ocasión de Mellot con un disparo potente desde fuera del área del equipo vasco. El balón se fue cerca del palo izquierdo del meta local. Minuto 3.

Sin embargo este supuesto dominio fue ficticio, ya que un grave error de Soriano le concedió la ventaja en el marcador al Amorebieta. Puso en un aprieto Aitor Sanz a su portero con un despeje fallido. El meta, temiendo que le pitasen cesión, le pegó con la pierna zurda en un despeje que salió también defectuoso y el balón fue a parar directamente a los pies de Guruzeta, quien aprovechó el regalo para marcar a placer y apuerta vacía el 1-0 del partido. Minuto 14.

El Tenerife acusó el golpe y entró en un momento delicado que el Amorebieta quiso aprovechar. Sin embargo apareció en escena en el momento oportuno el VAR, que cortó repentinamente el buen momento del equipo local. En un saltó dentro del área vasca, Larrazabal golpeó el balón con la mano en una pugna con Bermejo. Pitó córner el colegiado en una acción que, inicialmente, no tenía más historia, pero el VAR apareció para avisar el colegiado de campo de la infracción del defensa. Fue al monitor el trencilla para corroborar el penalti que serviría para equilibrar el marcador. Se encargó de tirarlo Gallego, quien disparó a la izquierda del portero. Engañó a la perfección el punta al guardameta para meter el quinto gol de su cuenta particular. Minuto 27.

La jugada revisada sirvió para que el Tenerife se fuera a por el rival y se empezara a parecer al equipo que se colocó tercero en la tabla. Mollejo tuvo el 1-2 en sus pies en el minuto 35. Centro largo para el jugador pelado que se plantaba solo ante el meta del Amorebieta. Tras un buen quiebro, Mollejó intentó sorprender al portero con un disparo alto a la izquierda, una posición que favoreció a Marino a la hora de hacer un gran despeje a córner. Sería esa la ocasión más destacada del tramo final de la primera parte, que fue dominado por los visitantes.

La segunda parte arrancó con dominio total de un Tenerife que se topó con el portero Unai Marino en dos ocasiones claras de gol. El meta del Amorebieta se convirtió en el salvador de su equipo cuando evitó que su compañero Óscar Gil marcase en propia puerta y luego cuando el cuadro blanquiazul intentó una jugada ensayada iniciada en un saque de banda. Le llega el balón a Sipcic, quien prolongó de cabeza hacia atrás y Gallego remata también con la testa aunque algo flojo. Volvió a lucirse Unai para evitar el 1-2. Minuto 60.

Dos minutos después se produjo el primer cambio del Tenerife. Se fue Mollejo y entró Elady. Minuto 63.

El Tenerife siguió dominando u madurando un partido que con el paso delos minutos se le fue poniendo más de cara. Gallego tuvo dos ocasiones más de marcar. La primera tras recibir de espalda y rematar una ocasión que acabaría en córner. La siguiente fue un robo de Mellot para salir rápido al contragolpe. Acabaría rematando el punta y el balón rechazado le volvió a caer al lateral francés, quien finalizaría tirando el esférico a las nubes.

Ramis intentó echar toda la carne en el asador con un triple cambio en el minuto 77. Se metieron en el partido Moore, por Mellot; Míchel, por Corredera; y Rubén, por Shashoua. El partido estaba para ganarlo, pero faltaba aprovechar algunas de las ocasiones que generaba.

Como por ejemplo, la que tuvo Elady de cabeza en el 84 tras una falta ejecutada por Rubén. El artillero blanquiazul giró bien el cuello pero se le acabó cruzando mucho el balón. El Tenerife ya había perdonado mucho al equipo vasco. Pero el Amorebieta también tuvo una al final para llevarse los tres puntos. En una falta, Soriano volvió a dejar un balón muerto para el rechace franco de un Luengo que la tiró por las nubes.

Se llegó al tiempo de descuento y al Tenerife se le escapaba la posibilidad de llevarse una victoria, por número de ocasiones, se merecía.

TE RECOMENDAMOS