economía

Fundación Cepsa entrega los Premios al Valor Social 2021 en Canarias

Cruz Roja, CEAR Canarias, la Federación Salud Mental Canarias, ARSM Anchieta, la Asociación Asistencial Nahia, Ahete y Acufade recogen los galardones

Fundación Cepsa ha celebrado esta mañana el acto de entrega de los Premios al Valor Social 2021, que recayeron en Cruz Roja Española, CEAR Canarias, la Federación Salud Mental Canarias, la Asociación de Reinserción Social de Menores Anchieta, la Asociación Asistencial Nahia y la Asociación de Hemofilia en la provincia de Santa Santa Cruz de Tenerife (Ahete). A ellos se sumó también la Asociación de Cuidadores, Familiares y Amigos de Personas con Dependencia, Alzheimer y otras Demencias (Acufade), que obtuvo un Premio Especial del Empleado.

El evento contó con la presencia de la responsable de Fundación Cepsa en las Islas, Belén Machado; el Diputado del Común y presidente del jurado, Rafael Yanes, así como otros de sus miembros, como la viceconsejera de Derechos Sociales del Gobierno de Canarias, Gemma Martínez; el consejero delegado de Participación Ciudadana y Diversidad del Cabildo tinerfeño, Nauzet Gugliotta; la concejala de Acción Social del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Rosario González; la responsable de Tenerife Isla Solidaria, Beatriz Sicilia; y Laura Hernández, en representación de los profesionales de Cepsa.

Durante el acto, Belén Machado remarcó que los Premios al Valor Social son la iniciativa más emblemática de Fundación Cepsa, ya que suponen el reconocimiento a la solidaridad de las ONG con los colectivos más desfavorecidos, además de hacer frente a las necesidades más urgentes, como ha ocurrido en esta edición con la atención a las personas afectadas por la erupción del volcán de La Palma.

Asimismo, añadió que en esta edición los galardones contemplan una aportación de 80.000 € en las Islas, que permitirán a cerca de 2.700 personas beneficiarse directa o indirectamente de las siete iniciativas distinguidas, que se desarrollarán a lo largo de este año y que están encaminadas a mejorar su calidad de vida y favorecer su integración.

Asimismo, destacó la doble vertiente de dichos premios, que apuestan por incentivar la solidaridad entre de los profesionales de Cepsa a través de la figura de los padrinos y madrinas solidarios, que se convierten en nexo de unión con las entidades premiadas.

Por otro lado, recordó que este año el peso de los Premios al Valor Social en Canarias se ha hecho más patente, al haber sido elegida una ONG canaria entre las cuatro entidades ganadoras de un Premio Especial del Empleado, otorgado por los profesionales de Cepsa de España (Canarias, Madrid, provincia de Huelva y Campo de Gibraltar), Portugal, Colombia y Brasil.

Premio Especial del Empleado, Acufade, entregan Machado y Fernández Sabugo

Por su parte, Rafael Yanes destacó el compromiso solidario de Fundación Cepsa, especialmente en un momento socialmente difícil como el que atraviesa Canarias en estos momentos. En este sentido, señaló que cerca del 30% de la población está en situación de exclusión social. A esto, explicó, se suma el elevado desempleo que existe en el Archipiélago, además del actual contexto de presión migratoria. Estos aspectos, junto a los efectos de la pandemia y la reciente erupción volcánica en La Palma han hecho que iniciativas como estos galardones se materialicen en un momento oportuno para poder hacer frente a esta situación, concluyó.

Por su parte, las entidades galardonadas pusieron en valor la relevancia de los Premios al Valor Social para el desarrollo de iniciativas que contribuyan a garantizar la dignidad de la población, en especial de aquellos colectivos más vulnerables, a través de proyectos dirigidos a aportar los recursos necesarios para hacer frente a sus necesidades básicas, así como garantizar su autonomía y su integración social.

A su vez, resaltaron la necesidad de que se impulsen apoyos de este tipo para avanzar hacia la igualdad de oportunidades y garantizar un crecimiento social equilibrado.

Proyectos premiados

Un total de 350 personas, cien de ellas de forma directa, se beneficiarán del proyecto ‘SOS La Palma’ de Cruz Roja Española, centrado en cubrir las necesidades de las personas que se encuentran en situación de extrema vulnerabilidad o de exclusión social por la erupción del volcán, señaló la responsable provincial de la entidad, Maria Teresa Pociello. Las prestaciones se basarán en la entrega de ayudas económicas para la adquisición de alimentos y productos de higiene, enseres del hogar, mobiliario y electrodomésticos básicos. A esto se suma la derivación a recursos internos y externos de Cruz Roja y la mediación para garantizar el acceso a los recursos sociales, sanitarios o educativos. Por otro lado, se llevará a cabo un seguimiento de la persona usuaria para valorar su evolución y su inclusión plena en la sociedad. La madrina del proyecto es María del Mar García.

