sanidad

“La emergencia está en Tenerife: faltan médicos y personal sanitario”

Rodrigo Martín, presidente del Colegio de Médicos de la provincia tinerfeña, instó al presidente del Gobierno, al consejero y al director general del SCS a “ponerse las pilas” y buscar soluciones
Rodrigo Martín, presidente del Colegio de Médicos de la provincia tinerfeña. DA

En las Islas faltan médicos, según reveló Conrado Domínguez, director del SCS, y ratificó ayer el presidente del Colegio Oficial de Médicos de Santa Cruz de Tenerife, Rodrigo Martín, que denunció al DIARIO la situación agónica de la sanidad pública en Canarias, y concretamente en Tenerife. A su juicio, el crecimiento poblacional no fue acompañado por una inversión en recursos materiales, infraestructuras, ni en la contratación de personal sanitario, sobre todo médicos.

Martín indica que, en esta sexta ola, “si ya estábamos mal, ahora estamos desbordados”. Mostró su preocupación por “una presión asistencial que jamás fue tan alta como hasta ahora. Es la realidad: los hospitales están más llenos que nunca, las UCI están más ocupadas que nunca, la Atención Primaria está más desbordada que nunca y las cifras de muertos prácticamente se doblan cada mes, pasando de 20 en octubre a 39, 95 y 75 en enero, pero aquí no pasa nada”.


Sobre las posibles soluciones que se deberían tomar en pleno pico pandémico, Rodrigo Martín manifestó que “lo primero es dejarnos de opiniones y ver la realidad. Los hospitales están más llenos que nunca y la Atención Primaria desbordada, y ahí es donde hay que actuar. Hay que mantener y atraer a los profesionales a la Sanidad Pública canaria. Para ello, hay que darles estabilidad en su puesto de trabajo, medios técnicos suficientes, espacios adecuados para trabajar, y también las retribuciones que les correspondan por el exceso de trabajo que están desarrollando, con más de 12 horas diarias”.


Asimismo, lamentó que la situación agónica de la sanidad en Tenerife viene de un desfase crónico generado hace años, donde el crecimiento poblacional no fue acompañado por una contratación de médicos y sanitarios.

“QUE SE PONGAN LAS PILAS”


“La realidad es que Tenerife antes de la pandemia era la isla más sobrecargada, con un menor ratio de personal sanitario en relación al número de habitantes, debido a la crónica falta de recursos humanos. Ahora, en plena pandemia, somos la Isla con más contagios, por tanto la emergencia sanitaria principal ahora está en Tenerife. No he visto las medidas que ha adoptado el presidente del Gobierno, el Consejero o el Director General del SCS para revertir la situación crítica que afecta a Tenerife, donde se encuentra ahora la principal emergencia sanitaria por el gran número de contagios. Deben tomarse decisiones que tengan un impacto a corto plazo.”

Cuestionado sobre posibles cambios ante la incapacidad del actual equipo de la Consejería de revertir la situación pandémica, Rodrigo Martín manifestó que “soy el primero que tendría muchas ganas de pedir una dimisión, pero creo que el que viniera nuevo ahora tendría que empezar de cero, sobre todo si como suele ocurrir ponen al frente de Sanidad a gente que del área saben poco”. Sin embargo, continuó, “lo que si me atrevo a decirles es que se pongan de una vez las pilas, que lo mismo que todo el personal sanitario: médicos, enfermeros, etc., están doblando turnos y jornadas laborales, que duerman también cuatro horas al día trabajando, buscando y ejecutando soluciones. ¡Aquí no estamos en un recreo!”, enfatizó.

Para Rodrigo Martín los políticos deben reunirse “con los técnicos que de verdad les digan cómo está la situación, no con los que le dan palmaditas, y hacer con ellos un plan de Urgencia a corto plazo y planes a medio y largo plazo de lo que se debería hacer y cómo abordar la actual y futuras pandemias. Para empezar, en Tenerife faltan varios Centros de Salud, y un nuevo Hospital, que sería lo ideal a largo plazo.

Además, afirmó ante las últimas situaciones vividas en los Centros de Salud que “son inaceptables las colas presenciales y las llamadas interminables para gestionar trámites administrativos como las bajas laborales y otros generados por las decisiones como el certificados Covid. Llevamos más de un año sin apoyarnos en las farmacias para validar un test covid o entregar un certificado de vacunación si no hay forma de hacerlo telemáticamente. Además, se pudieron colocar terminales de uso público en los Centros de Salud que permitan emitir diversos documentos de manera más automatizada, además de mejorar el aplicativo informático y online que falla en muchas ocasiones y que obliga a un usuario a acudir”. Además insistió en que “es muy irritante que un usuario llame y llame y que no se le contesten el teléfono. Hay que dar otra imagen y cambiar muchas cosas. El COVID nos está enseñando muchas realidades que hay que mejorar”.

También abogó por otra serie de medidas a medio y largo plazo “que cambien la estructura de lo que es la asistencia sanitaria actual, lo que se llama la medicina especializada de precisión, que si hubiese estado desarrollada en Canarias se hubieran evitado buena parte de los efectos negativos que tenemos con la pandemia. Son conocimientos que se tienen pero hay que invertir medios en aparataje, técnicas y hay que contratar profesionales genetistas, inmunólogos, anatónomo-patólogos, bioinformáticos, hacer convenios para utilizar las supercomputadoras instaladas ya en Canarias, en el ITER o en el IAC, son todas estas acciones que no se ha hecho nada en la práctica”. Para ello pidió incentivar “que profesionales preparados en estas nuevas técnicas de la medicina de precisión puedan venir para Canarias, incluso hay canarios trabajando en la Península, Francia, Alemania o Gran Bretaña, que si se les dieran buenas condiciones laborales estarían dispuestos a venir”, y recordó cómo el Cabildo de Tenerife y la ULL lo hicieron en las décadas de 1960 y 70 cuando se creó el HUC y la Facultad de Medicina incentivando la llegada de buenos profesionales.

TE RECOMENDAMOS