sucesos

Organizan una barbacoa y terminan por quemar una zona protegida en Lanzarote

El Destacamento del Seprona Timanfaya de la isla de Lanzarote ha investigado a tres personas por presuntamente quemar una zona protegida en Lanzarote
quemar una zona protegida en Lanzarote
Investigados por hacer una barbacoa y quemar una zona protegida en Lanzarote. DA

El Destacamento del Seprona Timanfaya de la isla de Lanzarote ha investigado el 23 de marzo a tres personas por presuntamente quemar una zona protegida en Lanzarote.

A los investigados se les atribuye la presunta autoría de un delito de incendio al realizar una barbacoa en las inmediaciones de la casa rural que habitaban y ocasionar posteriormente el inicio de un fuego a escasos metros del foco principal, afectando a 40 metros cuadrados de cañaveral del espacio natural protegido del Archipielago Chinijo.

El incendio se originó sobre las 20.00 horas del 20 de marzo en el Barranco de la Poceta, en Caleta de Famara, ubicado dentro del Parque Natural del Archipiélago Chinijo y hasta el lugar acudió una dotación de bomberos que controló el foco del fuego, así como se personaron en la zona una patrulla de la Guardia Civil de Costa Teguise y otra de la Policía Local de dicho municipio.

Investigación por quemar una zona protegida en Lanzarote

En el lugar el DEPRONA tuvo conocimiento de estos hechos, por lo que realizó la correspondiente inspección técnico ocular para detectar el índice delictivo que pudieran constituir, localizando una casa rural a escasos metros del foco inicial y que estaba habitada por tres personas que manifestaron que habían hecho una barbacoa justo antes de declararse el incendio en los exteriores de la vivienda, según ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

En este sentido, explican que supuestamente el incendio se originó minutos más tarde y se propagó con gran velocidad, por lo que los habitantes de la vivienda procedieron a su extinción con una manguera de agua y con todo lo que estaba a su alcance, llegando inmediatamente los bomberos, que finalizaron la extinción del mismo.

La barbacoa se realizó a unos 15 metros del punto de inicio, pudiéndose comprobar como la misma no estaba cubierta y además carecía de chimenea apaga chispas, por lo que se prevé que el fuego se inició al caer dentro del cañaveral material incandescente procedente de la barbacoa y transportado por el viento.

Algo ocurrido ocurrió en el Teide

La Fundación Telesforo Bravo denunció hace meses a través de su cuenta de Facebook el abandono de una barbacoa en el Parque Nacional del Teide, muy cerca del lugar donde se produjo el último conato de incendio.

Concretamente, ha ocurrido sobre los Azulejos, muy cerca de los Roques de García. Los miembros de la fundación desvelan que sobre el lugar pueden apreciarse cenizas y un círculo de rocas ahumadas y advierten: “Si hubiera saltado una brasa hubiéramos tenido otro conato”.

Según la propia Fundación Telesforo Bravo, pudo ser usada durante la noche de San Juan para, posteriormente, ser abandonada en el lugar.

TE RECOMENDAMOS