cultura

Sylvain Adnet exhibe su obra escultórica en Tegueste

La muestra 'Nidus' se podrá visitar hasta el próximo viernes, 25 de marzo, en la Sala Prebendado Pacheco
Cartel de la muestra ‘Nidus’

Por Benjamín Reyes

La Sala Prebendado Pacheco de Tegueste acoge hasta el próximo viernes, 25 de marzo, la exposición escultórica Nidus del artesano tornero (como él mismo se define), Sylvain Adnet, conocido popularmente como Silvano.

Este artesano francés, teguestero de adopción, se adentra en su primera exposición individual con el concepto de nido como referencia central. Nidus incluye 17 esculturas concebidas en distintos tipos de maderas como ébano, nogal, encina, cupreso o ediciones al linóleo sobre papel. La muestra está abierta de lunes a viernes en horario de 17.00 a 20.00 horas.

La inauguración tuvo lugar el pasado viernes 11 de marzo, con gran asistencia de público que escuchó el discurso de presentación de Celestino Celso Hernández donde destacó: “(…) a Silvano le hemos podido encontrar en primera línea de reivindicaciones sociales, culturales y medioambientales, también como buen elaborador de artesanía, en particular de la madera. Recuerdo uno de sus detalles, un bolígrafo con contenedor elaborado en madera, que me hizo entrega en su momento. Ahora ha dado un paso adelante, sin dejar de considerarse artesano, y presenta sus últimos trabajos en la Sala Prebendado Pacheco, bajo el título de Nidus, que incluye esculturas en distintas maderas, como ébano, nogal, encina y cupreso, y ediciones al linóleo sobre papel. Recurre también a otros materiales, como el alabastro, pues desea que nada quede fuera de su atención, incluidas las bases, engarces, o apoyos de sus piezas”.

Su alocución continúo con las siguientes palabras: “Me indica Silvano que el título elegido para su exposición, Nidus, lo escribió, a propósito, en latín, porque, como amante que es de la naturaleza, desea unirse al espíritu de los botánicos, cuando eligen para denominar a las plantas y los árboles nombres en latín, como el Ebenopsis, el Juglans regia, o la Quercus ilex. Y Nidus, al mismo tiempo, porque en ese elemento, en ese minúsculo espacio, tiene lugar el comienzo de la vida, también de nuestras vidas. De ahí parte todo, desde el nido daremos nuestros primeros pasos, todos los seres vivientes. Es pues un signo de futuro, de ilusión, de esperanza, incluso de alegría, como en alguna de sus obras, en la que parece asociarse, con las cuerdas de un arpa, o las líneas de un pentagrama, al canto de los pájaros. Aunque también puede llegar a convertirse en un lugar que nos fije, nos atrape, o nos confine. Y, en ese caso, los pájaros, el nido, quedan enjaulados”.

La exposición se clausura este viernes. / DA

Celestino Celso Hernández concluyó: “Podríamos decir que Silvano ya había hecho alguna incursión en el terreno del arte, antes de esta exposición. Y lo hizo, desde su condición de artesano, como ayudante de taller de uno de nuestros más interesantes escultores canarios actuales, Carlos Nicanor, que ha traído aire renovador a nuestra escultura. Nueva brisa que otro teguestero, Juan Carlos Batista, también aportó, en su día, de modo destacado, entre los escultores canarios de los 80. Según me señaló Carlos, en un breve encuentro que tuvimos los tres, en casa de Silvano, aquí en Tegueste, pueblo que Carlos también ha adoptado y en donde tiene su taller, él animó a Silvano a que realizara una muestra individual de sus obras. Un bonito gesto, y de agradecer, de Carlos hacia su ayudante y amigo Silvano, al tiempo que Carlos ha venido a convencerse de que el ejercicio del arte también resulta de gran ayuda a la persona, por su componente terapéutico. En suma, en Prebendado Pacheco estamos los amigos de Silvano, justo cuando más le podemos aportar y apoyar, al emprender este nuevo camino, aún incierto, cuando acaba de salir del nido al mundo del arte”.

TE RECOMENDAMOS