sociedad

Francisco Vera, miembro del Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas

El menor colombiano, Premio Arona SOS Atlántico, formará parte de un equipo de 12 jóvenes activistas que asesorará a la ONU sobre cómo afecta el cambio climático a los derechos de la infancia

La Organización de las Naciones Unidas [ONU] está trabajando en una observación general sobre los derechos de la infancia y el medioambiente, con especial atención al cambio climático y cómo está perjudicando a la situación de niños y niñas de todo el mundo. Para ello, ha constituido un equipo de 12 activistas y defensores del medioambiente y los derechos de la infancia para asesorar este documento, que será también una guía sobre qué deben hacer los gobiernos para defender estos derechos. Entre los jóvenes asesores se ha elegido al activista colombiano, de 12 años, Francisco Vera Manzanares, premio Arona SOS Atlántico y embajador internacional de este festival, que promueve la protección de los océanos y los cetáceos, en particular, y de la Naturaleza, en general.


Tras conocerse el nombramiento, el alcalde de Arona, José Julián Mena, hizo pública su felicitación a Francisco Vera, subrayando la importancia “y el acierto de que un festival que tiene el corazón en el municipio lo haya premiado y elegido su embajador. Su elección como miembro del comité no hace sino impulsar la proyección internacional del mensaje que transmite Arona de respeto al medio ambiente y, muy especialmente, a la riqueza de nuestros mares. Hoy es un día de enhorabuena para todas y todos los aroneros”, remarcó.


Los niños y jóvenes del mundo que guiarán al Comité de Derechos del Niño de las Nacionales Unidas para la creación de derechos medioambientales de la infancia, junto a Francisco Vera Manzanares, son los activistas por los derechos de los niños y niñas, Angella Fostino, George Kande y Olt Kastrati; las activistas climáticas Aniva Clarke y Tânia dos Santos Maia; la defensora de los derechos del niño, Bach Lam; la defensora del clima, Sagarika Sriram; la influyente climática, Elizabeth N.; el activista climático y de los derechos del niño, Kartik Verma; Madhvi Chittoor, activista por el residuo cero, la ecoética y la justicia climática y Maya-Natuk Rohmann Fleischer, activista por los derechos del niño y contra el cambio climático.


Fundador del movimiento Guardianes por la Vida, integrado por niños del mundo que defienden el medioambiente, el activista colombiano Francisco Vera Manzanares participó, en Tenerife, La Gomera y Lanzarote, en el programa de la octava edición del Festival Arona SOS Atlántico, que se desarrolló en Madrid y Canarias, en 2021, año en el que se desplazó también a la Cumbre contra el Cambio Climático en Glasgow (COP26), ciudad inglesa en la que coincidió con Greta Thunberg.


Vera Manzanares y Juan Alejandro Gaviria comenzaron el movimiento Guardianes por la Vida, con una primera acción para plantar árboles en el Parque La Molienda, en su Colombia natal, junto con otros cinco niños y niñas más, con el que pidieron a su gobierno municipal implementar una Acción Climática Ya. Poco a poco fueron extendiendo sus acciones, hasta llegar al propio Congreso de la República de Colombia, en 2019, donde Francisco Vera Manzanares pidió “legislar para la vida”, en una intervención histórica que llamó la atención del país. Además de continuar solicitando declarar la emergencia climática o la prohibición del testeo en Colombia o de la utilización de plásticos de un solo uso y fomentar la pedagogía ambiental, este movimiento ya ha sembrado unos 300 árboles en el país latinoamericano.


Además, Vera Manzanares fue reconocido por la Alta Comisionada por los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, por su contribución para construir una sociedad mejor y fue designado Embajador de Buena Voluntad de la Delegación Unión Europea en Colombia.

TE RECOMENDAMOS