cultura

La ULL honra a César Manrique y le otorga su Medalla de Honor

La Universidad de La Laguna entrega a título póstumo su más alta distinción al artista y activista medioambiental nacido en Lanzarote, “cuyo eco sigue resonando hoy en día”
El Paraninfo de la Universidad de La Laguna fue el escenario del reconocimiento a César Manrique. / Sergio Méndez

La Universidad de La Laguna (ULL) entregó ayer, a título póstumo, su Medalla de Honor a César Manrique (Arrecife-1919-Tahíche, Teguise, 1992), para honrar el legado cultural y la proyección internacional que consiguió el artista y activista medioambiental lanzaroteño a través de su obra.

En el acto, que se desarrolló en el Paraninfo de la ULL, estuvieron presentes la rectora, Rosa Aguilar; los vicerrectores de Cultura e Innovación Docente, Juan Méndez y Néstor Torres, respectivamente, y la secretaria general, María Elvira Afonso. Además, los acompañaron la presidenta del Cabildo de Lanzarote, María Dolores Corujo; el catedrático de Historia del Arte y director de la Cátedra Cultural César Manrique, Francisco Galante, y el presidente de la Fundación César Manrique, José Juan Ramírez, encargado de recoger este título honorífico.

La rectora de la ULL, Rosa Aguilar, durante su intervención. / Sergio Méndez

La rectora definió a Manrique como “una de las figuras más importantes de Canarias, cuyo eco sigue resonando hoy en día”, al tiempo que subrayó que esta concesión estrecha aún más el vínculo que ya existía entre la institución académica y artista lanzaroteño. Francisco Galante puso de relieve que “la Universidad de La Laguna siempre ha estado con Manrique”.

RECUPERAR EL MENSAJE ECOLOGISTA

Fue el 25 de septiembre de 2019 cuando se determinó la concesión de este reconocimiento. Galante explicó que el principal motivo por el que se le otorga a César Manrique reside en su repercusión internacional y su defensa de la naturaleza, ya que “fue un ecologista mucho antes de que se popularizara el concepto de ecologismo”. De igual modo, agregó que el creador lanzaroteño “estaría satisfecho por ver reconocida su obra, pero insatisfecho por ver en qué se ha convertido su legado”, teniendo en cuenta “la crisis climática, las guerras y el poco respeto por la naturaleza que nos rodea”. Por ello, expuso que el mensaje del autor “ha sido pervertido” y se debe recuperar, porque este legado “nunca quiso ser un objeto de museo, sino hacernos partícipes a todos de su activismo a través del arte”.

El artista lanzaroteño César Manrique. / DA

Ramírez señaló que Manrique no únicamente defendía la naturaleza de Canarias, sino de todo el mundo, y por ello “no debemos reconocerlo como un artista solo lanzaroteño, canario o español, porque es universal”.

María Dolores Corujo mostró su agradecimiento en nombre de Lanzarote, lugar de origen del artista, por la medalla otorgada por la ULL, en especial cuando el aniversario del nacimiento del artista está tan reciente, ya que se hubiese celebrado el pasado domingo. “Hoy, gracias a esto, se demuestra que la obra de César es inolvidable”, afirmó la presidenta del Cabildo lanzaroteño.

Rosa Aguilar remarcó que César Manrique no solo es inolvidable, sino también inmortal, ya que ha conseguido que su mensaje conservacionista llegue hasta la actualidad, “impulsándonos a seguir con la lucha para construir un mundo mejor y mantener viva la conciencia social”, apostilló la rectora de la institución académica radicada en La Laguna.

Es la tercera ocasión en toda su historia que la Universidad de La Laguna entrega su Medalla de Honor. Anteriormente las recibieron la reina Sofía de España, en 1991, y, como Manrique, a título póstumo, el jurista y expresidente del Tribunal Constitucional, Francisco Tomás y Valiente, en 1996.

TE PUEDE INTERESAR