marcas

Luchar contra el cambio climático desde tu casa ahora es más posible que nunca

En Tenerife el sol brilla 360 días al año. Adeje Verde ofrece un viaje hacia un suministro energético más sostenible al capacitar a la gente para producir, compartir y utilizar colectivamente la energía solar local
Luchar contra el cambio climático desde tu casa ahora es más posible que nunca
Advertisement

Alrededor del 40% de los españoles cree que el calentamiento global o el cambio climático es uno de los tres principales problemas medioambientales a los que se enfrenta España, seguido de la gestión de residuos y la contaminación atmosférica lo que perjudican gravemente al medio ambiente, contribuyen al calentamiento global y al empobrecimiento de la vida. 

Debido a las actividades y emisiones masivas del hombre, este fenómeno se ha visto incrementado. Como resultado de ello se da el aumento del nivel del mar, que causará daños a la infraestructura y las playas, con pérdidas para el sector turístico, reduciéndose las pernoctas en España, incluyendo las Islas Canarias, en un 96% en 2080. Otro efecto adverso son los eventos climáticos extremos como tormentas, huracanes, incendios y sequías que causarán daños a nuestros cultivos y a los procesos de producción de alimentos. Otra consecuencia del cambio climático afectará a la biodiversidad, ya que el 50% de la fauna de España podría verse reducida a la distribución actual de su hábitat en más de un tercio.

Atendiendo a todos los puntos anteriores, cada vez toma más fuerza la responsabilidad social porque solo juntos podemos afrontar los retos climáticos.

Abordando estos retos:

Las islas europeas tienen el potencial de ser pioneras en la transición energética limpia. Están dotadas de excelentes condiciones para producir energía a partir del sol, el viento y las olas. Sin embargo, a menudo carecen de la infraestructura necesaria para aprovecharla al máximo. El almacenamiento de energía y la escasa capacidad de la red plantean grandes retos, lo que hace que la mayoría de las islas importen energía de fuentes de combustibles fósiles del continente. Así, las islas siguen dependiendo en gran medida de los combustibles fósiles. Las Islas Canarias no son una excepción: el 79% de la electricidad de la isla de Tenerife procede de fuentes fósiles. Lo que se traduce en que los precios de la electricidad pueden ser hasta diez veces superiores a los de la península, además de ser extremadamente volátiles. 

Teniendo en cuenta estos datos y las condiciones perfectas para la producción de energía renovable, especialmente la disponibilidad del sol, las islas ofrecen un campo de pruebas ideal para los futuros sistemas energéticos. En los próximos años podríamos asistir a un aumento significativo de los activos renovables en ellas y a un despliegue de tecnologías novedosas bastante interesantes, que darán sus primeros pasos en las islas y entrarán en el mercado masivo continental más adelante. Especialmente, las Islas Canarias pueden convertirse en pioneras debido a la orientación hacia el futuro de sus habitantes y municipios y su conciencia de lo importante que es crear un “futuro verde”.

Esta participación activa de los ciudadanos junto con la implantación de las tecnologías necesarias, como los sistemas solares fotovoltaicos. Ambas nos ayudarán a cumplir el objetivo del Gobierno de Canarias de que todas las islas funcionen con energías 100% renovables en 2040.

Empoderamiento de las personas

A medida que la gente se va concienciando de los retos climáticos, aumenta considerablemente el número de ciudadanos que quieren contribuir a la transición energética, por ejemplo con sistemas fotovoltaicos. Para acentuar esta tendencia, Europa pone el foco en la capacitación de las personas: Basándose en el Paquete Europeo de Energía Limpia, se van a transponer nuevas normas a todos los Estados miembros de la UE. España es el país que lleva la delantera en la implantación de comunidades de autoconsumo energético. Teniendo en cuenta que estas comunidades energéticas permiten compartir por primera vez el excedente de energía con los vecinos cercanos, esto significa también que, por ejemplo, las personas que no tienen un tejado (y por tanto no tenían acceso directo a la energía fotovoltaica hasta ahora) tienen la oportunidad de hacerlo.  

Es por ello que el Ayuntamiento de Adeje y E.ON Innovación han creado la primera comunidad ciudadana de autoconsumo energético innovadora de Europa, Adeje Verde. Esta iniciativa es la primera de este tipo en Europa y permitirá a los ciudadanos de Adeje y a las autoridades locales producir, compartir y utilizar colectivamente su propia electricidad renovable. 

A través de este innovador enfoque de participación ciudadana, se crea una comunidad energética formada por varios “círculos” locales, cada uno de ellos equipado con una planta fotovoltaica en su centro. Cada uno de estos sistemas fotovoltaicos proporcionará energía solar a varios vecinos en un radio de 500 metros alrededor del activo de producción. Todos estos círculos juntos formarán una gran comunidad energética Adeje Verde. 

Se ha instalado el primer sistema fotovoltaico de esta comunidad en el tejado de la Escuela Municipal de Música de Adeje (EMMA). Se espera que para el verano de 2022, 200 hogares comiencen a consumir colectivamente energía de esta planta fotovoltaica, que producirá unos 149.200 kilovatios hora al año, reduciendo las emisiones de CO2 en 116 toneladas anuales. Esto equivale a 469.173 kilómetros , es decir, como si hiciéramos un viaje de ida a la Luna, según la Agencia de Protección del Medio Ambiente de los Estados Unidos. 

Juntos podemos hacer la transición a la energía verde local y luchar contra el cambio climático.Para más información visita https://adejeverde.com/.

TE RECOMENDAMOS