El coordinador territorial de CEAR Canarias, Juan Carlos Lorenzo, explicó que la entidad pondrá en marcha el proyecto ‘Itinerary’, de apoyo a itinerarios personalizados de inserción, con el fin de favorecer la integración social de refugiados, asilados, desplazados e inmigrantes, facilitando el acceso a recursos públicos y privados existentes tanto en el ámbito social principalmente, así como en el jurídico, sanitario, educativo y laboral. La iniciativa, que beneficiará a 120 personas de forma directa y 80 indirectamente, contempla el desarrollo de acciones de primera acogida, análisis de la situación de cada usuario y de sus demandas, la aportación de información sobre recursos específicos, la derivación a servicios internos y externos para cubrir la demanda, además de facilitar recursos y hacer un seguimiento. Amayra García es la madrina de esta acción.

El proyecto ‘En primera persona: voluntariado y participación’ de la Federación Salud Mental Canarias impulsará el voluntariado en esta red asociativa con el fin de que sean las propias personas, desde su experiencia y su vivencia con un problema de salud mental, las que se involucren en el día a día de las entidades para aportar sus testimonios, sus conocimientos y sus habilidades para servir de apoyo a otras personas que están viviendo situaciones similares. Su presidente, Enrique González, afirmó que, además, se desarrollarán acciones formativas en cada una de las entidades de la Federación, se establecerá un espacio de apoyo técnico, un encuentro anual y el diseño de una campaña de sensibilización y prevención en salud mental. La iniciativa beneficiará a 84 personas de forma directa y 700 de forma indirecta. El padrino es Tanausú Cruz.

Con el objetivo de dar visibilidad a las víctimas de violencia machista a través de las herramientas que ofrecen las artes escénicas, ARSM Anchieta desarrollará el ‘Proyecto Voces’, que gira en torno a la prevención y detección de situaciones de desigualdad, sumisión o maltrato, explicó su presidenta, Verónica Polegre. Asimismo, hace referencia a las distintas violencias machistas, creando un espacio donde reunirse y sentar las bases de su empoderamiento. En esta línea se realizarán talleres de investigación creativa con un grupo de mujeres que pertenezcan a este colectivo y estén interesadas en poner en común sus experiencias personales y su relación con el entorno mediante una experiencia performativa. La iniciativa beneficiará a 17 personas de forma directa y 200 indirectamente. Javier Calderón apadrina el proyecto.

La Asociación Asistencial Nahia impulsará el ‘Programa de inclusión lingüística y cultural’, dirigido a crear espacios de aprendizaje adaptados para los jóvenes migrantes que llegan a Canarias, señaló su presidenta, Laura Sosa. Para ello, se les dotará de las competencias lingüísticas sociales básicas y se les ayudará a compensar o paliar las diferencias originadas por las desigualdades socioeconómicas, idiomáticas y culturales, además de favorecer el uso funcional de la lengua como instrumento de comunicación. La iniciativa, que contará con 50 beneficiarios directos y 100 indirectos, contempla también la utilización de juegos para el desarrollo de la comunicación en la vida diaria y la introducción de contenidos culturales de los distintos países para fomentar el desarrollo de actitudes de respeto y tolerancia. El padrino es Jorge Ramos.

Desde Ahete, la tesorera de la entidad, Antonia de León,precisó que se pondrá en marcha el proyecto ‘Conoce mi vida, conoce mi hemofilia’ para dar respuesta a la demanda de los afectados por dicha patología de normalizar la enfermedad ante la sociedad, a través de su experiencia personal y evitar situaciones de vulnerabilidad y exclusión social. La iniciativa contempla la edición de un vídeo testimonial para dar a conocer la vivencia de personas que padecen hemofilia u otra coagulopatía congénita, además de las aportaciones de familiares de afectados, de representantes de la propia asociación y de especialistas sanitarios. Este material se distribuirá entre los colectivos afectados, familiares, centros educativos e instituciones públicas del ámbito sociosanitario y educativo para incidir en la sensibilización de la sociedad. El proyecto beneficiará a 150 personas de forma directa y 500 de forma indirecta. Su padrino es José Román Álvarez.

La directora gerente de Acufade, María Elena Felipe, precisó que se creará una unidad de atención al deterioro cognitivo leve en La Matanza que cubrirá el vacío existente en este área con el fin de mejorar la calidad de vida, los síntomas y la autonomía de las personas con dicho deterioro, además de generar recursos preventivos que puedan paliar los efectos del desarrollo de las diferentes demencias. Para ello se llevará a cabo una intervención multifactorial, que incluye desde la revisión de patrones nutricionales y de hábitos de vida saludable, la valoración física integral y el establecimiento de planes de entrenamiento, la valoración cognitiva y la aplicación de actividades de estimulación cognitiva adaptada a cada persona, además de otros aspectos como el acompañamiento emocional y el asesoramiento especializado. La iniciativa beneficiará de forma directa a 80 personas, cifra que se eleva a 240 si se incluyen los beneficiarios indirectos. José Justo Quintana Baquero ejerce de padrino del proyecto.

Con estas siete iniciativas premiadas se alcanza ya un total de 62 proyectos galardonados con los Premios al Valor Social en Canarias desde su implantación en 2008, a los que se ha destinado una partida de 575.000 euros. A nivel global, estos galardones han repartido más de cuatro millones de euros entre las diversas zonas geográficas en las que se celebran, permitiendo desarrollar más de 425 proyectos que han beneficiado a alrededor de 65.000 personas.

TE RECOMENDAMOS