cultura

Sito Morales: “Ahora la canción se deja querer un poco más y yo intento no maltratarla”

El cantautor tinerfeño protagoniza el día 23 en el Teatro Leal un concierto del proyecto 'Efecto Laguna'
Sito Morales y Álvaro Jiménez actúan el día 23 en el Teatro Leal. / DA

Sito Morales será el protagonista este mes del concierto del proyecto Efecto Laguna, un ciclo impulsado por el Organismo Autónomo de Actividades Musicales del Ayuntamiento lagunero. La cita es el próximo día 23 en la Sala del Cámara del Teatro Leal, con el precio de la entrada a cinco euros. Sito Morales regresa a Aguere para presentar los sonidos de su último trabajo, Ojalá Mondo.

-¿Qué ofrecerá en su próximo concierto en el Teatro Leal?
“El repertorio que montamos para Ojalá Mondo unas pocas semanas antes de que estallara toda esta locura de la pandemia. Las actuaciones programadas fueron suspendidas una tras otra, pero actuamos todo lo que pudimos. Defenderemos esas canciones, así como otras que nos acompañan desde hace años”.

-¿Cómo es el proceso de composición de sus canciones?
“Cada vez es más complicado. Me resulta necesario saber qué temática voy a abordar. No puedo volcarme en el trabajo si eso no me convence, así que una vez que tengo más o menos claro este detalle y reflexiono sobre él, solo puedo quedar a la espera de la chispa mágica, un tarareo, dos o tres versos en mente… Luego con el instrumento hay que buscar la tonalidad, empezar a retorcer y exprimir la cosa… Puede volverse un auténtico calvario o bien cuestión de minutos. Lo peor, algo frecuente, es trabajar todo eso, terminar la letra, interpretarlo, darlo todo ahí como un campeón, grabar, escuchar el resultado y… concluir con un: “Qué mier*** de canción he hecho, my God!”.

-Ha dicho que ‘Ojalá Mondo’ tiene un repertorio honesto. ¿Alguna vez pudo decir lo contrario de sus otros discos?
“Bueno, con 50 años las certezas se hacen pequeñas y las dudas se agrandan”.

-¿Qué es lo mejor de estar sobre un escenario?
“¡Uf! Ese instante en el que sientes la conexión con el público. Casi dejas de ser una persona y solo eres una especie de transmisor… No hay nada alrededor, el mundo desaparece, estamos flotando entre sonidos y palabras. También es muy estimulante cobrar el caché. Conchita Piquer aseguraba que eso le hacía afinar mejor la voz”.

-¿Qué diferencias artísticas hay entre el Sito Morales que se inició en la música hace algunas décadas y el actual?
“Bastantes, creo que la canción ya no es la que me lleva por ahí… dando bandazos. Hemos hecho un trato los dos: ella se deja querer un poco más y yo intento no maltratarla”.

-¿Qué aporta Álvaro Jiménez a su proyecto?
“Es más que una aportación. No exagero si digo que aún estoy haciendo música gracias a él. Alvi es la estructura que sustenta todo el repertorio. Lo lleva haciendo hace muchos años, desde que trabajábamos en formato banda, y ahora en formato dúo, pues te puedes imaginar… Su exigencia y profesionalidad me empujan a estar a su nivel”.

TE RECOMENDAMOS