medio ambiente

“Los murciélagos actúan en Canarias como insecticidas naturales”

En el día mundial de este mamífero, el naturalista y divulgador medioambiental José Manuel Moreno destaca al orejudo canario
Murciélago rabudo
Foto: Domingo Trujillo

Por José Manuel Moreno

Hoy vamos a hablar de los murciélagos o quirópteros, unos fascinantes mamíferos poco conocidos, debido a sus hábitos nocturnos y gran capacidad de vuelo. Hablaremos de ellos porque hoy domingo, 17 de abril, se celebra el Día Internacional de la Apreciación de los Murciélagos, cuya finalidad es informar al ciudadano de los beneficios y valor ecológico de estos animales, así como concienciar de lo importante que es su conservación, al hallarse cada vez más amenazados, con una disminución alarmante de sus poblaciones en los últimos años. Por eso, todas las especies de murciélagos están protegidas legalmente en España, y en el resto de Europa. De las 30 especies de murciélagos que encontramos en el territorio español, 11 se recogen en el Catálogo Español de Especies Amenazadas como Vulnerables, una En peligro de extinción y el resto en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial.

Se trata de una iniciativa de la organización Bat Conservation International, preocupada por la crítica situación en la que se encuentran estos mamíferos. Por consiguiente, podemos contribuir a la conservación de los quirópteros llevando a cabo campañas educativas y de divulgación, como hace hoy este medio de comunicación, en la que se resalta la gran importancia ecológica que tienen estos seres vivos.

-¿Por qué son tan importantes los murciélagos en Canarias?
Todas las especies que habitan en nuestras islas se alimentan exclusivamente de invertebrados, por lo que ayudan a controlar las plagas de insectos voladores, podemos decir que actúan como insecticidas naturales, manteniendo un correcto equilibrio ecológico.

-¿Cuáles son las principales amenazas que sufren en Canarias?
Los quirópteros son mamíferos muy vulnerables al ser muy sensibles a agentes externos, agravado por el hecho de que, al vivir en colonias, estos pueden afectar a todos los ejemplares a la vez. 1) El uso abusivo de pesticidas e insecticidas. 2) La disminución o transformación de las masa forestal, uno de sus principales hábitats. 3 ) Los incendios forestales y 4 ) La obstrucción de las entradas a sus refugios, o el inadecuado enrejado de las cavidades volcánicas, así como la destrucción de sus lugares de cría.

-¿Qué actuaciones de las administraciones públicas contribuyen a frenar la disminución de las poblaciones de murciélagos?
1) Fomentar más los estudios de investigación, destinados a conocer con más exactitud el número de ejemplares, distribución, ecología, migraciones, factores de amenaza, la incidencia del cambio climático, etc. 2) Impulsar o continuar con medidas que contribuyen a su conservación, como la colocación de cajas especiales para paliar los cada vez más escasos lugares para refugiarse y criar, y que las rejas que se instalan, para controlar la entrada a galerías y otros lugares, sean adecuadas para el acceso a los murciélagos, etc. 3) Continuar con la feroz lucha contra los incendios forestales. 4) Favorecer que cada vez más se usen en la agricultura insecticidas no dañinos para las poblaciones de murciélagos, cambiándolos por métodos más ecológicos y 5) Realizar más campañas de divulgación y concienciación.

-¿Cuántas especies de murciélagos hay en Canarias?
“En el archipiélago canario crían siete especies de murciélagos, siendo estos de los pocos vertebrados autóctonos, es decir, que no han sido introducidos por el hombre: Orejudo canario, murciélago de Madeira, murciélago montañero, murciélago de bosque, murciélago de borde claro, nóctulo pequeño y murciélago rabudo. De las siete especies presentes en nuestras islas, una de ellas, el orejudo canario (Plecotus teneriffae) es endémica, y otra, el murciélago de Madeira (Plecotus maderensis), endemismo de la región macaronésica (Canarias, Madeira y Azores). Por si esto fuera poco, estudios recientes han elevado a la categoría de subespecie endémica a la población canaria de Murciélago de Bosque (Barbastella barbastella guanchae).

-¿Cómo ven durante la noche los murciélagos que viven en nuestra islas?
Al igual que el resto de los murciélagos del mundo, son animales nocturnos con una escasa visión, pero con una capacidad de vuelo impresionante, gracias a su sistema de ecolocalización, mediante la emisión de ultrasonidos o sonidos de baja frecuencia, no audibles por el ser humano ( a excepción de algunos de los sonidos audibles que sí emite el murciélago rabudo).

Los investigadores, para poderlos identificar, utilizan grabadoras especiales que captan ultrasonidos, y posteriormente los transforman en gráficas o sonidos audibles.

Como cada especie emite ultrasonidos diferentes, logramos identificar a las distintas especies, sin necesidad de verlos, convirtiéndose en una herramienta muy valiosa para la investigación.

-Algunos datos sobre la biología y ecología de estos animales en Canarias.
Como ya hemos dicho, se alimentan de insectos durante la noche, siendo vistos a menudo cazando alrededor de las farolas, o encima de las copas de los árboles y charcas, donde se concentran los insectos voladores. La mayoría de ellos viven en las islas occidentales: Tenerife, La Gomera, La Palma, El Hierro y Gran Canaria . En las islas de Lanzarote y Fuerteventura vive solo el murciélago de borde claro. Habitan en lugares con vegetación y agua, barrancos, acantilados, pueblos y alrededor de los bosques, refugiándose durante el día en grietas y cavidades. El orejudo canario también utiliza durante la noche las cuevas volcánicas, posiblemente para descansar y devorar a sus presas, como las mariposas nocturnas.

-¿Qué especie de murciélago sobresalen en Canarias?
El orejudo canario, por ser una especie endémica. Está presente en las islas de Tenerife, La Palma, El Hierro, y quizás también en La Gomera. Las cavidades volcánicas constituyen, como hemos dicho, sus refugios durante la noche, por lo que las cuevas más expuestas deben conservarse colocando rejas que impidan las visitadas descontroladas. Pero estas rejas deben ser las apropiadas, con supervisión de los científicos, que saben cómo deben fabricarse, para permitir, tanto la entrada como la salida en vuelo de los murciélagos.

Me gustaría terminar diciendo que los murciélagos, debido a sus hábitos nocturnos y aspecto, han sido considerados animales peligrosos y maléficos. El cine y la literatura han contribuido en ello, pero eso es un auténtico mito, ya que son animales totalmente inofensivos, que no deben ser perseguidos, como ocurre, por desgracia, en algunas partes del planeta. Haría un llamamiento a las Administraciones responsables en la conservación de la naturaleza a llevar a cabo más campañas educativas; no hay mejor herramienta que esta para que el ciudadano adquiera conciencia de lo importante que son, y de la necesidad de su conservación.

TE RECOMENDAMOS