medio ambiente

“La vergüenza de Tenerife”: denuncian la cantidad de vertidos ilegales que existen en la Isla

Felipe Ravina, productor de documentales marinos, asegura que actualmente existe un total de 136 puntos de vertidos al mar que "no están autorizados"

El cierre momentáneo de playas en Tenerife por la presencia de la bacteria E.Coli, sobre todo en la conocida popularmente como época de bonanzas -desde agosto hasta octubre-, se ha convertido en un hecho reiterado que arruina a muchos el periodo estival en la Isla. Sin embargo, tras el comunicado del Ayuntamiento de turno, se sumerge una realidad que, de conocerse su impacto real en el medio ambiente y, por consiguiente, en nuestras vidas, propiciaría una avalancha de protestas.

El documentalista Felipe Ravina, reconocido por sus grabaciones insólitas bajo las aguas canarias, ha denunciado en redes sociales la cantidad de vertidos ilegales que actualmente existen en la Isla, que son un total de “136 no autorizados”. “La vergüenza de Tenerife (y Canarias)”, plasma el amante del medio marino en un mensaje compartido en Instagram, pidiendo a los usuarios que difundan la información.

Ravina asegura que “miles de aguas residuales se vierten en nuestros fondos marinos contaminándolos”, a la vez que insta a la población a replantearse el siguiente dato, según su experiencia recabada: “He visto sargos, salemas, bogas, sardinas, viejas y pulpos alimentándose en medio de las aguas residuales; si estos animales acaban en un plato, se estarán comiendo un ejemplar que ha ingerido todo lo que sale de nuestros inodoros”.

El productor de documentales marinos puntualiza a este periódico que “uno de los problemas más graves que tiene la costa de Canarias son los desechos inorgánicos que si tiran al váter”, como es el caso del papel higiénico o las toallitas. A este respecto, apela a la responsabilidad “desde casa” porque “es urgente buscar una solución”.

La publicación, que ya ha superado los 7.000 me gusta, ha impulsado la indignación de la población isleña que, consciente de que “Tenerife está más cerca de dejar de ser un paraíso”, coincide con el denunciante: “Es una vergüenza”.

TE RECOMENDAMOS