santa cruz

Santa Cruz tendrá tres millones para restaurar el templo masónico

Será el Instituto del Patrimonio Cultural de España el encargado de realizar la operación de entrega al Ayuntamiento
El proyecto de restauración del Templo Masónico, uno de los edificios más singulares de Santa Cruz de Tenerife, vuelve a sufrir un nuevo retraso con esta medida. Fran Pallero
El Templo Masónico que se ubica en la calle San Lucas de la capital se considera único en Europa por sus características egipcias. Sergio Méndez

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, se ha reunido este viernes con el director general de Bellas Artes del Ministerio de Cultura, Isaac Sastre de Diego, para cerrar el procedimiento por el que se transferirán tres millones para la rehabilitación integral del templo masónico que figuran en una partida del Ministerio de Hacienda al Ministerio de Cultura.

Así, a través de una subvención nominativa, será el Instituto del Patrimonio Cultural de España el encargado de realizar la operación de entrega al Ayuntamiento de Santa cruz de Tenerife.

Bermúdez destacó que se siguen dando los pasos necesarios y ya se están redactando los pliegos técnicos y administrativos con la finalidad de sacar las obras a licitación en el próximo mes de marzo o abril y con la idea “de que se inicien los trabajos de rehabilitación de este edificio único en Europa antes de finales de año”.

Con esta financiación procedente del Estado prácticamente quedaría cubierta la casi totalidad de lo presupuestado en la memoria técnica del proyecto, comenta en una nota.

Esta partida presupuestaria es fruto de una negociación directa del alcalde con el vicepresidente del Gobierno de Canarias y consejero de Economía y Hacienda, Román Rodríguez, que trasladó al representante de su partido (Nueva Canarias) en el Congreso de los Diputados la conveniencia de la presentación de una enmienda por este importe para incluirla en los Presupuestos Generales del Estado para 2022, que fue aprobada en la tramitación de las cuentas del Gobierno.

“Este edificio es la única muestra de arquitectura masónica en España, construido en 1904, y que está llamado a convertirse en una edificación que, una vez reformada, será un reclamo de primer orden para los residentes y visitantes, y un polo de atracción indiscutible para la comunidad masónica europea e internacional”, avanza el alcalde.

RECLAMO TURÍSTICO

Además, precisa que “en el mundo hay más de 6 millones de masones y solo en Reino Unido el número supera los 200.000, lo que sin duda conferirá a este emblemático edificio un poder de atracción indiscutible para un buen número de turistas”.

El alcalde aprovechó su estancia en Madrid para reunirse con Jesús Soriano Carrillo, 33º Soberano Comendador del supremo Consejo del Grado 33º y último del rito escocés antiguo, con quien departió sobre diferentes aspectos de la logia en la capital de Tenerife y “las positivas consecuencias que tendrá la rehabilitación de esta joya del patrimonio de Santa Cruz, tanto para la masonería de esta ciudad como para los miembros de toda Europa y el mundo, precisamente por la singularidad de esta construcción”.

Las obras proyectadas por la arquitecta María Nieves Febles en el templo masónico de Santa Cruz se centrarán en la recuperación simbólica y materialmente de la logia masónica, atendiendo a su categoría de BIC, además de adecuar y compatibilizar los nuevos usos, con el carácter patrimonial del edificio, contemplando, además, la recuperación de la configuración espacial e iconográfica de los espacios de mayor simbolismo, como la Sala de Tenidas y la Sala de Ágapes.

Con esta finalidad, el equipo redactor contempla incorporar técnicas de construcción actuales, en espacios de nueva creación o de interés simbólico, cuya resolución resulte más ventajosa para la resolución final, por lo que se añade que se resolverán los espacios posibilitando el uso público del edificio, según las normativas en vigor, accesibilidad (ascensor), normativa de incendios, adecuación estructural a los nuevos o futuros usos e incorporar las instalaciones necesarias, “sin desvirtuar la imagen original, ni ser agresivas en cuanto a su expresión, quedando lo más mimetizadas posible”, sostiene la arquitecta.

TE RECOMENDAMOS