la palma

La especulación urbanística llega al Valle de Aridane tras la catástrofe del volcán

Los precios de suelos rústicos, agrarios y en asentamientos rurales se disparan después del aumento de la demanda para la reconstrucción de viviendas de las familias afectadas

Los precios del suelo se han disparado en el Valle de Aridane. Manda la oferta y la demanda ante las posibilidades que el decreto Ley de Medidas Urgentes ha dado para la reconstrucción de los hogares que quedaron sepultados bajo el volcán, permitiendo el uso de terrenos donde antes de la erupción era impensable construir. Los afectados entienden que se está produciendo una “especulación voraz”.

Terrenos rústicos y otros con categoría de asentamiento rural -en el caso de El Paso- y otros agrarios han duplicado sus precios en las dos últimas semanas, llegando en algunos casos a situarse en valores propios de suelo urbanizable en el centro de Los Llanos. “El cóctel para que los precios aumenten en el Valle de Aridane es perfecto: hay mucha necesidad, la superficie es limitada, porque solo se puede recuperar la vivienda si es dentro de alguno de los tres municipios afectados, y se suma el elemento de la picaresca y el oportunismo, que por muy reprobable que pueda ser tras una catástrofe como esta, existe”.

Esmeralda, una de las damnificadas por el volcán, con su casa sepultada bajo la lava en un terreno que compró a menos de un kilómetro de la de sus padres, también bajo la colada, explica que “los mismos terrenos que antes costaban 10 o 20 euros por metro cuadrados como mucho, se están vendiendo ahora a 50 y 70 euros el metro cuadrado”.

Propietarios de grandes terrenos están optando por la segregación de sus tierras, creando parcelas para la venta a los damnificados con precios que, los potenciales compradores, entienden abusivos. La petición de regulación de precios incluida en el manifiesto de la Iniciativa Ciudadana de Afectados, que lograron que el Defensor del Pueblo abriera una causa para su estudio, no tiene cabida.

Una fórmula para frenar el aumento de los precios del suelo en el Valle, entiende el presidente de la Comisión Insular de la Fecam y alcalde de Puntagorda, Vicente Rodríguez, sería el aumento de la oferta de suelo para los damnificados, ampliando el radio de acción del decreto ley aprobado por el Gobierno de Canarias al resto de municipios de La Palma. Varios expertos en tasación y arquitectos conocedores del planeamiento insular y local consultados por este periódico coinciden en señalar que El Paso será el municipio beneficiado, en términos poblacionales y, por lo tanto, con mayor proyección en peso político y económico a medio y largo plazo tras la erupción volcánica. Esta posición preponderante frente a Los Llanos de Aridane, durante más de una década en el puesto de cabeza en número de vecinos censados, incluso por encima de la capital de la Isla, responde a las posibilidades que otorga el Plan General de El Paso, con bolsas de suelo urbanizable.

La situación de Los Llanos es, por el contrario, nada ventajosa: su planeamiento en vigor es de 1987, después de que en el Tribunal Supremo anulara en 2015 el documento que aprobaron apenas cinco años antes y tras ser denunciado por una plataforma vecinal por la instalación de un planta de asfalto en el Callejón de la Gata, desaparecido casi en su totalidad bajo la colada.

TE RECOMENDAMOS