san miguel de abona

Denuncian un aumento de los robos a negocios del Golf del Sur

Empresarios y comerciantes del principal núcleo turístico de San Miguel alertan sobre la proliferación de asaltos a locales y piden más presencia policial, especialmente de noche

Empresarios y comerciantes de la urbanización Golf del Sur, en la costa del municipio de San Miguel de Abona, han vuelto a denunciar los asaltos a establecimientos y los robos a turistas en las últimas semanas. Advierten de que los actos delictivos han aumentado coincidiendo con la temporada alta turística y reclaman más presencia policial en la zona.

Bares, cafeterías, supermercados y bazares se han convertido en los blancos preferidos de los delincuentes. Uno de los empresarios afectados, propietario de varios establecimientos, que prefirió no revelar su identidad, explicó a este periódico que ya ha “perdido la cuenta” de los robos que han sufrido sus negocios.

“El último fue hace unos días: entraron dos encapuchados y en solo un par de minutos destrozaron la máquina tragaperras, no les importó que les grabaran las cámaras ni que saltara la alarma. La Policía nos comentó que esa noche se habían denunciado varios robos más”, señaló.

En el vídeo, al que tuvo acceso este periódico, se aprecia cómo dos hombres encapuchados, uno vestido con chándal y otro con bermudas, irrumpen en el local de madrugada y fuerzan violentamente la máquina tragaperras y la caja registradora. Antes de marcharse, uno se percata de la presencia de una cámara en el techo y arremete contra ella. Seguidamente emprenden la huida. Todo en menos de tres minutos.

El empresario afectado sostiene que “la sensación de inseguridad es mayor en esta época del año, porque los delincuentes vienen como tiros en la temporada alta turística, ese es su trabajo”. Asegura que “todos los vecinos lo saben y te lo dicen, hay un montón de robos”.

Oleada

Ya a final del año pasado varios empresarios y vecinos denunciaron en este periódico una oleada de robos a locales y a viandantes, algunos a plena luz del día. “Un día, un individuo armado con un cuchillo llegó a la cafetería, que a esa hora tenía algunos clientes, y se llevó la recaudación de la caja; un camarero salió tras él, el tipo se volvió y le hizo frente con el cuchillo”, señaló el emprendedor.

La mayoría de negocios ha instalado sistemas de videovigilancia y alarmas de seguridad. Pero sus propietarios quieren ver por la urbanización más agentes de la Guardia Civil, Policía Local y Policía Canaria, especialmente por la noche, cuando se producen la mayoría de robos.

Asimismo, afirman que algunos turistas han sido asaltados cuando paseaban de noche y otros han sufrido robos en apartamentos mientras dormían. “Somos conscientes de que la Guardia Civil y la Policía hacen lo que pueden y que son necesarios más agentes y medios, pero nos sentimos desprotegidos”, subrayan.

TE RECOMENDAMOS