sanidad

Alerta alimentaria: retiradas unas famosas pizzas precocinadas tras morir dos niños en Francia

Las pizzas precocinadas estarían contaminadas con E. Coli productora de peligrosas toxinas que se han vinculado con 75 casos y dos muertes
pizzas precocinadas
Alerta alimentaria: retiradas unas famosas pizzas precocinadas tras morir dos niños en Francia. Pixabay

Las autoridades sanitarias francesas ha pedido a sus ciudadanos no consumir las pizzas precocinadas Fraîch’Up de la marca italiana Buitoni tras vincularlas con varias intoxicaciones de síndrome urémico hemolítico (SUH) en niños, que han provocado dos muertes. Aunque estos productos no se comercializan en España, el patógeno que estaría detrás de la intoxicación, el E. Coli, sí es una causa frecuente de alertas alimentarias.

Las investigaciones sobre los casos graves de SUH notificados en Francia comenzaron el 1 de enero y confirmaron ese vínculo mediante análisis epidemiológicos, microbiológicos y de trazabilidad. A día 28 de marzo se habían notificado 75 casos de SUH en la Francia metropolitana en menores 18 años con una media de edad de siete años, de los cuales dos han fallecido.

Se identificaron en las regiones de Altos de Francia (16), Nueva Aquitania (11), Países del Loira (10), Isla de Francia (9), Bretaña (7), Gran Este (5), Auvernia-Ródano-Alpes (4), Provenza-Alpes-Costa Azul (3), Borgoña-Franco-Condado (2), Normandía (2) y Occitania (2). Las pizzas precocinadas estarían contaminadas por bacterias ‘Escherichia coli productoras de toxinas Shiga’ (STEC por sus siglas en inglés) que pueden provocar calambres abdominales, diarrea sanguinolenta, fiebre y vómitos.

Las STEC han generado distintos brotes de intoxicaciones alimentarias producidas en todo el mundo. Uno de los más recordados es el registrado en Alemania en 2011, que afectó a casi 4.000 personas, de las que 853 desarrollaron un síndrome urémico hemolítico, que desencadenó un fallo mortal en el riñón a 32 personas. Las toxinas Shiga son capaces de atacar al revestimiento de los vasos sanguíneos, desembocando síntomas tras el paso de 3 o 4 días de consumir el alimento infectado.

Las autoridades sanitarias francesas recomiendan a las personas que tengan en su congelador pizzas precocinadas “que hayan sido separadas de su caja, y cuya gama y marca no puedan ser identificadas o claramente conocidas, que no las consuman y las destruyan“. La empresa comenzó a retirar el pasado 18 de marzo todas las pizzas de esta gama comercializadas desde junio de 2021.

No obstante, las autoridades piden a los consumidores que si constatan que las pizzas precocinadas Fraîch’Up de Buitoni aún se venden lo comuniquen en la plataforma SignalConso. Su comunicado insistió en la importancia de visitar a un médico tras consumir el producto retirado si en un plazo de 10 días las personas presentan diarrea, dolor abdominal o vómitos, o si en un plazo de 15 días tienen signos de gran fatiga, palidez o disminución del volumen de la orina, que se oscurece.

TE RECOMENDAMOS