guerra en ucrania

Un pueblo bajo el asedio de las bombas, sin luz, agua ni calefacción

El primer corredor humanitario fracasa y las tropas rusas estrangulan Mariúpol, que sigue aislada; la ONU confirma más de 1,3 millones de refugiados ucranianos

Rusia anunció ayer un alto el fuego temporal en las ciudades ucranianas de Mariúpol y Volnovaja para habilitar dos corredores humanitarios y permitir, así, la evacuación de los ciudadanos en ambas localidades. Sin embargo, pocas horas después del anuncio Ucrania denunció que las tropas rusas no estaban respetando la tregua temporal. Los bombardeos no cesaron en Mariúpol e impidieron la evacuación de miles de personas. Desde Moscú culparon a grupos nacionalistas de la región de Donetsk.
Tras este presunto incumplimiento de Rusia, la evacuación de la población civil de Mariúpol, en el sureste del país que se ha convertido en un verdadero escenario de guerra, quedó aplazada. “Debido a que la parte rusa no respeta la tregua y continúa el bombardeo, tanto de la propia Mariúpol como de sus alrededores, por motivos de seguridad se aplaza la evacuación de la población”, explicó el Ayuntamiento de la ciudad a través de Telegram. “Pedimos a todos los ciudadanos de Mariúpol que se marchen (de los puntos de concentración y recogida) y vayan los refugios”, añadió.
De acuerdo con la Alcaldía de la estratégica ciudad portuaria, que tiene casi 450.000 habitantes, posteriormente se trató de llevar a cabo nuevas negociaciones para el alto el fuego, que, al parecer, resultaron infructuosas. La medida iba a permitir que la ciudad recuperara luz, agua y comunicaciones móviles, así como productos y medicamentos esenciales.

LA CIUDAD
Mariúpol, la ciudad portuaria por antonomasia de Ucrania y uno de los puntos estratégicos del país, lleva bloqueada desde ayer por las fuerzas rusas. La ciudad de la región de Donetsk, con casi 450.000 habitantes, ya se encontraba asediada el viernes por las tropas del Kremlin.
“Mientras resolvemos problemas humanitarios y buscamos todas las formas posibles de sacar a Mariúpol del bloqueo, nuestras respetadas Fuerzas Armadas de Ucrania, la Guardia Nacional, el Regimiento de Azov, infantes de marina, guardias fronterizos, guardias marinos, policía y rescatistas se mantienen como un confiable escudo en las afueras de la ciudad”, escribió el alcalde de la ciudad, Vadym Boychenko, en su cuenta de Telegram en el último parte de la noche. “Nuestros defensores no dejan entrar a los invasores en Mariúpol”, dijo.
El regidor había asegurado en la madrugada del jueves que la ciudad se encontraba al borde de una “catástrofe humanitaria”, teniendo en cuenta que Mariúpol se quedó sin electricidad, agua y calefacción debido a los constantes bombardeos del Ejército de Vladímir Putin.
Cabe recordar que en la segunda ronda de conversaciones en territorio bielorruso, Rusia y Ucrania acordaron la creación de corredores humanitarios, además de la declaración de un alto el fuego que permitiese la evacuación de los ciudadanos en las ciudades asediadas.
“Las partes han llegado a un entendimiento sobre la creación conjunta de corredores humanitarios con un alto el fuego temporal”, señalaba esta semana el asesor presidencial ucraniano, Myjailo Podoliak. No obstante, la delegación ucraniana confirmó que no obtuvo “los resultados que esperaba” y que continuará el diálogo con el Kremlin en “una tercera ronda de conversaciones”.

TE RECOMENDAMOS