economía

La subida de los precios en España costará 2.666 euros a cada familia

La guerra en Ucrania tendrá un impacto significativo en la subida de los precios en España
subida de los precios en España
La subida de los precios en España supondrá un duro golpe para las familias

La guerra en Ucrania tendrá un impacto significativo, a pesar del relativo pequeño tamaño de las economías de los países en conflicto, y podría llegar a restar más de un punto porcentual al crecimiento global, mientras que sumará 2,5 puntos a la inflación, situándola en torno al 6,7 por ciento, según ha advertido la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). En este contexto, la subida de los precios en España costará 2.666 euros a cada familia.

Si se cumple la previsión de Funcas y 2022 cierra con una tasa de inflación en el conjunto del año del 6,8%, ese será el incremento que deberá afrontar cada familia debido a la subida de los precios en España. La inflación que calcula Funcas se asienta sobre un precio del barril de crudo Brent de 120 dólares y un alto precio del gas por la crisis con Rusia. Pero existe la esperanza de que el coste del petróleo sea algo menor.

En los últimos días, la escalada del oro negro ha dado un respiro y este miércoles cotizaba ligeramente por encima de los 100 dólares. No obstante, los analistas no descartan que vuelva a subir, dada la fuerte volatilidad en la que están sumidos los mercados.

En todo caso, en un escenario alternativo que ha dibujado el citado think tank en el que las tensiones en los mercados de la energía se relajaran de forma permanente, la tasa media anual de inflación sería del 5,9%. Y, en este caso, la subida de los precios en España tendría un coste medio por hogar de 2.399 euros en 2022.

Subida de los precios en España y en todo el mundo

En el caso de Estados Unidos, las previsiones de la OCDE anticipan un freno de ocho décimas al crecimiento del PIB en 2022 y una aceleración de 1,5 puntos de las presiones inflacionistas.

Asimismo, bajo el supuesto de que las perturbaciones de los mercados financieros y de materias primas persistan durante el año, las previsiones de la OCDE contemplan una “profunda recesión” en Rusia, con una caída del PIB de más del 10 por ciento y un aumento de la inflación de hasta 15 puntos porcentuales.

“Justo cuando la economía mundial parecía estar emergiendo de dos años de la crisis del Covid-19, ha estallado una guerra brutal y devastadora en Europa”, ha señalado la economista jefe y secretaria general adjunta de la OCDE, Laurence Boone.

En su análisis, la OCDE reconoce que la guerra complica la labor de las autoridades políticas y monetarias, pero considera que los pasos hacia la normalización de la política monetaria deberían continuar en las economías avanzadas, aunque subraya que deberá desarrollarse a un ritmo diferenciado y con frecuentes reevaluaciones a medida que evoluciona el conflicto.

“Los argumentos a favor de la normalización son particularmente sólidos en economías como Estados Unidos, donde la recuperación de la pandemia está muy avanzada y las señales de presiones inflacionarias duraderas ya eran evidentes”, apunta la organización, que considera recomendable un ritmo más lento de normalización en las economías donde la inflación subyacente sigue siendo baja, las presiones salariales siguen siendo modestas y el impacto adverso del conflicto sobre el crecimiento es mayor.

Pero no solo se teme una subida de los precios en España. el Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra ha decidido elevar en 25 puntos básicos el tipo de interés de referencia para sus operaciones, que pasará a situarse en el 0,75%, según ha anunciado la institución, que ha subido el precio del dinero por tercera reunión consecutiva.

La subida del precio del dinero fue adoptada por una mayoría de 8 votos a favor del alza de un cuarto de punto porcentual contra uno que prefería mantener la tasa en el 0,5%.

TE RECOMENDAMOS