política

Pérez niega “autoridad moral” a Clavijo para ejercer un “liderazgo”

El senador socialista afea al expresidente canario que renunciara a “liderar la oposición” en el Parlamento regional: “Salió pitando y rehuyó su responsabilidad"
Santiago Pérez. DA
Santiago Pérez. DA

El senador del PSOE por Canarias, el concejal lagunero Santiago Pérez, considera que su homólogo de CC, el expresidente del Gobierno autonómico Fernando Clavijo, “no tiene política ni moralmente la menor autoridad para ejercer liderazgo alguno en Canarias, ni para proponer un acuerdo de todas las fuerzas políticas y sociales del Archipiélago [ante las eventuales prospecciones frente a Lanzarote y Fuerteventura], no se sabe muy bien si contra Marruecos o contra al Gobierno de España, sobre la base de la desconfianza y la descalificación absolutas” del Ejecutivo de Pedro Sánchez. En su opinión, “es una provocación y un insulto a la inteligencia; y más aún, cuando proviene de un personaje y de una ATI-CC que llevan en su ADN el gen de la traición a los pactos”.

Pérez afea a Clavijo que renunciara a “liderar la oposición” en el Parlamento canario: “Salió pitando para aforarse en el Senado y rehuyó su responsabilidad. Se marchó, corriendo, y se negó a desempeñar el puesto que le tocaba porque acabó creyéndose que tenía derecho a gobernar ganara o perdiera las elecciones. Intentó generar xenofobia manipulando a la ciudadanía contra la emigración desde finales de 2020, lo mismo que ATI en 2006”. Sobre las relaciones con Marruecos, se pregunta si la alternativa es “la guerra”.

El senador socialista se pregunta si “es éste el mismo Clavijo que se reunía a bombo y platillo en vísperas de las elecciones de 2019 con las autoridades marroquíes. ¿Es el mismo que fue a ofrecer a unos empresarios norteamericanos a Canarias como la Dubai del Siglo XXI, no se sabe si con esclavitud o sin esclavitud, con democracia o sin ella? ¿Es el mismo Clavijo que ha ejercido en los últimos años de correveidile para Casado y su número dos con la idea de conseguir el apoyo de éstos y desestabilizar la vida política e institucional en Canarias donde pudiera? ¿Es el mismo Clavijo que prácticamente se trasladó a vivir a Lanzarote para fraguar un cambio de Gobierno en el Cabildo y colocar al insigne Sanginés de nuevo en la presidencia?”.

Pérez insiste en que “no puede liderar ninguna vida institucional en el Archipiélago porque es un irresponsable. Ahora quiere dejar de ser el chico de los recados del peor PP, votando constantemente en el Senado con la peor versión de la derecha, para recuperar su viejo esquema de que España traiciona a Canarias, o el de cuando sin saber ni de lo que hablaba proponía a Canarias como Estado Libre Asociado”.

“Y sobre todo –siguió diciendo– no puede liderar algo articulado en una ficción: lo que está ocurriendo es que Clavijo, que intentó generar xenofobia manipulando a la ciudadanía contra los emigrantes ahora, como lo hizo ATI en la ‘crisis de los cayucos’ de 2006, pide al Gobierno de España que rectifique sus últimos pasos encaminados a abrir una nueva etapa con el reino de Marruecos”.

“¿Por qué la alternativa a la diplomacia cuál es, la guerra?”, se pregunta. “Marruecos utiliza las bazas tácticas y estratégicas que usan todos los Estados, sobre todo los que están en fase de consolidación. Y lo podremos llamar chantaje, pero en realidad es estrategia. Además articulada sobre un relato nacionalista, que suele ser la coartada de todas las guerras. Y que en el fondo, con la boca chica y sin ninguna credibilidad, esgrime Clavijo”.

“La única vía alternativa a la confrontación, bélica incluso, es la diplomacia”, terminó diciendo, recordando que “lo que quiere esconder Clavijo es que CC es un conglomerado político encaminado a supeditar a nuestras instituciones democráticas a sus conveniencias, las del complejo empresarial-institucional al que representan, no a los principios de sus militantes y votantes de buena fe, una elite orquestada para saquear el dinero de los contribuyentes, con una larga lista que comienza con Las Teresitas, pasa por Emmasa y acaba de momento con la compra de los terrenos del CD Tenerife, que tiene involucrado a Carlos Alonso, que el propio presidente de CC en Tenerife dice que está en el “banquillo” de precandidatos. Nunca hubo una expresión tan veraz y al propio tiempo desafortunada en la política de la isla”.

TE RECOMENDAMOS