Zelenski: de ‘8 First Dates’ a talón de Aquiles de Putin

El coraje del actual presidente ucraniano, antaño cómico televisivo pero con formación jurídica, clave para la insólita, por unánime, reacción de Occidente ante el sátrapa ruso
Zelenski Ucrania
Zelenski se impone en las presidenciales de Ucrania con más del 70 por ciento de los votos. / YOUTUBE

No es precisamente un secreto que Donald Trump nunca hubiera sido presidente de los Estados Unidos de América si no hubiera limpiado hasta el paroxismo su imagen pública (nefasta tras la quiebra de sus casinos), protagonizando el reality show televisivo The Apprentice (El Aprendiz).

Lo que seguramente es menos conocido que -para variar- Trump es mucho menos de lo que pudo parecer en algún momento para las mentes que lo auparon a la Casa Blanca, porque fue otro protagonista de la versión local de dicha fórmula televisiva el primero que la utilizó para convertirse en mandatario de su país, un honor que corresponde a Vlademir Lado Gurgenidze, que fue el presentador de Kandidati (como se llamaba la versión de El Aprendiz transmitida en ese país del Cáucaso) antes de convertirse en primer ministro de Georgia en noviembre de 2007.

Sin embargo, el indudable mérito de Trump se queda incluso pequeño al compararlo con la impresionante dimensión mundial actual de otro político que atinó a intuir que, al rebufo de la popularidad televisiva, todo es posible, incluso hasta que Belén Esteban y Rafael Amargo lograron que hasta los vecinos de Santa Cruz de Tenerife se avergonzaran de su insuperable Carnaval durante la infame Gala de Elección de la Reina de, precisamente, 2007, por recurrir a un ejemplo local.

Sin restarle loas a los defensores de Ucrania, cuyo ejército es menos de la mitad de los invasores rusos y en principio no contaron con más ayuda que la reclutación de los vecinos a los que se instruyó en el uso de armas cortas y elaboración de cócteles molotov -deprisa y corriendo- a través de la televisión y radio pública de dicho país, lo cierto es que la propaganda basada en la heroica resistencia del hoy presidente ucraniano, Volodímir Zelenski (Krivói Rog, 1978) es hoy el acicate trascendental, cual talón de Aquiles del dictador ruso Vladímir Putin, quien ayer mismo amagó con el armamento nuclear a la vista del extraordinario eco en favor de los que resisten en Ucrania a una invasión que tanto recuerda a la Blitzkrieg [ataque relámpago] nazi, coincidencia por otra parte nada casual atendiendo al andar de la perrita de semejante sátrapa.

Pero, ¿de dónde viene Zelenski? Hablamos del hijo de un profesor de cibernética y una ingeniera que, por las obligaciones laborales de su padre, pasó cuatro años de su más tierna infancia en Mongolia, y en cuyo árbol genealógico figuran tanto antecedentes judíos que sufrieron el Holocausto nazi como fundamentalistas ucranianos.

Como no hay mayor error que asumir como propias las deudas de otros, ciñémonos a la biografía de este licenciado en Derecho que nunca ejerció como jurista pero alcanzó notable popularidad como actor y cómico en su país antes de convertirse en su principal referencia institucional.

Así, superando continuas eliminatorias en un celebrado concurso de cómicos que le permitió visitar no pocas antiguas repúblicas soviéticas, Zelenski creó en 1997 el equipo de comedia Kvartal 95, que desde 2003 se convirtió en una productora clave para los contenidos de las televisiones ucranianas.

Tal popularidad se disparó al protagonizar las tres entregas de la película Love in the Big City o 8 First Dates, pero es en 2015 cuando Zelenski se convirtió en la estrella de la serie de televisión Servidor del Pueblo, en la que interpretó el papel de presidente de Ucrania. En la serie, el personaje de Zelenski es un profesor de historia de Secundaria de unos 30 y tantos años que gana las elecciones presidenciales después de que un video viral lo muestra despotricando contra la corrupción gubernamental en Ucrania.

El éxito fue tal que la ficción pasó a ser mero preludio de la realidad, de tal modo que Servidor del Pueblo se inscribió como el partido político con el que, tras cuatro años de emisión, Zelenski arrasó en las dos vueltas de las elecciones a la Presidencia de Ucrania en 2019, logrando más del 70% de los votos frente al entonces presidente, Petro Poroshenko.

TE RECOMENDAMOS