Cuatro bodegas de Tenerife proponen sus vermuts en Madrid Fusión

El Cabildo de Tenerife presentó en Madrid Fusión cinco vermuts elaborados por cuatro bodegas de la isla.

Bajo el título “La hora del vermut de Tenerife”, el Cabildo de Tenerife presenta los vermuts de cuatro bodegas de la isla bajo el asombro de un público poco acostumbrado a los sabores de Tenerife. Los comensales del restaurante Tenerife Despierta Emociones, pudieron catar los diversos matices de los vermuts de la isla, comprobando con ello la gran diversidad que proporcionan las bodegas que han apostado por este producto diversificando con ello su catálogo comercial. Se sirvieron los vermuts Humboldt, de Bodegas Insulares; Vermut 18 blanco y rojo, de Bodega El Lomo; Laurisilva, de Finca el Lancón y Malvillo de Bodega La Casmi.

Una vez más, los comensales del estand de Turismo de Tenerife en el prestigioso Congreso Internacional de Gastronomía, Madrid Fusión, vivieron con sorpresa la experiencia disfrutada hoy en “La hora del vermut de Tenerife” ya que, como indica María Hontoria, responsable de la Unidad de Enología del Cabildo de Tenerife, “los vermuts, como los vinos, tienen registros distintos a los que habitualmente está acostumbrado el consumidor peninsular”.

Con los vermuts de Tenerife afloran matices frescos proporcionados por los cítricos que han macerado en los vinos, que recuerdan la posición atlántica de la isla. Así, los asistentes apreciaron el equilibrio entre el dulzor, amargor y astringente, base de una bebida que se puede disfrutar no solo como un aperitivo, sino a cualquier hora del día.

El corazón de los vermuts lo aporta la flora autóctona que se haya utilizado en su elaboración, como puede ser el incienso Artemisia Canariensis u otros botánicos (así se llaman a los vegetales que se encuentran en las elaboraciones) como el romero o el tomillo. “El empleo de estas hierbas garantiza los endemismos de la isla y nos conecta con esa tradición de agüitas guisadas que preparaban nuestras abuelas”, recuerda Hontoria, quien hizo una presentación exquisita de los vermuts apoyándose en técnicas y reflejando el gran compromiso emocional al que se encuentra ligada, “tanto los vermts, como los vinos, son un acto de amor indiscutible hacia nuestra tierra”.

Desde el año 2014 el Servicio Técnico de Calidad y Valorización Agroalimentaria del Cabildo de Tenerife ha desarrollado en su bodega experimental de Araya (Candelaria) un proyecto de elaboración de vermuts tinerfeños, dentro del objetivo de la diversificación de la oferta del sector vitivinícola insular. Las premisas en su elaboración han sido, por una parte, la obtención de un producto de alta calidad y por otra, que en el mismo, las materias primas originales de la isla y de Km 0, tanto el vino como los componentes vegetales empleados, lograran, en sinergia, un producto diferenciado y con personalidad propia en el mercado de los vermuts e innovador en Tenerife.

La preparación de estas bebidas en la isla data de mediados del siglo pasado, ya que diversas destilerías, como La Cocal, elaboraban y distribuían, entre otros productos, vermuts. El vermut es un vino aromatizado que tiene como condición tener un mínimo de 15 grados de alcohol y contar con una artemisa dentro de los botánicos que le da el carácter amargo.

El público tinerfeño podrá probar y disfrutar los distintos vermuts de la isla a través de campañas de promoción.

Para María Hontoria “es una satisfacción comprobar que un proyecto que nace en el Cabildo, ha tenido respuesta por parte tanto de bodegas, como de consumidores” quien añade de forma rotunda que “es lógico que de grandes vinos como son los de Tenerife, obtengamos grandes vermuts”. Además, cuando le preguntan por el futuro de este producto en la isla, asegura que es una bebida que podrá implantarse fácilmente porque “nuestra tierra cálida se presta a vivir y la hora del vermut es el anticipo de un almuerzo y a nosotros nos gusta disfrutar las comidas con amigos. Es una cita con amigos”.

TE RECOMENDAMOS