La isla de Tenerife exprime sus uvas volcánicas en la Wine Edition

Seis vinos de Tenerife, que representan la diversidad del 'terroirs' de la isla y sus difererntes maneras de elaboración, inauguraron ayer las catas de la Wine Edition 2022.

Seis vinos de Tenerife, que representan la diversidad del ‘terroirs’ de la isla y sus difererentes maneras de elaboración, inauguraron ayer las catas de la Wine Edition 2022, que se enmarca en las actividades de Madrid Fusión, y que colgó el cartel de lleno. No en vano prestigiosos críticos acudieron a este evento, dirigido por María Hontoria, del Cabildo de Tenerife, y David Seijas, exsumiller de elBulli. Hay que decir que no es frecuente una cata con una seleccion de bodegas que permita evaluar la diversidad, orografía, diferentes varietales y microclimas y formas de elaborar el vino con uvas volcánicas.

Fue precisamente el presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, quien quiso abrir estas jornadas en Madrid donde la isla estará presente con sus mejores vinos, con ponencias de Braulio Simancas y de Rosalía Díaz, así como desayunos, catas, almuerzos y meriendas. La presencia de Tenerife en esta edición supera las anteriores con el mayor stand de la feria y con lleno en todas sus experiencias gastronómicas dado el interés que despierta la cocina que se elabora en la isla.

La cata de vinos contó con la correspondiente explicación de los bodegueros. Empezó con un Benje Blanco 2020, listán blanco, de Envínate, que Roberto Santana y Alfonso Torrente elaboran en diferentes parcelas de Santiago del Teide y Seijas, conocedor de la gastronomía tinerfeña, consideró idóneo para acompañar una vieja frita.

El siguiente vino fue un blanco seco macerado con pieles de la Bodega La Araucaria, de la DO Valle de La Orotava, de Dolores Cabrera, quien apuesta por el trabajo en la viña para obtener buenos resultados y rindió homenaje a las mujeres que trabajan duro y con pasión nuestro cordón trenzado. Para Seijas, a este vino, que habla del ‘terroir’, le va una buena ración de costillas y papas.

Javier Gómez, quinta generación de vitivinicultores de Las Dehesas en el Valle de Güímar, presentó su 1400m, un listán blanco cultivado a esta altitud, del que Seijas destacó su equilibrio de texturas y su acompañamiento de un cherne encebollado.

El siguiente turno fue para el malvasía aromática y marmajuelo de Paisajes de la Isla, de Bodegas Tajinaste, que estuvo representado por Agustín García Farráis. Para este vino, extremadamente joven, según Seijas, propuso un molusco, como lapa con mojo cilantro.

El quinto vino catado fue un Cráter ‘El Joven’, de las Bodegas Cráter de Lourdes Fernández que busca un tinto joven tradicional con mayor expresión y disfrute en la boca. El sumiller la armonizaría con una buena ropa vieja.

La cata se cerró con un Mountain Wine de cepas viejas de listán prieto, de la bodega Altos de Trevejos, y la propuesta de unos tollos en salsa. Seijas, conocedor de los vinos tinerfeños, destacó la calidad y diversidad de ‘terroirs’ que representó la selección de estos vinos

Los desayunos, almuerzos y meriendas cuelgan el cartel de lleno

El Cabildo de Tenerife ha ido incrementado su apuesta cada año en los diferentes certámenes gastronómicos como Madrid Fusión y San Sebastián Gastronomika, con el afán de convertir la isla en un destino gastronómico dada la diversidad y singularidad de sus productos y la cualificación profesional de sus cocineros que, cada día, generan más interés en los medios nacionales e internacionales. Una prueba de ello es que los desayunos, almuerzos y meriendas desarrollados en el estand de Tenerife cuentan con llenos e, incluso, con listas de espera. Un almuerzo, dirigido por Juan Carlos Clemente, aunó la culinaria de la tradición de Roberto Fernández, (La Cruz del Carmen), Iván Casimiro (Mirador de Garachico) y Teresa Mesa (Catéring Gomeralia). Los asistentes probaron la ensaladilla de batata, papas de color y almogrote; el potaje de berros, el puchero, el conejo en salmorejo con papas de color o el barraquito en texturas. Ya por la tarde la merienda ‘Carnaval, Carnaval’ recordó nuestra fiesta de la calle con un Hot dog carnavalero, de Manuel Berriel (Esencias Café) y el cóctel de Beatriz Pitti, Cabrito Punch.

TE RECOMENDAMOS